Mi pelo dos años después

En octubre del 2015 anunciaba que me proponía el reto personal de dejarme crecer el pelo, ya sabes que me he pasado años con el pelo rapado y que le sigo viendo muchas ventajas pero me lo propuse como ejercicio de poner a prueba mi nivel de paciencia, la paciencia nunca ha sido mi fuerte y siempre quiero todo aquí y ahora por esto este reto ha sido muy importante para mi.

Durante todo este tiempo mas o menos he ido poniendo al día mis avances, empecé con mis trucos básicos para la primera fase.

En enero 2016 empezó la peor fase es esa en la que ni se puede peinar ni se puede colocar detrás de las orejas ni nada y en la que además mi parecido con algún personaje televisivo da miedo. 


En febrero 2016 ya tenía complicaciones con la gorra del trabajo pero ya estaba orgullosa por haber llegado hasta ahí, y eso que solo hacía un par de meses pero mi pelo ha crecido tan rápido que me ha dado hasta miedo.

En marzo 2016 pasé por la peluquería para darle forma y ya lo podía llevar peinado, si, ya me daba el pelo para llevar la ralla y todo, hasta la zona de la nuca bien bonita y despejada.

En abril 2016 lo tenía de ese largo estúpido que no se aguantaba en ningún lado y la cantidad de mi pelo empezaba a ser un problema, entré en la odiosa fase de las horquillas, pero al menos las patillas ya me las podía poner detrás de las orejas, y eso ya fue un gran avance.

En junio 2016 le di fin a la fase de las horquillas, cuando termina esta fase siempre es todo un alivio. No es la primera vez que me dejo crecer el pelo desde cero y se por experiencia que una vez pasada esta fase todo lo demás va casi solo.

En diciembre 2016 hice balance del año dejándome crecer el pelo, aviso que cualquier parecido con los Faggle Rock fue pura coincidencia pero mi cara de orgullo y felicidad lo dice todo en esa foto.

En febrero 2017 ya hacía 15 meses que me estaba dejando el pelo crecer. Pasé varias veces por la peluquería para retocar la forma del corte y las puntas para sanearlo y ya tenía aspecto de media melena.

Todos los avances de mi pelo durante este año 2017 se pueden ver en fotos graciosas en mi Instagram, febrero 2017, abril 2017, mayo 2017, septiembre 2017, octubre 2017.


Este es el aspecto de mi pelo el día 1 de noviembre de 2017, puedo decir que ya fase "de pelo rapado a pelo largo" ha terminado. Ahora empieza el siguiente paso, que no se hasta donde llegaré pero mi idea es llegar al largo hasta por debajo de los hombros.

¿Qué opinas? ¿Lo conseguiré?

¿Cómo lo he hecho?

- Intentando lavarme el pelo posible, por cuestiones de mi trabajo esto ha sido complicado porque uso gorra para trabajar y me suda bastante la cabeza.
- Los primeros meses utilicé el champú Curly Wurly de Lush, que me deja el pelo muy hidratado, suave y esponjoso.
- Cepillándome mucho el pelo, así la propia grasa de la raíz hidrata el pelo, además de evitar enredos y nudos innecesarios que me lo encrespen.
- Usando champús sin silicona.
- Me he hecho muchas mascarillas caseras con aguacate.
- Durante varios meses lo he teñido con henna, la henna ha hecho que al principio mi pelo haya crecido fuerte y muy sano, además de estar siempre brillante.
- Usando el secador lo menos posible, por eso la mejor época es el verano porque se puede dejar secar al aire.
- Cortando de vez en cuando el pelo. Si, para dejarlo crecer hay que cortarlo, a principios de año puse una lista de cosas que a mi me parecen importantes y entre ellas está cortarlo para que tenga forma.

¿Me ha servido para poner a prueba mi paciencia? Claro que me ha servido, también me ha servido para demostrarme a mi misma de que si me lo propongo soy capaz de cualquier cosa. Además me ha ayudado mucho a pensar en mi misma, en cuidarme y pensar en otras cosas mas allá de la infertilidad que se adueñó de mi vida hace tres años.

Ahora toca esperar para ver hasta donde llego.


¡Un saludo y no te vayas sin dejar tu comentario!

               

Lo + leído

Me paso a la copa menstrual

Mi armario para el embarazo