Ya no te reconozco



Has dejado de ser la que eras, tus calles son un cascarón vacío y artificial dedicadas al turismo en masa. La vida se reduce a las compras en franquicias internacionales, la paella congelada y la sangría de tetra-pack, has perdido tu identidad, has perdido ese carisma especial que te hacía diferente.

Tus calles se han llenado de gente con maletas, personas que su único interés es gastar el dinero en ropa de usar y tirar, ya ni si quiera se molestan en conocerte de verdad, ya ni quiera les interesa tu valor histórico o ver como es la vida de verdad en tu núcleo urbano. Ahora solamente se quejan de la presencia de mujeres de la vida, que siempre han estado ahí pero parece que esta cara de tu vida no se lleva muy bien con quienes sus ambiciones son llenar la maleta de ropa barata y volver a casa con el monedero vacío.

Ahora no eres mas que un parque de atracciones en el que lo único que queda es esa preciosa luz de la que siempre he estado enamorada, esa luz al atardecer que inunda las fachadas de los grandes edificios de la Gran Vía.

Tus habitantes, esos que hacían de ti una ciudad especial y llenaban tus calles de una vida verdadera, se han visto obligados a escapar de ti porque el turismo lo ha devorado todo. Consiguiendo que te echen de menos porque, Madrid, ya no eres la misma que yo conocí.


               

Comentarios

  1. Hace dos semanas regrese de España y Madrid, al menos para mi, es parada obligada, no solo por Barajas, sino porque yo amaba Madrid antes de conocerla y regresar a ella me renueva, me da vida y me llena de melancolia, de esa melancolia que se disfruta. Cada año regreso a España con la ilusion de encontrarme con Madrid. He tenido viajes en que no ha sido posible y lo he vivido como una carencia. De hecho le digo a Mi Churri que yo de haber nacido en España, seria madrileña. Sigue siendo especial, única, solo que en ocasiones, tanta gente no nos permita ver su encanto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sigue teniendo su encanto, pero he vivido prácticamente en Madrid muchos años, Marido es de Madrid de toda la vida y ya no es la misma ciudad.
      Evidentemente las cosas cambian con los años, también cambia el criterio con el que se ven las cosas pero yo ya no reconozco Madrid tan llena de turistas que se dedican a ir de shopping sin molestarse si quiera en querer conocer su historia. Solo he visto turismo de paella congelada, sangría de tetra pack y shopping.
      Tengo amigos de Madrid que han tenido que irse a vivir fuera porque los alquileres han subido a las nubes a causa del turismo y es algo que me duele en el alma, está bien que el turismo de dinero y trabajo pero no hasta el punto de que sus lugareños se tengan que ver obligados a irse de la ciudad porque han subido los alquileres una pasada.

      Eliminar
    2. ¿Ha cambiado Madrid o has cambiado tú?

      Eliminar
  2. Eso mismo que dices lo comentaron la familia y los amigos en Madrid. Que el airbnb ha jodido mucho las cosas. Estando en Malasaña, un amigo que lleva años viviendo ahi me dijo que con eso de la gentrificación los vecinos de toda la vida se han mudado porque Malasaña es el barrio de moda.

    Yo tambien me mude de mi ciudad de toda la vida y cuando la visito la encuentro diferente y no para bien, sino al contrario. La ultima vez que fui me perdí tres veces porque se me hizo irreconocible. Me dio tristeza pero tambien me hizo pensar que yo ya estaba en otra etapa de mi vida, en otra dinámica.

    y por eso que dices del turismo de paella congelada y sangria de tetrapac es quiza por ello que no me gustó Barcelona. Las hordas de turistas y sus enormes autobuses no me permitieron disfrutar la ciudad.

    Creeme, siempre habremos unos cuantos turistas, aunque sea, que iremos a Madrid movidos por el cariño que le tenemos a esa gran ciudad y que pasemos del largo del Primark. Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Me ha dado mucha pena leerte pero creo que tienes mucha razón. Eso no pasa sólo en Madrid claro.
    Sobre la gentrificación tengo un post en borrador a la espera de nuevas ideas, pero ahí está...

    ResponderEliminar
  4. Yo llevo en Madrid algo más de 12 años (uff, qué vértigo...) y si ha cambiado mucho, como dice Piruli no pasa solo en Madrid... también cambiamos nosotras. De todas formas, aunque igual más escondido, sigue teniendo ese no sé qué... que te enamora y que hace que a veces la odies y a la vez no puedas separarte mucho :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Tus comentarios son parte de la vida de este blog.
¡¡Gracias por pasar por aquí!!