Querida señora de rojo


Seré breve,
gracias por hacer tu visita 68 días después de la última vez que pasaste por casa. Tengo que decir que esta vez me he alegrado de verdad de que al fin hayas venido a verme, esperaba tu visita desde hace mucho, y te doy las gracias por no haber hecho una aparición estelar por todo lo alto durante mis días de vacaciones, relax y descanso en Florencia.


¡Un saludo y hasta la próxima!

Lo + leído

Los ciclos de la vida: Queriendo ser Mamá

Me paso a la copa menstrual