ICSI: seguimos mareados

La semana pasada te conté que casi cogimos complejo de pelota de ping pong, que aquello fue como las 12 pruebas de Asterix y Obelix pero en versión moderna haciendo llamadas de teléfono y enviando e-mails de un departamento a oro.

A Marido le dijeron que a principios de esta semana me llamarían para darme la cita, pues manda huevos que si no llego a llamar yo el miércoles no son capaces de llamarme. Y no creas que la cita me la han dado a principios del mes de febrero haciéndome un hueco en la agenda para compensar su error, no. Me la han dado cuando les ha salido de sus partes nobles ¡¡a finales del mes de febrero!! 
O sea, vamos a ver. Llevo esperando la cita desde el día 8 de diciembre, me tienen sin noticias desde entonces, ignoran mis correos electrónicos ¡¡Y me dan la cita cómo si la acabase de pedir!!
¿Pero qué cachondeo es este?

Y esto no es lo mejor, no te creas que todavía lo has leído todo, la mejor parte es que la consulta con genética no es el mismo hospital donde nos estamos haciendo el tratamiento (debería decir donde nos deberían estar haciendo el tratamiento). No, la consulta con genética es en el culo del mundo, no en un edificio al lado, no. Tenemos que ir al otro lado de la ciudad.


Qué experiencia mas mala estamos teniendo. Elegimos el Hospital Clínico Universitario de Zürich porque su clínica de reproducción asistida es una de las que mas años de experiencia tiene en Suiza, además de presumir de un buen laboratorio y buenas instalaciones, pero a día de hoy me siento como un cero, tienen cero empatía con el paciente, no tienen en consideración el factor humano y eso me genera muchísima desconfianza.
Vale que quien algo quiere algo le cuesta pero bien podrían tener a alguien de genética en el departamento de reproducción asistida, no les costaba nada, de esta forma evitaban marear al paciente.

Sinceramente nos estamos planteando cambiarnos a una clínica completamente privada donde no nos traten de esta forma, eso o nos plantamos seriamente y hacer ya de una vez el tratamiento por el que llevamos esperando desde septiembre.

Una cosa es segura, si alguien me pregunta no recomendaré para nada la clínica de reproducción asistida del Hospital Clínico Universitario de Zürich.


¡Un saludo y hasta la próxima!

Comentarios

  1. Joder, vaya con los suizos! y yo que pensaba que en los países del norte eran más eficientes y puntuales con los servicios!
    Hacéis bien en pensar en un cambio de clínica... estas cosas son las que merman la confianza, y ésta es básica en los tratamientos de reproducción asistida. Te lo habrán dicho muchísimas veces, pero respira y ten paciencia. Los tratamientos se alargan mucho en el tiempo, y nos desesperamos aún más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, suelen ser muy muy eficientes, casi hasta el punto de ser obsesión con las cosas bien hechas. Por eso además me enfada tanto esto, que no hayan sido capaces de resolverlo entre ellos y hayamos tenido que ser nosotros los que hemos estado mareados con las llamas telefónicas...

      Eliminar

Publicar un comentario

Tus comentarios son parte de la vida de este blog.
¡¡Gracias por pasar por aquí!!