ICSI: ¡Aquí hay tomate!


Si lo llego a saber digo mucho antes que estaba en regla-espera, porque se ha hecho esperar 68 días.
Aun que esta vez tengo que decir que no ha sido para tanto, ni me he vuelto presa de la histeria ni han podido conmigo los nervios como en ciclos anteriores que han durado tanto.
Contaba hace unos días que esta vez no he dado ni cuenta del paso de los días, ni he ido marcando en el calendario cada día del ciclo ni nada por el estilo, he estado muy tranquila y eso me demuestra que he hecho un buen trabajo este año aprendiendo que cosas tienen importancia y que cosas no la tienen.

Así es, resulta un poco irónico que una persona que lleva casi tres años intentando quedarse embarazada se alegre de que le haya venido la regla pero así es la vida de una persona infértil en pleno proceso de búsqueda. Hay momentos en los que las personas infértiles nos alegramos de que venga la regla porque supone avanzar, supone dar un paso mas, supone poder empezar con el tratamiento o, como en mi caso, poder seguir con el tratamiento.

En el día 4 de este ciclo tengo que ir a la clínica para la ecografía de control y si está todo bien empezaremos con el ciclo para nuestros congelados (tenemos un blastocisto de 5 días y 9 ovocitos que según fecundaron congelaron).

De momento no se ni qué medicamentos llevaré, ni como será el ciclo ni nada porque he preferido ir paso a paso y saber las cosas según toque, sin adelantarme a los acontecimientos, he aprendido que lo que mejor me sienta es dejar que las cosas fluyan para que el proceso tenga un curso lo mas natural posible.

Anímicamente me encuentro muy bien, estoy muy tranquila. Estoy centrándome en la fotografía, estoy centrándome en avanzar un poco laboralmente, todo con pequeños pasos para no cargarme demasiado peso y no volver a agobiarme abarcando demasiadas cosas a la vez pero todo me ayuda a darme cuenta de que en mi vida hay muchas mas cosas además del Kinderwunsch, y que muchísimas de ellas valen la pena, me llenan y me hacen feliz y eso hace que el Kinderwunsch haya pasado a un segundo plano, haya pasado a ser algo que sucede mientras vivo y gracias a eso estoy mucho mas tranquila respecto al tratamiento.

Lo único que me estresa un poquito ahora mismo es tener que andar cambiando turnos de trabajo con los compañeros para poder acudir a las citas de la clínica, pero eso es un mal menor y seguro que encuentro soluciones.

A ver que me dicen el día 26.


¡Un saludo y no te vayas sin dejar tu comentario!


P.D. Este post, los anteriores y los siguientes que hablan de mi tratamiento son en diferido, no hablan de ello en tiempo real. Cuando estés leyendo esto habrán pasado unas cuantas semanas.


            

Comentarios

Lo + leído

Mis trucos para el invierno en Suiza

¿Cómo cocer pasta con Thermomix TM5?