Mi armario para el embarazo

Cada mujer tiene sus trucos y esas cosas que le sientan bien, en este post hablaré un poco de lo que hasta ahora (semana 25) han ido siendo mis apaños durante el embarazo.

Antes de llegar a la semana 12 tuve que empezar a usar pantalones premamá porque mis pantalones ya ni me cerraban, no es que tuviera una barriga enorme a esas alturas pero como estuve con pinchazos de progesterona me pasé una temporada con la panza hinchada. Así que mi a mi pesar, porque me resistí y me empeñaba en usar mis propios pantalones con el botón desabrochado, pasé a los pantalones premamá. Bien lo podría haber solucionado usando leggins o pantalones de deporte pero yo soy de vaqueros y salir a la calle en pantalón de deporte me da sensación de salir de casa en pijama. Así que tengo dos pantalones vaqueros premamá, uso uno mientras el otro está a lavar, y tengo que decir que cuando me los probé lo que pasó por mi cabeza fue "¿por qué no me los habré comprado antes?" ¡Qué comodidad!

Con las camisetas he ido tirando una temporada usando las mías, hasta que mi barriga dejó de parecer panza cervecera y se convirtió en pancita de embarazada. Compré camisetas premamá, de estas tengo dos de manga larga y me he comprado dos de manga corta pensando en el último tramo de embarazo que me pilla en primavera verano. Cómo trabajo con uniforme voy tirando con los dos vaqueros y las dos camisetas. Para el verano me compré también un vestido de estos que deja sitio a la panzota, que además se puede ajustar atándolo por detrás. Además tengo varios pantalones de esos tipo ali-baba que llevan goma en la parte de la cadera y la cintura que me vienen genial para la panza.

Para dormir llevo ya un par de semanas usando pantalones de pijama de Marido, que me vienen genial porque además son de esos que están ya hechos polvo y la goma está dada de sí, así que no me aprietan por ningún lado y duermo super cómoda con ellos.
Desde el principio del embarazo utilizo uno de esos cojines en forma de banana que me ayuda muchísimo a dormir con la espalda en una postura recta poniendo el cojín en modo sandwich entre mis piernas, así la cadera está alineada y automáticamente la espalda recta, un buen descanso es muy importante y corregir postura durmiendo me está ayudando muchísimo a tener la espalda menos cargada. Es un bulto mas en la cama, la barriga va creciendo y entre el cojín, mi barriga y el gato que viene a dormir a la cama el pobre Marido se está quedando sin espacio, pero a parte de eso el cojín es uno de mis imprescindibles.

Con lo que llevo sufriendo ya desde hace unas cuantas semanas es con el calzado y que viviendo en Suiza no he separado de las botas de invierno hasta hace un par de semanas y ya llevaba tiempo resultándome complicado calzarme y atarme los cordones así que menos mal que ya he podido guardar los zapatones y ponerme zapatillas de deporte blanditas y cómodas de calzar, estas las calzo siempre para salir a dar paseos largos y ahora sobre todo me vienen genial  de cara a que los días son mas templados y que en los últimos meses del embarazo los pies tienden a hincharse, aun que yo todavía no estoy teniendo problemas con esto pero ya estoy a gusto y contenta de tener mi calzado cómodo. De cara a los meses de más calor, que será además cuando ya no pueda doblarme de ninguna forma, podré ponerme sandalias o calzado que pueda meter el pie y listo.

Otro de mis básicos es un sujetador deportivo de algodón con goma elástica. Llevo mas de cinco años utilizando sujetadores sin aro pero llegó un momento en el que los míos me estaban machacando de lo incómodos que me resultaban, compré extensores con los aguanté unas semanas mas usando mis sujetadores de siempre pero la mejor inversión ha sido el sujetador deportivo de algodón, sin enganches ni nada de nada, simple con una goma.

Me da muchísima rabia comprar ropa nueva y todavía mas si va a ser para unos meses y y después dejar de usarla así que creo que tiraré con esto.
Claro que depende mucho de la época del año en la que te pille el embarazo, mi embarazó empezó en noviembre y termina en julio y casi lo agradezco porque creo que me hubiera vuelto loca buscando un abrigo en el que entre la panza.

De mis potingues para el plan antiestrías ya te hablé en este otro post, así que con esto creo que tienes un buen kit en el que poder basarte.


Deja tu comentario y no te olvides de seguirme en las redes para estar al día.
¡Un saludo!


          

Comentarios

Lo + leído

El tiempo

3 meses