Mis preparativos para la llegada del bebé

Todo tiene su lado malo y su lado bueno, yo siempre intento quedarme con el lado positivo de las cosas y es que si algo bueno tiene la infertilidad es que cuando llega el embarazo una tiene ya muchas ideas de cómo serán los preparativos para la llegada del bebé. Es cierto que tampoco es bueno adelantarse a los acontecimientos y hacer las cosas cuando llegue el momento.

A grandes rasgos yo ya tenía idea de muchas cosas, otras siguen siendo todo un mundo por descubrir como mi desesperación con las talla de la ropa de bebé o los pañales y esto supongo que a todas las madres primerizas nos pasa, quizás algún día le pongo ganas y hago un post solamente sobre este tema.


Mi primera preocupación han sido los muebles porque evidentemente no tenía ganas de tener una barriga de 8 meses de embarazo y ponerme a montar muebles o ver como otros montan esos muebles por mi y perderme la diversión porque ya no me pudiera mover. Mas o menos teníamos mirados los muebles que nos gustaban para la habitación del bebé así que cuando pasamos el umbral de la semana 12, a pesar de mis mareos y mi flojera nos dimos un paseo por el gran gigante sueco de los muebles con lista en mano. Lo primero que cogimos fue la cómoda con cajones, pues ya nos habían regalado ropa de bebé y tiene sentido que pudiéramos empezar a guardarla en algún sitio. Después vino el resto con un envío a casa.
Los muebles que hemos elegido han sido una cómoda Hemnes, que nos viene genial con los cajones de diferentes tamaños. El cambiador de pañales Stuva con un cajón grande y dos pequeños, que nos gustó muchísimo porque es uno de esos muebles que crecen con los niños y una vez pasada la fase pañales se puede adaptar y convertir en escritorio. La cuna Gulliver, la elegimos por su diseño sencillo, el precio y por el hecho de las dos alturas y poder convertirse en cama pequeña quitando uno de los frontales. Y en nuestro caso decidimos comprar una cama grande por si viene visita y con la idea de que también se pueda usar cuando la niña crezca un poco y compramos la cama Tarva de 80 que tiene la opción de convertirse en cama de 160 si viniera a dormir alguien (sobre todo con la idea de si viniera familia desde España), esta cama nos gusta por su ligereza óptica.

Con los muebles compramos la bañera y algunas cajas de almacenamiento para cositas pequeñas que tenemos colocadas en el mueble cambiador con la idea de usarlas para que no estén todas las cosas desparramadas por ahí en los cajones. También compramos el colchón para la cuna y el edredón, la ropa de cama nos la ha regalado mi prima porque sus nenas ya son grandes y no la usan.

Después de los muebles ha ido llegando la ropa, que la tengo colocada mas o menos por tallas y la iré lavando un mes antes de la fecha de parto para poder tenderla al sol. Mucha nos la han regalado otra la hemos ido comprando nosotros porque son cosas que nos han gustado mucho y no hemos podido resistirnos. Mi consejo con la ropa, consejo que me han dado muchas madres, es que no compres talla cero, compra tallas un poco mas grandecitas porque la talla cero le valdrá tres semanas y casi es una pena gastarse el dinero, si cuando el bebé nazca ves que de verdad vas a usar tallas pequeñas unos meses puedes pensar en comprar algunas cosas pero piensa que el peso que nos dicen con las ecografías es estimado basado en mediciones con el ecógrafo y no con una báscula.

*Miniconsejo: voy a comprar unas cuantas bolsas de redecilla, esas que se compran para lavar la ropa delicada, porque no quiero que la ropa minúscula de bebé se pierda en la lavadora (esos clásicos X Files de pérdida de calcetines que todos conocemos).

Junto a la ropa la habitación ha ido cogiendo forma con alfombra y cortinas, todavía me queda por colgar unas ilustraciones preciosas de Alois Carigiet, un artista suizo que tiene muchos libros infantiles, que nos ha regalado mi padre especialmente para la habitación de la niña.
También hemos ido comprando algún libro, que aun que sea pronto son libros que siempre hemos dicho que en cuanto tuviéramos hijos compraríamos así que no nos hemos resistido. Además también algún mordedor y cositas así, tampoco demasiado porque no queremos tener demasiadas cosas, nos han regalado varias cosas que nos encantan como un carrión musical de Chicco que lo colgaremos en la cuna y un peluche con carrión musical que seguramente llevemos en el carro.

Todavía nos faltan los pañales, toallitas húmedas y demás artículos de higiene además de algunos biberones que iremos comprando en el último trimestre del embarazo. A altura de este post quedan 15 semanas de embarazo pero tampoco quiero me entren los agobios a última hora así que ahora que mas o menos sabemos qué productos utilizaremos en un principio iremos comprando para tener al menos reservas cuando llegue a casa el bebé. Con la talla de los pañales la cosa también es un poco complicada, lo que yo haré será comprar una talla algo así para bebés de 3 a 6 kilos, si el bebé es mas pequeño siempre hay tiempo de mandar a alguien a comprar pañales durante la estancia en el hospital para tener los adecuados en casa, y en una cantidad no demasiado grande porque ya he visto muchos anuncios de segunda mano tipo "a mi bebé ya no le sirven" que claramente esas personas compraron pañales en cantidades demasiado grandes.

Hay cosas como el sacaleches lo tengo ya mirado y se cual querría comprar en caso de necesitar uno, no lo compraré a  no ser que llegue ese momento en que lo vaya a necesitar.
Tampoco vamos a comprar bolsa específica para los pañales, me apaña muy bien una messenger bag de la marca Timbuk2 que suelo usar para el material fotográfico y que tiene bolsillos, separadores e incluso un extra interior para llevar botellas que viene genial para un posible biberón. Para mi tiene el tamaño perfecto, no es muy grande pero tiene suficiente espacio y teniendo esta mochila en casa no veo necesidad en gastarme el dinero en una bolsa exclusiva y única para los pañales por muy monas que sean.

Y hasta aquí todos los preparativos hasta ahora. Comprar por comprar nos parece un sin sentido, además que muchas madres me han dicho que compraron cosas pensando que las usarían y se les quedaron sin estrenar así que todo lo demás lo iremos viendo sobre la marcha e iremos comprando cosas según las necesidades.

¿Qué te parece? ¿Cómo has preparado o prepararías la llegada de tu bebé?



Deja tu comentario y no te olvides de seguirme en las redes para estar al día.
¡Un saludo!


          

Comentarios

Lo + leído

Embarazo: semana 37

¿Qué hay en mi bolsa para el parto?