La pareja durante el embarazo


El embarazo es algo único, tan único que cada mujer lo vive y siente de diferente manera a las demás. Puede haber síntomas similares, cosas fisiológicas que se repiten de por si en el patrón del embarazo en el que todas coincidamos de alguna manera pero la experiencia, los sentimientos y la vivencia son detalles muy personales.

Una parte que a mi personalmente me ha resultado muy complicada ha sido incluir a mi pareja en toda esta aventura porque desde fuera hay aspectos casi imposibles de comprender, sobre todo siendo hombre o si jamás se ha pasado por un embarazo. Y es que ya en los primeros meses del embarazo, cuando yo estaba tan agotada que podía dormirme por cualquier rincón en cualquier momento, en esos primeros meses en los que la falta de apetito se apoderaba de mi y conseguía que mis comidas fueran como las de un pajarito resultó muy difícil que él lo comprendiera, hubo momentos en los que incluso se enfurruñaba y llegaba a decirme que si yo no comía nuestro bebé no crecería como es debido. Y es que entiendo que desde fuera es muy complicado entender que si yo no tenía hambre ni apetito era imposible forzarme a comer nada porque terminaría sentándome mal, y menos mal que no he tenido uno de esos embarazos de echarlo todo por donde entraba.
Claro que igual que para mi todo ha sido un proceso nuevo y desconocido para él también lo ha sido, pero a mi me ha resultado mas fácil normalizar ciertos aspectos porque he escuchado a mi cuerpo.

Por eso es muy importante la comunicación y hacer ver a la pareja que todo está bien, hacerle entender con buenas palabras que si una se encuentra cansada o sin ganas de comer no quiere decir que esté enferma ni mucho menos, que incluso muchas cuestiones tienen que ver con las hormonas que aumentan su presencia durante el embarazo. Los primeros meses fueron los mas difíciles en el aspecto de entender que todo forma parte del proceso, que todo es muy normal, sobre todo para él, pero poco a poco se fue dando cuenta de que yo no me estaba muriendo de hambre y que nuestro bebé crecía como debe crecer (incluso siempre ha estado unos 300g por encima de la media).

Es cierto que una mujer embarazada es, o suele ser, el centro de todos los cuidados y atenciones en casa pero creo que es muy importante no olvidarse del papel de la pareja en este proceso. Y es que por muy nuestro, por muy de cada una que sea el embarazo, nuestra pareja también lo vive, también tiene sus miedos y sus inseguridades, también es un proceso totalmente nuevo así que no hay que olvidarse de su presencia.

Una publicación compartida de Verena (@verenagroebli) el

En nuestro caso Marido ha entendido desde el principio que, a pesar de haber tenido un embarazo estupendísimo (tan negro que me lo ponían con todo el tema del riesgo de preeclapsia por la tensión alta) y haber estado medianamente fit y sana por lo general, no he estado yo para muchos trotes y que cualquier esfuerzo suponía un esfuerzo titánico para mi así que han sido muchos sus granos de arena aportados en todo esto y de forma muy normal, de manera muy natural y sin tenerle que pedir yo nada él se ha encargado de tareas como la colada, la limpieza en casa (sobre todo las cosas mas pesadas como la aspiradora), las compras pesadas ... Y siempre me ha dicho que yo tengo bastante trabajo gestando a nuestra hija, que él se encarga sin problemas de esas tareas y yo agradecida de tener a mi lado un compañero así, de tener a mi lado a alguien que entiende que esto es un tándem, que esto es cosa de dos (también fue así durante todo el proceso de estimulación ovárica, que yo en aquella ocasión si que estaba hecha una braga).

Mi manera de incluirle activamente en el embarazo ha sido animarle a que me eche las cremas y los aceites en la barriga, también dejar sus manos durante horas encima de mi barriga por si la niña se movía y así él pudiera sentirlo, creo que de esta manera él también ha sido algo mas consciente del crecimiento de la panza y al sentir al bebé moverse darse cuenta de que realmente hay vida en la barriga de una embarazada.
Con esto me sorprendió que él por su cuenta ha estado viendo tutoriales sobre cómo dar un masaje en la espalda y aliviar así las molestias en la espalda y la cadera causadas por el embarazo. Claro que no es un experto y siempre lo ha hecho con sumo cuidado y de manera muy delicada pero de cara al parto también será estupendo porque se que estará ahí y que sabrá en qué puntos de la espalda tocarme para aliviar presión y dolor, y no se sentirá tan sumamente ajeno al trabajo de parto.

Ha sido muy importante para mi porque en todo momento me he sentido acompañada. Para mi es algo que no tiene precio y es algo que le deseo a toda mujer embarazada, que la pareja se implique es lo mas maravilloso porque de esta forma el embarazo pasa a ser algo realmente de los dos.

¿Cómo viven o han vuestras parejas el proceso del embarazo?



Deja tu comentario debajo de la entrada :-)
¡Un saludo!


          

Comentarios

  1. Hola Verena! Lo primero, enhorabuena!!! Disfruta mucho de esta pequeña tan deseada. =) Me siento super identificada con lo que comentas en este post. Ahora estoy de 18 semanas, y la fase inicial, tan dura con la pareja, la hemos pasado con éxito, pero ha sido un poco heavy. Los primeros meses, me sentía totalmente incomprendida, al igual que tú, me dormía por los rincones y no tenía nada de apetito, y mi marido me aconsejaba, que en lugar de dormir, debía pasear o nadar... yo explotaba en ira, porque eso era justo lo que necesitaba oir, jajaj La cosa ha mejorado radicalmente, desde que tiene libros, apps y revistas en las que describen todo. Pero vamos, que no hacía falta, con creerme a mí desde el principio, hubiera bastado, no? Me apunto tu consejo sobre masajes y cremitas, jeje Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! Antes de nada enhorabuena por el embarazo!!!
      Me alegra que tu pareja ahora sea mas partícipe, aun que sea con apps y libros, lo que importa es que se interese por los cambios por los que pasa tu cuerpo (y tu cabeza, que la cabeza también pasa por muchas cosas nuevas).
      Disfrutarlo al máximo, y el tema de las cremitas verás que le va a hacer hasta ilusión, al menos a Marido le hacía mucha ilusión embadurnarme de aceites por las noches y ver que cada día la barriga había cambiado de forma.
      Te deseo un buen embarazo, disfruta muchísimo!
      Un saludo!!

      Eliminar

Publicar un comentario

Tus comentarios son parte de la vida de este blog.
¡¡Gracias por pasar por aquí!!

Lo + leído

Mis trucos para el invierno en Suiza

¿Cómo cocer pasta con Thermomix TM5?