A vueltas con el nombre


Hace casi dos años escribí esta entrada en la que contaba un poco sobre cómo Marido y yo dimos con el nombre que nos gustaba para nuestro futuro hijo. Llevamos unos nueve años con el nombre de niña en la cabeza, nos gustó desde el primer momento.

Siguiendo los mismos parámetros (nombre que se pueda pronunciar en sus dos nacionalidades, que no conozcamos a nadie que se llame así y que nos guste a ambos) le dimos muchas vueltas al tema del nombre una vez que se confirmó el embarazo porque igual pensamos que aquello de hace nueve años fue un pedo de los nuestros y si le poníamos ese nombre a nuestro bebé nos podríamos estar equivocando.

Hicimos lluvia de ideas, nos pasamos semanas navegando por internet buscando nombres que nos gustasen a los dos, buscando sus significados y haciendo una lista que cada vez se fue haciendo mas y mas y mas corta y siempre terminábamos eligiendo aquel nombre del que nos enamoramos hace unos nueve años.
Volvimos a hacer una lista para estar seguros de que no hubiera otro nombre que nos gustase mas, otro que nos llenase mas pero no, al final volvíamos siempre a los orígenes.

Así que de haber tenido un hijo o una hija hace nueve años llevaría el mismo nombre, para nosotros nunca ha habido otro nombre.

¿Locura? No lo se, porque lo mas curioso es que cuando nos enamoramos del nombre ni si quiera nos planteábamos seriamente lo de los hijos, lo teníamos ahí como una posibilidad pero si es cierto que nos miramos y nos dijimos a la vez eso de "si un día tenemos una hija se llamará así porque me encanta". Y si, al final es una niña y llevará aquel nombre que además llegó con el comienzo de nuestra relación y nos parece de lo mas poético.

Para nosotros ya es ella y llevamos meses llamando a la niña por su nombre cuando hablamos de ella, incluso está así registrada en el seguro de salud y mi jefe la tiene puesta en el plan de trabajo en la fecha prevista de parto, todo amor por su parte.

¿Siempre has tenido claro el nombre? ¿Lo has tenido que sacar a suertes con tu pareja?


Deja tu comentario y no te olvides de seguirme en las redes para estar al día.
¡Un saludo!


PS. El nombre de la niña no será nunca publicado en este blog ni en ninguna red social, así que por mucho empeño que le pongas, lo siento pero es algo que quedará para la familia y círculo de amigos.


          

Comentarios

  1. Me parece estupendo que no lo desveles. Sólo te piso una cosa.... Por dios, que no acabe en o. Por experiencia propia, jajaja.

    Es curioso.... Ya sabes mi postura ante lo de los hijos. Pero en caso de que al final se diera carambola rocambolesca del destino y tuviéramos una niña, el nombre, al igual que vosotros, lo tenemos clarísimo desde hace varios años. Tampoco te diré cuál es... Sólo que es un nombre árabe antiguo. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Termina en "a" jajajajja no te preocupes!

      Hay nombres que entran y es como amor a primera vista, lo gracioso es que a pesar de tenerlo tan claro le dimos vueltas y vueltas y al final hemos vuelto al origen xD

      Eliminar
  2. Nunca tuve claro el nombre y aún hoy en día, ya nacido, no estoy convencida al 100%. Pero es que ninguno me convencía.
    Me alegro de que tengáis un nombre bien definido, no conozco esa sensación y tiene que ser genial.
    Yo me imagino proponiéndole a mi marido lo de la lluvia de ideas y tal y él mandándome a paseo jejeje
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja nuestra lluvia de ideas surgió de una forma muy natural ya no sabría decir quien empezó a hacer una lista de los nombres pero fue divertido.
      ¿el nombre no te convence? pero porque es de esos nombres que gustaban mas a tu marido y menos a ti ?
      Besis!!!!!

      Eliminar

Publicar un comentario

Tus comentarios son parte de la vida de este blog.
¡¡Gracias por pasar por aquí!!

Lo + leído

Mis trucos para el invierno en Suiza

¿Cómo cocer pasta con Thermomix TM5?