El dolor de los embarazos ajenos


Después de más de dos años y medio buscando nuestro embarazo, dos años y medio soñando con nombres, dos años y medio pensando si prefiero carro o mochila de porteo, dos años y medio preguntándome si mi bebé será de lo que duermen toda la noche, dos años y medio visualizando un parto, mi parto, que nunca llega, después de más de dos años y medio cruzando los dedos para que cada ciclo menstrual de larga duración que tengo sea ese mes en el que no me venga la regla, después de más de dos años y medio haciendo pruebas y pasando por potros de ginecólogos como algo tan normal perdiendo la vergüenza y la dignidad, en los que una aguja sacándome sangre se ha convertido en rutina, dos años y medio en los que incluso ha dado tiempo a tener ropita de bebé que mi madre me regaló con mucha ilusión para ver si nos traía suerte, después más de dos años y medio soñando con mis hijos correr por la casa, soñando con que esas visitas al ginecólogo sean ecografías para ver el latido de un corazón creciendo en mi, después de dos años y medio en los que incluso he sacado fuerza de donde no la había para enfrentarme a mis demonios acudiendo a psicoterapia, después de más de dos años y medio llenos de tristeza, llenos de esperanza, llenos de un vacío que no se ha llenado todavía, después de más de dos años y medio en los que soy madre por dentro, después de más de dos años y medio me sigue doliendo, duele tanto que siento que soy un monstruo por no poder alegrarme por los demás, me siento como un monstruo por tener envidia y desear haber sido yo, me siento mal por pensar ¿por qué nosotros no? Y esos sentimientos enfrentados me causan todavía más dolor. Pensaba que lo tenía superado, que los embarazos de otras personas no me afectaban pero esta semana me he enterado de tres, además así de sopetón.

Independientemente de que sean personas que me caen bien, personas que me caen mal o personas a las que amo infinitamente.
Duele, y se que no me va a dejar doler por mucho que pase el tiempo. 


¡Un saludo y no te vayas sin dejar tu comentario!


               

Lo + leído

Me paso a la copa menstrual

Mi armario para el embarazo