ICSI: tenemos fecha de transferencia

En la entrada anterior contaba que la clínica no podía decirme en ese momento cuando sería la transferencia, justamente un par de horas después recibí la llamada que me ha confirmado que la transferencia será dentro de cinco días, así que son buenísimas noticias porque pilla en mi día libre y me evito rollos con cambiar turnos de trabajo. 

Hace dos días el folículo estaba a 18mm y el endo a 9mm y de tres capas, lo que al parecer quiere decir que está perfecto para recibir a nuestro Calipo.


El día 3 me puse la inyección de Ovitrelle para desencadenar la ovulación y hoy tengo un dolor de cabeza que parece que esté a punto de explotarme, tengo la sensación de que es del pico de hormonas. También he estado dos días con pinchazos en los ovarios, pero esto no es nuevo.

Estoy muy contenta de que todo esto esté saliendo bien, de estar reaccionando bien a la medicación, de que el tiempo de esperar a la regla se haya pasado tan rápido, estoy contenta de que por fin llegue el día de la transferencia de ese embrión que lleva congelado mas de dos meses pero también tengo miedo, tengo miedo de alegrarme demasiado y que lleguen los nubarrones, tengo miedo de que lleguen malas noticias.
Intento enfrentarme a todo esto con la mejor de mis sonrisas, con la mejor de mis caras, con toda mi alegría, con toda mi energía positiva y que el miedo no se apodere de mi pero parece inevitable, quiero pensar que es el dolor de cabeza el que habla ahora mismo.

Marido y yo llevamos unos días con la gracia de que si ahora mantenemos relaciones podría pasar que nos quedemos embarazados de uno y después del embrión transferido, la imaginación nos da para mucho estos días y está bien así porque nos echamos unas risas pensando en todas esas ínfimas posibilidades.  

El día 7, día 10 y día 13 tengo que ponerme el Choriomon, que ya lo expliqué aquí por encima, lo bueno es que tiene pinta de ser las últimas inyecciones. El día 7 tengo que empezar con la Aspirina Cardio, mínimo hasta el día de la beta, se toma para favorecer un mejor riego sanguíneo y así favorecer la implantación del embrión.

Intentaré estar entretenida esta semana hasta el día de la transferencia y sobre todo tengo intenciones de descansar todo lo posible.


¡Un saludo y no te vayas sin dejar tu comentario!



P.D. Este post, los anteriores y los siguientes que hablan de mi tratamiento son en diferido, no hablan de ello en tiempo real. Cuando estés leyendo esto habrán pasado unas cuantas semanas.


            

Comentarios

Publicar un comentario

Tus comentarios son parte de la vida de este blog.
¡¡Gracias por pasar por aquí!!

Lo + leído

Embarazo: semana 38

El gato y los preparativos para bebé