El embarazo de una infértil

Mas fotos en mi cuenta de IG

Intento convencerme de que mi embarazo es como el de cualquier otra mujer, intento hacerlo para normalizarlo y despejar las preocupaciones de mi mente pero en el fondo algo me dice que mi embarazo no es como el de las mujeres que lo consiguen de forma natural.

Sin contar el camino hasta el embarazo, que toda persona infértil que me lea sabrá que no es nada fácil, siempre pensamos que cuando llegue el día del embarazo todo está en calma y en sintonía pero no es así. La famosa betaespera son unos días muy duros, de incertidumbre por saber si será o no positivo el resultado de la prueba pero ojalá alguien desde su experiencia me hubiera dicho desde el principio que el tiempo que pasa desde el positivo hasta la primera ecografía que confirma el embarazo es todavía peor.
Así es, la infertilidad tiene sus cosas buenas y sus cosas malas y es que las que nos quedamos embarazadas después de años de lucha contamos con el privilegio de poder ver nuestro embarazo a poco avance porque normalmente se hace una ecografía unas dos semanas después del resultado positivo, quiere decir que en la semana 6 o la semana 7 disfrutamos de poder ver ese pequeño embrión dentro de nosotras, claro que esto también puede venir acompañado de malas noticias como un saco vacío o ausencia de latido. 

Todo esto suele ir acompañado de los pringosos supositorios vaginales de progesterona, en mi caso fueron inyecciones, en muchos casos pinchazos de heparina durante todo el embarazo y un largo etc de medicación que no ayudan demasiado a poder disfrutar de un embarazo. Mucha gente me dice que lo disfrute pero a mi me resulta difícil disfrutar llevando la barriga llena de morados por culpa de los pinchazos de progesterona que he tenido que ponerme durante dos meses, y me considero afortunada por no tener que andar con heparina y otras cosas.

No puedo hablar de un embarazo natural porque no lo conozco, nunca lo he tenido, pero puedo hablar de mi embarazo gracias a los avances médicos y la reproducción asistida y está lleno de miedos, por un lado hablo conmigo misma y me digo que todo está bien, que no me tengo que preocupar de nada y que los nubarrones se han ido, ahora brilla el sol. Pero por otro lado tengo miedo, quizás disponga de demasiada información, quizás por tener contacto con tantas parejas que pasan por cosas terribles, pero una parte de mi tiene un miedo atroz a que algo pueda salir mal. La verdad que haber terminado con mis inyecciones de progesterona ha mejorado mis días, sufría con cada pinchazo porque se me había hecho piel de elefante y ni las agujas entraban ya de lo resentida que tenía la piel, pero aun así pienso en la siguiente ecografía y secretamente les pido a las criaturas de la naturaleza que todo esté bien ahí dentro y que el pequeño siga creciendo.

Hay embarazos que se presentan con mucho mal estar y muchos síntomas poco agradables, las embarazadas infértiles nos enfrentamos además a los síntomas de toda la medicación.

Es muy difícil disfrutar del embarazo siendo infértil, yo intento mentalizarme de que es verdad, que es real, que está pasando. Incluso me estoy haciendo una foto por semana para ver como crece mi panza y así realizar que esto está pasando pero de alguna manera me sigue pareciendo un espejismo.

Si eres infértil y estás embarazada o ya tienes a tu hijo en brazos ¿cómo has vivido el embarazo?
Si no eres infértil ¿cómo vive el embarazo una persona que lo consigue de forma natural?

¡Un saludo y no te vayas sin dejar tu comentario!


            

Comentarios

  1. Yo era inmensamente feliz por estar embarazada pero estaba aterrada de tener otra pérdida. Después del parto disfruté y disfruto mucho con Plumi pero la endometriosis acecha... No es fácil. A mí me gustaría tener una pizca de la inocencia que tienen las mujeres que no pasan por todo esto. Aunque creo que el hecho de pelearlo, más hace ser más consciente de lo que tengo :).
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La inocencia no la vamos a tener nunca, ojalá hubiera sido tipo "sorpresa! estamos embarazados", si es cierto que valoramos las cosas de otra forma y por el camino hemos aprendido mogollón y eso tampoco nos lo quita nadie.
      Besitos!

      Eliminar

Publicar un comentario

Tus comentarios son parte de la vida de este blog.
¡¡Gracias por pasar por aquí!!

Lo + leído

El del día 10 de la betaespera

Mis trucos para el invierno en Suiza