Actitud

Todo en la vida es cuestión de actitud, cuando se nos presenta un obstáculo depende de cómo se enfrente el problema se logrará superar antes o después.


De todo se aprende, siempre he pensado que incluso en las ocasiones malas se aprende en la vida y con la infertilidad he aprendido que es mejor no perder los papeles, no perder la compostura. Es mejor mantener la calma ante el problema (sea cual sea) y confeccionar un plan de ataque, al menos un plan de ataque inicial con el que poder empezar a abordar el problema.

Al principio parece que se pierde el tiempo, pero una vez se tiene el plan en mano y se empieza a atacar el problema se avanza mucho más rápido y con mucha más energía que cuando uno se lanza a la primera y a lo loco.

De hecho cundo se estudia el problema todo se reduce, se hace más pequeño y más sencillo.

A mi mantener la calma y analizar la situación con tranquilidad me está resultando una buena técnica.
Siempre he pensado que eso que se dice de afrontar los problemas con una buena sonrisa era una tontería hasta que lo he comprobado con mi propia experiencia.



¡Un saludo y no te vayas sin dejar tus comentarios!


                


Comentarios