Mis primeras semanas de postparto


Esto está siendo muy duro e intentaré ser lo mas clara y sincera posible porque tengo la impresión de que es un tema del que casi nadie habla abiertamente, todos los comentarios que he escuchado son tipo "verás como cuando tengas a tu bebé en brazos se te olvida el dolor del parto", y ya está, hasta aquí es donde comenta la gente. Nadie me ha hablado de lo duro y difícil que es el postparto y ahora quiero contar cómo está siendo el mío, creo que toda mamá primeriza merece saber lo que es.

Antes de nada quiero dejar claro que con este post no pretendo echar por tierra la maternidad, no quiero echar por tierra lo bonito que es tener al bebé en casa y morirse de amor con cada mirada. Quiero dejar claro que mi intención es hablar con claridad sobre el postparto pero tampoco quiero meter miedo a nadie, mi bebé es lo mas maravilloso que tengo en esta vida, ella es todo mi mundo y lo duras que están siendo estas semanas se compensa con cada mirada.
Haré un post como a mi me hubiera gustado encontrar.

El primer día después del parto fue genial, yo me encontraba estupenda, no me dolía nada pero el segundo día los dolores llegaron sin aviso y es que llegaron en forma de tirones de espalda, presión en el suelo pélvico, dolor de cabeza. Vamos, que me encontraba como si me hubiera atropellado un camión, por suerte pude levantarme a ratitos de la cama y darme una ducha y empecé a ser persona.
Los sangrados de los primeros días han sido muy escandalosos, incluso con coágulos muy grandes pero después de dos semanas de lactancia apenas son unas pocas manchas.
*Briconsejo: para los días de mas sangrado y mientras estén cicatrizando los puntos, en caso de haberlos, recomiendo usar compresas de postparto de algodón, después lo mejor son las compresas para incontinencia.

El tema de la lactancia me está costando un mundo, la niña cogió pecho en la primera media hora del piel con piel, incluso ella misma buscaba el pecho, fue un momento maravilloso. Los días de estancia en el hospital estuve con el calostro y la subida de la leche llegó el día que llegué a casa, tres días después del parto. Tenía los pechos tan hinchados que incluso la zona de la aureola estaba dura y la niña no podía meter todo en la boca así que solamente cogía el pezón y esto destrozó mis pechos tanto que he tenido unas grietas de escándalo, incluso de sangrar mientras la niña tomaba el pecho. La solución han sido pezoneras y con esto la niña bebe muy bien y las grietas se han curado y ahora estoy en misión de quitarme las pezoneras para que tome sin ellas. Ni por muchas cremas que me echase, ni por mucho que pusiera la última gota de leche para hidratar el pezón, nada me ayudó mas que las pezoneras, es cierto que quitarlas va a ser tarea complicada y de muchísima paciencia pero de no haber sido por las pezoneras hubiera mandado a la mierda mi lactancia en la primera semana, antes incluso de la subida de la leche, por suerte hace calor (y esta es la única ventaja que le estoy viendo al postparto en verano) y puedo pasarme el día en topless para airear los pezones.

Los días de la subida de la leche lo pasé mal porque me dolían los pechos un montón, regurgitación y zonas rojas y calientes que pude aliviar dándole el pecho mucho mas a menudo, frotándome y masajeando el pecho con paños calientes antes de las tomas y haciendo emplastos con queso quark bien frío después de cada toma. Teniendo en cuenta que cada hora y media o dos horas ponía a la niña al pecho esto ha sido muchísimo trabajo pero ha valido la pena porque bajó toda la inflamación y se apagaron los calentones y los dolores. Esto ha sido durante la primera semana.

Ahora ha llegado la segunda semana y tengo a la niña pegada a la teta como una garrapata, se queda dormida con el pezón en la boca y en cuanto se lo quito y la dejo a un lado de mi cama o la meto en la cuna de colecho no pasan ni dos segundos y ya está reclamando. Soy un dispensador de leche 24/7, las horas y los días pasan y no se nunca en qué momento me encuentro, he perdido completamente la noción espacio temporal porque todo lo que hago es tener a la niña pegada a mi para darle el pecho.
Al parecer a las dos semanas de lactancia hay una crisis, algo que no me voy a parar a explicar, en esta web lo explican muy bien con lenguaje muy sencillo y claro.

Estoy teniendo momentos de llorar muy fuerte, estoy teniendo momentos de querer tirarme por la ventana. La lactancia me está costando un montón y encima este calor infernal no ayuda para nada.
Poco a poco vamos estableciendo ciertos horarios y es que a eso de las 22h la niña cae redonda y duerme unas cuatro horas, las noches son mas movidas por los picos de prolactina y toma cada dos horas. Durante el día, de momento, tiene mini-siestas que a mi no me ayudan de mucho por la crisis que estamos pasando ahora.

Llevo recluida en casa desde que llegué del hospital, los mas de 30º C no ayudan para nada porque me encantaría poder salir a pasear pero a las horas a las que refresca es cuando el bebé nos da una tregua y duerme unas horas así que mejor dormir nosotros también.

Por suerte en Suiza el seguro médico básico cubre visitas de la matrona en casa durante unas semanas y esto me está salvando porque me da muchos consejos, controla el peso de la niña, controla el cicatrizado de mis puntos y la recuperación y vuelta a su sitio de mi útero, incluso nos ha explicado los básicos del porteo y nos ha enseñado a bañar al bebé. Creo que de no ser por las visitas de la matrona en casa no sobreviviría.

Si sobrevivo a esta crisis de lactancia prometo un nuevo post contando como avanzan los días unas semanas después del parto. Mientras tanto recuerda que me encuentras en Instagram y Twitter.
¡Un saludo!


          

Comentarios

  1. Es muy duro. Yo también lo pasé muy mal, con ataques de ansiedad incluídos. Hasta creo que tuve depresión postparto, pero mi matrona sólo me preguntó una vez: ¿lloras? y yo le contesté que si y ella me dijo que era normal. Punto. No se volvió a hablar del tema.
    Lo único que te puedo decir es que muchos ánimos, sigue tu instinto y que poco a poco va mejorando.
    Muchos besos y ánimo. Aunque muchas veces estemos en el límite a punto de tirarnos por la ventana, no sé de donde sacamos fuerzas y conseguimos acabar el día.

    PD: No sé porqué no me deja identificarme con mi cuenta de WordPress. Sólo deja con la cuenta de Google.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, de alguna manera el día al final pasa y llega el siguiente día. Hay días que me pregunto de dónde he sacado la fuerza y las ganas de seguir. Mi matrona me preguntó un par de veces si he llorado o si lloro, sobre todo los primeros días en casa, me dijo que es normal pero que si seguía con la bajona después de una semana que lo dijera sin tapujos.
      Por suerte esos momentos de querer tirarme por la ventana son muy breves, me concentro en mirar a mi niña, lo bonita que es, en pensar lo duro que ha sido el camino hasta aquí y se me pasa todo. También tengo que decir que la ayuda de Marido es muy importante, sin su apoyo yo no podría ni ducharme, aun que llevamos un par de días que la niña hace una toma y duerme seguidas dos o tres horas y eso para mi ya es un gran respiro.

      Muchísimas gracias por los ánimos, al hablar claramente de ello sois muchas las que me habéis escrito y al menos se que lo que estoy pasando es perfectamente normal, me hace sentir mejor saber que no es mi culpa.

      *el tema de los comentarios, había personas con problemas para comentar en el blog, de esta manera parece que puede todo el mundo.

      Eliminar
    2. Yo tampoco sé que haría sin mi marido. Cuando leo a esas madres que tienen bebes maravillosos que duermen 8h y que no tienen ningún problema con la lactancia ni con nada no sé si creérmelo, la verdad.

      *Okis. XD

      Eliminar
  2. Si me llegas a preguntar te cuento hasta la biblia!!! Porque a mí me pasó algo similar con mi primera hija, tuve un post parto durísimo y siempre que veo a una embarazada la digo que disfrute mucho del parto y el embarazo porque el post y la lactancia son muy duras. Ánimo guapa y disfruta lo que puedas también de esta etapa porque el tiempo pasa y los bebés qñcrecen muy rápido. Un besazo enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XD aún así mira, eres abierta y lo dices a las embarazadas. Pero es que en mi entorno nadie, absolutamente nadie me dijo que el postparto es así de duro (ahora, 20 días después del parto) estoy mas asentada con todo, estoy como mas tranquila.. sigo agotada pero al menos ya no estoy al borde de tirarme por la ventana jajajajajjaa
      Un abrazo!!!!!!

      Eliminar
  3. Muy identificada me siento.
    Nosotros dejamos las pezoneras a las 3 semanas, pero creo que por ellas nunca hubo mucha subida de leche. En fin, fuera como fuese, mucho ánimo! Todo pasa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que me está dando miedo, bebé come y come suficiente porque la cantidad de pañales llenos que tiramos al día son muchos pero aun así me da la sensación que come poco. Igual es percepción mía porque en los últimos días no absorbe.. parece que se comiera mi teta entera como una piraña jajajajajaja Pero sin las pezoneras no hago nada, por mas que lo intente no quiere sin las pezoneras.

      Eliminar
  4. Te entiendo perfectamente. Tuve esa misma sensación. Si ves mis entradas sobre mi postparto catastrófico, verás que hablé de mi experiencia (mala, muy mala) hace la tira.
    https://desdetu.wordpress.com/2015/07/11/el-postparto/
    https://desdetu.wordpress.com/2015/10/03/dudas-existenciales/

    Lo recuerdo como una época muy dura. Estaba exhausta, dolorida, muerta de sueño, con poquita paciencia, me veía fatal delante del espejo, me hacían sentir insegura... Y bueno, cuesta pasar los primeros meses porque los bebés tienen ritmos non-stop. Pero cuando vas viendo que puedes manejar las situaciones, te vas haciendo con las riendas de la maternidad.
    No a todas las mujeres nos va estupendamente en esta etapa. Y es verdad que se cuenta poco.
    Abrazo!
    Liela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los leo cuando tenga un rato! aun que sea cuando tenga a la niña a la teta jajajaja
      Es cierto que se habla poco sobre el postparto, en la gran mayoría de sitios se pinta todo tan bonito..
      Seguiré contando porque ha habido otros momentos de crisis en estos días y hemos tomado algunas decisiones.

      Un super abrazo!!!!!!!!!

      Eliminar
  5. Jo, la verdad es que sí que suena duro. Yo conté mi postparto en el blog, pero el mío fue muy fácil y llevadero, de verdad de la buena. Sin embargo, mi inducción al parto que yo pensaba que sería una tontería, eso para mí fue fue un p**o infierno, muy horrible. Al final es un poco la "suerte" que tengamos cada una en cada cosa... En cualquier caso espero que vaya mejorando el tema y que nos cuentes cuando te deje la pequeña chupóptera (en eso mi hija sí que era igual xD), pero sobra decir e insistir en que por supuesto nada de lo malo es culpa tuya, y que decidas lo que decidas bien estará.

    PD: a mí solo me deja comentar con la cuenta de Google también, y no me deja suscribirme a los comentarios.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Tus comentarios son parte de la vida de este blog.
¡¡Gracias por pasar por aquí!!

Lo + leído

Postparto: mis consejos

Mi embarazo y la fruta