Embarazo: Semanas 21 a 24


Si, si, yo también me estoy frotando los ojos porque en un plis plas me he plantado en el sexto mes del embarazo. Y todavía me parece que fue ayer cuando nos dieron la noticia de que nuestro sueño se ha hecho realidad.

Semana 21

El ecuador del embarazo llegó estando de vacaciones en el mar y así empezó la primera semana del sexto mes, la recta final del segundo trimestre de embarazo.
En el post anterior contaba que en la semana 20 he estado con la tensión un poco baja, parece que la semana de vacaciones en el mediterráneo me ha sentado bien. Ha sido una semana de temperatura agradable, de muchos paseos y muchas horas de sueño y puede que esto haya tenido algo que ver con la mejora de la tensión. Sigo con la medicación, me da miedo que si dejo las pastillas que me regulan me vuelva a subir.
Empiezo a notar el bebé muchísimo, noto patadas, puñetazos y ciertos movimientos. Marido también ha notado ya alguna teniendo la mano en mi barriga.
Pensé que volar me resultaría mas pesado pero mi instinto me llevó a hacer cosas que resultaron las adecuadas para que el viaje fuera lo mas cómodo posible. En este post cuento un poco sobre el tema de volar embarazada.
Me he encontrado tan bien que incluso Marido y yo nos dimos un viajecito en tren para desvirtualizar a personas maravillosas de la #infertilpandy, pero ha sido una semana muy tranquila pero miedo me está dando incorporarme al trabajo en la semana 22 después de 18 días de tranquilidad.

Semana 22

La incorporación al trabajo después de unas largas vacaciones ha sido un poco dura, he terminado la semana laboral agotada, justo como me lo había imaginado porque si ya de normal cuesta volver pues añadiendo que mi barrigota es mas grande y que cada vez necesito mas energía era de esperar que me costaría.
La parte buena es que mi jefe ha aceptado mi sugerencia y cada semana hago el mismo turno para tener un ritmo (esto llevo pidiéndolo desde hace años porque aun sin estar embarazada es super difícil salir un día a las 9 de la noche del trabajo y que el despertador suene al día siguiente a las 6 de la mañana), así que mis turnos rotan por semana y no por día. Dentro de dos semanas tengo mi última semana de turnos de tarde, después de esto ni mi cuerpo puede ya con esas horas ni la ley permite que trabaje después de las 8 de la tarde así que para mi se terminan los cierres durante una temporada.

La semana pasada notaba las patadas de la niña antes de irme a dormir y por las mañanas al estar tranquila, ahora empiezo a notar movimiento durante todo el día, incluso trabajando noto alguna patada. También Marido ha empezado a notar las patadas cuando pone la mano y hasta se ve como se mueve la barriga.

Llevo unos tres o cuatro días con dolor de cabeza así que estoy controlando mi tensión por si está subiendo, si empieza a estar estable en valores altos tendré que comentarlo con mis médicos y para ajustar la medicación a una dosis mas alta pero de momento estoy bien y la ginecóloga me ha dicho que el límite en el que hay que empezar a preocuparse es 140/90 así que al menos se que tengo un poco de margen hasta que empiecen a sonar las alarmas.

Semana 23

Tengo la nariz seca y con costras de sangre y esta semana mas que nunca, en cuanto me meto en la ducha y estoy en un ambiente húmedo se me desatasca y hay momentos que incluso me sangra sin parar (estoy tomando todavía la aspirina cardio y creo que esto no ayuda mucho a que pare de sangrar en el momento). De momento no he encontrado un remedio así que tendré que aguantar.

Me noto la barriga mucho mas dura y rígida, hasta la piel un poco mas tensa de lo que ha estado todas estas semanas así que toca embadurnarme de cremas y aceites sin que se me pase un solo día, hay días que salgo de casa para el trabajo y no me echo nada porque pringo toda la ropa así que ese día me echo por la noche, pero de momento picores y piel seca no estoy teniendo así voy bien es este aspecto.

Tengo algún calambre en las piernas, de estas que se me queda el músculo del gemelo tenso y congelado y me he pasado un par de días con dolor de cabeza así que a ver si me acuerdo de preguntarle a la ginecóloga si el magnesio me ayudaría a estar un poco mejor.


Semana 24

Esta semana no ha empezado tan bien como me gustaría porque me han hecho análisis y tengo anemia, cosa que no me preocupa demasiado porque es algo muy habitual en las embarazadas y teniendo en cuenta que se acerca el tercer trimestre casi es mejor aumentar las reservas de cara al parto y el postparto. Así que suplementos diarios de hierro o infusión en vena, esto todavía esta por ver.
La buena noticia es que pasé por el test de azúcar queda descartada la diabetes gestacional, que esto si que es lo que mas miedo me daba porque el hecho de no poder comer lo que me apetezca lo hubiera llevado fatal, en la próxima visita a la ginecóloga le preguntaré detalladamente para confirmar.

La mejor parte es que ha sido mi última semana con el turno hasta las 9 de la noche y lo agradezco. Aun que la ley laboral en Suiza dice que las embarazadas pueden trabajar de noche hasta 8 semanas antes de la fecha prevista de parto mi jefe ha decidido que para mi ya se han acabado estos turnos así que haré semanas con turnos hasta la 1 de la tarde, las 3 o como muy tarde salgo de allí a las 7.30 de la tarde así que estoy contenta. Ya no solamente porque estar allí hasta las 9 de la noche me estaba empezando a machacar sino porque junto con el turno de la mañana para mi es el mas duro de todos porque hacer el cierre de tienda supone limpieza total y preparar un montón de cosas para el día siguiente y estaba empezando a resultarme agotador. No puedo hacer horas extra, ni un minuto mas por temas con el seguro, así que ha sido una semana de empezar a limpiar y recoger un poco antes para que me diera tiempo fichar a mi hora y con los días he ido notando el cansancio.

Termino la semana 24 con cuatro días libres seguidos ¡así que no puedo pedir mas!


Deja tu comentario y no te olvides de seguirme en las redes para estar al día.
¡Un saludo!


          

Comentarios

Lo + leído

2 meses

Adiós lactancia, adiós