Embarazo: Semanas 29 a 32

He alcanzado la recta final, quedan 12 semanas y cuenta atrás para la fecha prevista de parto y ya está casi todo listo. Me parece increíble haber alcanzado las -12 semanas, para mi es un momento tan importante como haber superado las 12 semanas de embarazo.

Semana 29

Como conté en el post anterior, he tenido ración de hierro en vena justo antes de alcanzar las 28 semanas justas. Tuve efectos secundarios leves como migraña un par de días y unos sofocos que me he pasado tres días con la sensación de estar a 40º C, también un poco de cansancio o agotamiento pero por lo demás super bien.

Entre los síntomas que van y vienen vuelvo a tener dolor de pechos cuando me despierto, pero un dolor como si me hubieran molido a patadas o algo así, además los tengo mas hinchados que en los últimos meses, incluso hay momentos que me los noto colorados, parece que me vayan a explotar en cualquier momento. Durante el día no tengo molestias, es curioso, mi teoría es que al levantarme de la cama se reactiva la circulación de la sangre.

He tenido una tarde con un super pico de tensión, estuve toda la tarde con la tensión por encima de 140/85. Al día siguiente he vuelto a estar bien así que no le he dado ninguna importancia, un pico sin mas. La ginecóloga y la nefróloga siempre me han dicho que me tengo que preocupar cuando mi tensión supera 140/80 durante mas de tres o cuatro días seguidos y no ha sido el caso, así que no le doy importancia.
En relación a la circulación de la sangre tengo que decir que empiezo a tener el pulso un poco acelerado y es que mi pulso normal suele estar a 83 ppm y llevo varios días con el pulso a 95 ppm, cosa que creo que es normal teniendo en cuenta mi estado, aun así en la siguiente consulta se lo preguntaré a la gine.

Mi flujo vaginal ya no está en tipo fuente, está en modo catarata, tengo ratos que parece que me hice pis encima pero no, es flujo blanquecino bastante licuado y pegajoso. Algo que también supongo que es normal.

En temas de preparativos también hemos adelantado una cosa mas y es que hemos recibido el carro, mi bebé ya puede sobre ruedas. Quise estrenar el carro metiendo al gato y dando un paseo por el barrio pero en casa nadie dio la idea como buena, así que tendré que esperar. En un futuro haré un post sobre mis impresiones con el carro, ya conté en otra ocasión las razones por las que elegimos el Mountain Buggy Urban Jungle.


Semana 30

Esta semana ha sido aburrida, por no decir muy aburrida, en el sentido de que apenas he podido salir de casa por el tiempo que ha hecho. He tenido que aprovechar un par de ratos en los que no llovía para salir a caminar y que me diera el aire porque he tenido dolores de espalda y de cadera y creo que no solamente el volumen de mi barriga ha tenido algo que ver, estar tirada en casa sin moverme tampoco ayuda. A ver, que no estoy para ir de un lado a otro o correr una maratón, eso tampoco, pero si que noto que caminar una hora al día me ayuda muchísimo y lo he echado mucho en falta esta semana. El mejor rato de esta semana ha sido el par de horas que estuve en el bosque escuchando a los árboles, también he terminado de verme las seis temporadas de Sex and the City y he empezado con Friends, que me la serie me va a durar un asalto porque en un día me he visto ya casi la primera temporada completa así que tengo que empezar a racionar o me quedaré sin nada.

En cuanto a los demás síntomas estoy teniendo ardores, que hay días en los que hasta me cuesta coger el sueño porque lo de tener que dormir un poco incorporada para poder respirar y que amainen los ardores tampoco es muy cómodo que digamos, pero si es verdad que estoy teniendo noches de conseguir dormir 8 horas seguidas, que no está nada mal, con la consecuencia de despertarme y casi hacerme pis encima. También estoy durmiendo siestas de dos horas así que estoy escuchando a mi cuerpo y le doy lo que me pide.

Cumplir 30 semanas me hace muchísima ilusión porque supone cambio de dígito y supone que he superado 3/4 del embarazo. A partir de aquí quedan 10 semanas en las que me tendré que armar de mucha paciencia porque ya no es que haga las cosas a paso de tortuga, es que todo va a cámara hiperlenta.


Semana 31

A semana 30+2 hemos tenido visita con la ginecóloga, la niña tiene un peso estimado de 1700 gr y mide 40 cm. En la ecografía controló el flujo y el latido del cordón umbilical y de la placenta y está todo bien.
Lo único que me preocupa un poco, y es que ya me lo dijo la ginecóloga en la visita de hace tres semanas, es que la niña está literalmente de culo, tiene la cabeza pegada a mis costillas, los pies en uno de los costados del útero y el culo en la parte de abajo de mi cadera. Así que ya he empezado con ejercicios de pilates que al parecer ayudan a que se de la vuelta (la posición del gato, que consiste en ponerse a cuatro patas y arquear la espalda hacia fuera y hacia dentro, como arqueando el lomo, yo le llamo la posición del gato enfadado). Estos ejercicios los voy a hacer 10 minutos por la mañana y 10 minutos por la tarde, en dos semanas vuelvo a tener cita con la ginecóloga y veremos a ver si ha servido de algo, se que es pronto y que hay tiempo para que se gire pero es que no me gustaría que encaje el culo y ya no pueda darse la vuelta.

Me han puesto la vacuna de la tosferina (en realidad es un combinado de varias cosas). Hasta 10 días antes de la fecha prevista de parto se puede poner pero los anticuerpos no serán suficientes. El único efecto secundario que estoy notando es que tengo el brazo como si le hubieran dado una paliza  apuñetazos, pero se va en un par de días después de la vacuna.

Termino esta semana con mi segunda infección de orina en lo que va de embarazo, sin síntomas pero han aparecido bacterias en la última muestra de orina así que una tanda mas de antibióticos. Estoy un poco harta de los antibióticos ya.


Semana 32

Esta semana el insomnio se está apoderando de mi, también han llegado los ardores fuertes y parece que para no irse, antes se me pasaban tomando un vaso de leche o comiendo un yogur natural un rato antes de irme a dormir pero ya ni eso funciona así que le preguntaré a la ginecóloga en mi siguiente cita a ver si me puede dar algo que no sea medicamento, que entre unas cosas y otras estoy ya un poco harta de tanta medicación.
También he notado que se me hinchan un poco los pies y las manos, nada exagerado y es como los tengo después de un día largo de trabajo o después de pasar muchas horas de pie con la diferencia de que me puedo pasar gran parte del día con los pies en alto y aun así los tengo hinchados, que puede ser del calor que ha estado haciendo estos días (hemos alcanzado los 30º C en nuestro balcón a la sombra).
Algún que otro dolor de espalda también ha hecho su aparición pero cuidando postura y saliendo a caminar un ratito al día se me pasa, así que tampoco me parece nada preocupante ni nada que no se haga llevadero.

He tenido alguna noche de no poder dormir porque tenía el pulso por encima de las 100 ppm y me faltaba el aire, noches en las que he conseguido dormir medio sentada, que no es una postura muy cómoda pero con el hecho de poder respirar sin dificultad en esa postura he conseguido dormirme, despertándome con dolor de todo pero he podido dormir unas cuantas horas del tirón. Si esto sigue así tendré que pensar en hacerle algún tipo de exorcismo al insomnio para que me deje en paz, no quiero que se quede porque a mi me encanta dormir y encima es que me lo pide el cuerpo.

Lo único que me sigue preocupando un poco es la posición del bebé, que ya conté que en la última eco estaba colocada de culo, sentadita ahí tan cómoda ella así que estoy intrigada a ver cómo está en la ecografía que tenemos en la semana 32+2, yo noto que se mueve mucho, ya no son esos golpetazos en seco como los de las últimas semanas, son mas bien botes y a veces veo que mi barriga se mueve muy despacio.

No he contado que estuvimos hace una semana en la hora de información para futuros padres en el hospital donde estamos haciendo el seguimiento del embarazo, que es donde iremos para el parto. Y me han quedado resueltas muchísimas dudas, su proceder en el parto es como yo quiero que sea (con libertad de movimiento, libertad de tomar decisiones, respetan mínimo la primera hora del piel con piel incluso si es cesárea, respetan los ritmos de cada una... lo que a mi me parece un parto como debe serlo). Saber todo esto me ha dado muchísima tranquilidad.


A partir de ahora los post que publique sobre el embarazo serán cada semana para que no sean tan largos ni se hagan pesados de leer. Intentaré que sean cada martes pero no puedo prometer nada porque hay días que me duermo en los laureles pero ya sabes que me puedes seguir en Twitter y en Instagram para estar lo mas al día posible.


Por motivos de la nueva ley de datos he deshabilitado los comentarios en el blog hasta que encuentre manera de gestionar el tema.  Puedes contactarme a través de Twitter, Instagram o Faceboook.

¡Un saludo y hasta pronto!


          

Lo + leído

La franja horaria de la lactancia

Mi embarazo y la fruta