El del mejor sexo


Pasada la tormenta, pasado el tratamiento y pasado el mal trago de la beta (lo contaré estos meses en diferido, quería publicar los post del tratamiento después de haberme recuperado un poco), después de un mes todo vuelve a ponerse en su sitio. Así es la infertilidad, una está mal y toca recuperarse y reponer fuerzas para el siguiente paso, vuelve a ponerse todas las esperanzas en ello.
Mientras tanto toca estar bien, toca volver a respirar tranquilamente, volver a tener ganas de reír a carcajadas. Una parte muy importante de este proceso es seguir bien con la pareja, y un buen síntoma es recuperar las relaciones sexuales con normalidad.

No entraré en detalles, pero diré que después de todo el tratamiento, después de la beta, después de saber que todavía quedan esperanzas toda la tensión desaparece y vuelve a haber el mejor sexo, ese sin presiones, sin calendario, sin pensar en fechas ni síntomas de ovulación, después de la tormenta llega la calma y vuelve ese sexo sin más, por diversión y por placer.

A mi me parece un buen síntoma, me parece síntoma de que todo vuelve a la normalidad y que hay que aprovecharlo hasta que vuelvan las tensiones, los miedos y las dudas.

Si quieres leer cómo fue mi proceso para ICSI puedes seguirme en Twitter y Facebook para no perderte ni uno de los post que iré publicando en los próximos meses, estarán todos los detalles de cada parte del proceso. He pensado en contarlo con los intervalos de tiempo reales pero después de haber pasado por el tratamiento porque no sabía cómo me iba a sentir.

¿Has pasado por un tratamiento de reproducción asistida? ¿En qué cosas te diste cuenta de que empezabas a estar mejor de ánimos?


¡Un saludo y no te vayas sin dejar tu comentario!


               

Comentarios

Lo + leído

2 meses

Adiós lactancia, adiós