ICSI: el del 6º día de estradiol


Esto de empezar el tratamiento de reproducción asistida y que encima sea con tratamiento de ciclo largo es todo un ejercicio de paciencia. Pensaba que lo peor había pasado, pensaba que la espera para empezar el tratamiento era la peor parte pero ahora que llevo seis días con las pastillas de estradiol empiezo a ponerme nerviosa porque cada día que pasa es un día menos para empezar la estimulación ovárica.

Solo me ayuda pensar en la meta, en lo que conseguiré después de tanto esfuerzo. Me ayuda mucho pensar en que todo esto me hace fuerte, me hace mejor persona a pesar de que a veces los sueños se vean alterados y tengan su parte amarga haciéndome perder la inocencia. Pone a prueba mi valentía porque no quiero pincharme durante días, no quiero ponerme las inyecciones con hormonas pero se que es algo por lo que tengo que pasar y tendré que hacer de tripas corazón.

Al menos, de momento, no estoy notando ningún efecto del estradiol. Me siento normal, sin dolores de cabeza, sin nauseas ni ningún otro tipo de alteración y se agradece.

Intento centrarme en lo que pasará si esto no funciona, en qué vida me gustaría tener si no conseguimos tener hijos y eso me consuela, porque tener un par de planes alternativos en el cajón siempre ha sido una táctica que me ha funcionado.

Quedan 15 días para que me pongan la inyección que me provocará la menstruación y, sinceramente, no se si es peor no saber cuando llegará la señora de rojo o saberlo y andar contando las horas.

Ahora mismo solo quiero que todo esto sea un mal sueño y que pase lo antes posible.


¡Un saludo y no te vayas sin dejar tu comentario!


P.D. Este post y todos los siguientes que hablan de mi tratamiento serán en diferido, no hablarán de ello en tiempo real. Cuando estés leyendo esto habrán pasado unas cuantas semanas.


               

Lo + leído

Me paso a la copa menstrual

Mi armario para el embarazo