¡No me toques los ...!

De los creadores de "Opiniologos y Listillos" llega ¡No me toques los ...!


Así es, porque estoy hasta los mismísimos ovarios de que la gente se tome la libertad de invadir mi espacio personal sin ningún tipo de miramiento.

Hace unas semanas que mi embarazo ya no se esconde, que se me nota la barriga y la gente entiende esto como si fuera una señal con letrero luminoso que les diera permiso de tocarme la barriga. 
Estoy pensando seriamente en desarrollar una técnica que consiste en lo siguiente: si quien me toca la barriga es mujer mi mano irá directamente a una de sus tetas, si quien me toca la barriga es hombre mi mano irá directamente a su paquete, y a ver si así la gente entiende que siento mi espacio vital invadido.
Seguro que si yo hiciera esto me lloverían bofetadas como panes y dirían que soy una abusona, pues para mi que me toquen la barriga me causa el mismo sentimiento.

Entiendo que un embarazo es una maravilla de la naturaleza, que es algo que a muchas personas llama la atención y que incluso muchas se emocionan porque les parece algo precioso, pero como tal se debe ver desde la distancia y sin tocar. En serio ¿la gente no se puede guardar las manitas en el bolsillo? ¿Tan difícil es? 

Ni si quiera mis familiares mas cercanos, ni si quiera mi madre me ha tocado la barriga, no porque yo no quiera sino seguramente por respeto a mi espacio y eso que ella va a ser abuela y que el embarazo de una hija siempre es algo muy especial. Así que no me entra en la cabeza que gente que apenas me conoce se conceda la libertad de tocarme la barriga, esta barriga por la que he estado casi tres años luchando para tenerla.

¿Te ha pasado? ¿Te pasa? ¿Cómo te has defendido de ello?


¡Un saludo y no te vayas sin dejar tu comentario!


            

Comentarios

  1. Yo dejé muy clarito que toqueteos, ninguno. Si yo lo ofrezco bien, si no, guarda las distancias!
    Vaya gente....
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si fueran personas muy cercanas a mi entorno personal pues vale, pero gente del trabajo... Y todavía no me ha pasado con nadie de la calle, pero el día que me pase no se si aguantaré con la mano en el bolsillo para no dar bofetadas jajajajajaja

      Eliminar
  2. Me pasa, sí. La verdad que no me gusta demasiado.
    También me pasa que ahora todo el mundo te llama gorda libremente jajaj
    Y también me pasa que todo el mundo se me quede mirando la barriga descaradamente como si fuese algo super extraño.
    Aún no le he saltado nada a nadie, sólo a los que dijeron impertinencias verbales, pero debo planteármelo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dales caña, Piruli! Ahora o nunca ;)

      Eliminar
    2. Las miradas todavía no porque con el abrigo de inverno mi barriga todavía se disimula, pero en cuanto llegue la primavera y ya no necesite el abrigo de -20º ya iré viendo. De todas maneras me miran igual en primavera verano porque voy tatuada hasta casi el cuello... así que estoy acostumbrada, me molestan mas las personas que se creen que mi barriga es el oráculo que les dirá el futuro y se frotan con mi panza.

      Eliminar
  3. Oh... Reconozco ese momento, sobre todo en verano... Y eso que yo no estoy ni he estado nunca embarazada! Jajaja. Pero como siempre he sido tripona y me pirran los vestidos con corte imperio, pues la gente piensa que estoy preñá. Más de uno me ha tocado la tripa diciendo "ay que rico! De cuánto estás?". Y se quedan de piedra apartando corriendo la mano cuando les contesto "déjame pensar en esta semana.... de cinco helados, dos pizzas y tres hamburguesas..." Jajajaja.
    Yo creo que esa manía tiene que tener una explicación antropológica, en serio... algo así como cuando se corta el pelo para indicar un cambio en tu vida...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajajjaa ¿en serio te preguntan? ¡¡¡¡¡¡La gente está fatal!!!!!
      Si que debe tener algo antropológico, sino no me lo explico, ya investigaré a ver que conclusiones saco.

      Eliminar

Publicar un comentario

Tus comentarios son parte de la vida de este blog.
¡¡Gracias por pasar por aquí!!

Lo + leído

Embarazo: semana 33

El segundo