Los ciclos de la vida: Jorge

En la entrevista de hoy traigo una colaboración muy especial y es que de esta historia ya leiste la entrevista de Vanessa, Jorge es su pareja y aporta su experiencia.

Aunque Vanessa ya ha hecho su aparición en mi blog contando su historia de los hechos me gustaría que resumieras un poco vuestro camino por la infertilidad, tu edad y qué causas os han llevado a hacer un tratamiento en reproducción asistida.

Me llamo Jorge, tengo 35 años y llevamos desde 2011 más o menos intentando ser papas, pero el final feliz nunca llega. Para empezar, al año de casarnos decidimos dejar las protecciones para prepararnos a ser lo que casi todo el mundo consigue “ser papas”, al cabo de los años, al ver que no pasaba nada pensábamos “bueno…a lo mejor es que no ha coincidido en la ovulación y no hemos acertado” pero que va! Ni calculándolo conseguíamos quedarnos embarazados. También pensábamos que el tema del estrés en el trabajo también influía, pero tampoco era el caso, porque bien que nos íbamos de vacaciones en las semanas de ovulación y al final siempre venia la que no tenía que venir “la regla dichosa”. Al final hace dos años decidimos de dar el primer paso y ponernos en manos de profesionales para que nos hicieran pruebas, pero en el caso de mi mujer lo paso fatal, porque no se sentía preparada psicológicamente para dar ese paso y menos el escuchar que no podría ser mama. Así que, hasta el año siguiente, o sea, el año pasado (2016) a partir de junio, julio no  volvimos a hacer el intento de volver a empezar a hacernos pruebas y pensar que a nuestra edad es posible que tuviéramos un problema de fertilidad. 


¿Cómo te sentiste al saber que tendríais que acudir a la reproducción asistida para conseguir el embarazo?

En la primera IA iba con mucha ilusión, dado que pensaba que como ya estábamos en manos de profesionales, lo conseguiríamos a la primera, ya que solo necesitaríamos un empujoncito y ya está, pero no fue así. Después de 3 IA y una FIV,  la verdad es que es muy duro ver como familiares, amigos cercanos e incluso conocidos, consiguen el sueño de ser papas y tu estas ahí, pasando por ese proceso tan duro y mucho más duro para mi mujer, por el tema de las hormonas y todo lo que conlleva! 


¿Te has sentido comprendido en tu círculo cercano (por parte de amigos, familia)? ¿Te resultó fácil contarlo?

Para mí, la verdad es que no he tenido ningún problema en contárselo a nadie, la gente ha comprendido por la situación por la que pasamos, pero nadie se pone en tu lugar y siente lo que tú sientes. Pero lo peor de todo es que, encima que pasas por un momento durísimo de tu vida, una vez hecha la inseminación o transferencia, no paraban de preguntar en cómo estaba tu mujer…. Y cada día era la misma respuesta….igual que siempre, hasta que no pasen dos semanas…no sabremos nada!!! Al final, en la 2ª tranfer, decidimos no contárselo a nadie para que no tuviéramos la presión de estar todos los días igual!


En los dos años y poco que mi marido y yo llevamos buscando el embarazo apenas hemos encontrado testimonios masculinos, apenas se habla de cómo afecta un proceso de reproducción asistida al hombre ¿Por qué crees que la infertilidad masculina es un tema del que se habla tan poco?

Creo que los hombres piensan que si son ellos los que no pueden, perderían esa masculinidad que les caracteriza. En mi caso las analíticas salieron relativamente bien, en alguna salió menos cantidad y en algún caso se comentó que podrían a llegar a ser un pelín lentos, pero como con las IA o las FIV seleccionan a los mejores, ese problema no era grave. 

Los estudios y tratamientos de reproducción se centran muchísimo en la mujer, está claro que los procesos son más invasivos que en caso del hombre y que somos nosotras quienes nos llevamos la mayor parte del dolor físico. Pero hablando del factor psicológico ¿te has sentido comprendido e incluido por los equipos médicos y los expertos en fertilidad?

Solo me he sentido comprendido por mi mujer. El equipo médico recibe un montón de visitas al día y todo el mundo siempre le explica lo mismo, la mayoría tiene los mismos sentimientos que tú, ellos solo escuchan. El dolor psicológico que he sentido yo, ha sido ver a mi mujer sufrir por pincharse el gonal, el ovitrelle, el clexane, ver como lloraba porque no quería pincharse y eso que era para un buen fin. Pero por más que lo cuentas, solo te sientes comprendido sólo por las personas que pasan por lo mismo que tú. 


Para terminar, ¿qué consejo le darías a una pareja que acaba de empezar su camino en la infertilidad?

Solo les diría que tuvieran mucha mucha paciencia, que es un camino muy duro y largo y que solo ellos sabrán donde está su límite. Ojala que todos los infértiles podamos conseguir nuestros sueño, pero a veces la vida te da palos tan grandes como el no poder serlo, pero hay que luchar contra ello.


Jorge, muchísimas gracias por tus palabras y tu tiempo, se que has estado muy liado y has sacado tiempo de donde no lo hay para hacer esta entrevista.
Os deseo a los dos muchísima fuerza para recorrer este camino tan difícil.



               

Comentarios