Los ciclos de la vida: Mamarobot

Quiero empezar el año inaugurando una nueva sección en el blog en la que quiero invitar a otras personas a hablar de su propio caso, la idea es darle normalidad al tema de la infertilidad y, lejos de datos de los resultados clínicos, hablar del aspecto personal.
No se con qué frecuencia tendrá lugar esta sección, todo depende de la cantidad de personas que se animen a participar (desde aquí aprovecho y hago un llamamiento a las parejas masculinas, he encontrado muchísimos blogs que hablan de la infertilidad pero siempre desde el punto de vista de las mujeres).

Hoy para empezar, nos cuenta su historia Mamarobot.


Hola parejas infértiles!
Mi nombre es Mamarobot. Obviamente es un pseudónimo, pero lo cierto es que me siento mucho más libre para expresarme en el anonimato. Paparobot y yo decidimos que queríamos ser papas en el 2014. En octubre dejamos de usar protección y nos dedicamos a vivir la vida loca ;-) Desde el principio yo estaba convencidísima de que me quedaría embarazada enseguida. Nosotros éramos superfertiles (¡inocencia divino tesoro!), y al fin y al cabo llevábamos años "practicando" la técnica para hacer bebes... ¿no? Desde el principio decidimos que era algo nuestro, así que no lo contaríamos a nadie. ¡La sorpresa que se llevarían cuando diésemos la noticia de que estábamos embarazados!

Los primeros meses pasaron tan ricamente. Yo por aquel entonces no controlaba para nada mi menstruación, pensaba que si me quedaba embarazada, ya me enteraría. Un día unos 5 o 6 meses después de empezar la búsqueda, volviendo del trabajo sentí nauseas en el metro y me mareé. Me emocioné muchísimo pensando que eran mis síntomas de embarazo y pasé por una droguería a comprar un test de embarazo antes de llegar a casa. No sabía si tenía retraso o no, pero pensé que si los síntomas eran de embarazo, las hormonas tenían que ser suficientes para dar positivo en un test de embarazo. Ese fue mi primer test negativo. Nota al lector: por sospechoso que parezca, a pesar de mi absoluta relajación durante estos meses, no me quedé embarazada. Si relajarse preñara, nosotros seríamos ya familia numerosa.
A partir de este momento, me sentí un poco estúpida. Me dije a mi misma que una cosa era no obsesionarme y otra no saber ni de cuantos días era mi ciclo. Así que comencé a apuntar en mi calendario los días que me venía la regla, y ahí fui cuando descubrí lo jodidamente puntual que es la muy cabrona. Empecé a sentirme muy frustrada cada vez que me venía la regla, y comencé a leer foros y blogs sobre la búsqueda del embarazo e infertilidad. Tardé poco en crear mi "alter ego" Mamarobot y en abrir mi propio blog para contar mi historia. Ya íbamos por unos 8 o 9 meses de búsqueda cuando entré con todo el tema de los test de ovulación, las temperaturas, y otras historias para no dormir. A partir de aquí el conseguir un embarazo empezó a convertirse en una carrera contra reloj. Si llegábamos al año de búsqueda seríamos infértiles. O estériles que suena aun peor. 

¿Cómo habíamos llegado hasta aquí? Recuerdo el día que cumplí justo el año de búsqueda y me declaré infértil. Lloré durante todo el día.  
Aun así nos dimos unos meses mas de plazo y en enero de 2016 comenzamos con las pruebas de fertilidad. Espermiograma de Paparobot, análisis hormonales, antimulleriana, recuento de foliculos... Todos los resultados iban saliendo bien. Uno de los diagnósticos más terribles: infertilidad de origen desconocido. Así que nos propusieron relaciones programadas. Tras el primer mes fallido, nos hicieron una hyterosalpingosonography que salió perfecta. La ginecóloga nos advirtió que después de esta prueba muchas chicas se quedaban embarazadas. A todo esto llamaron a mi madre para operarla. Adelantamos el ovitrelle ese mes para no perder el ciclo porque yo tenía que volar a España a cuidar de mi madre. Ese mes estaba muy estresada. Y ese mes me quede embarazada. Vaya, que cosas, ¿eh? Después de tantos meses relajada me quedo embarazada justo el mes que más estresada estoy. Quien lo diría. 
Me sentí muy afortunada. Cuando lees tantas cosas malas en internet, te pones en lo peor. Y de repente te quedas embarazada con el tratamiento más sencillo. Casi te sientes una impostora en este mundo de infértiles. Pero aun así todas se alegran por ti y festejan tu embarazo como si fueses una de ellas. Porque eres una de ellas, todas estamos en el mismo barco. Por desgracia la alegría no duró mucho y perdimos el embarazo a las 9 semanas. Fui a la eco de las 9 semanas con una camiseta superdivertida que me había regalado Paparobot donde se veía como si fuese un escáner un feto de alien justo en mi barriga. Ahí vimos que el embarazo no había evolucionado. Aborto diferido. Me pautaron legrado y acabó todo en pocos días. Me sentí furiosa. ¿Como se atrevían a arrebatarme este embarazo que tanto me había costado?

Pasados tres meses volvimos a la clínica. Nos pautaron de nuevo relaciones programadas. Ya había funcionado una vez, enseguida estaríamos embarazados de nuevo. Pasaron cinco intentos. Cinco intentos llenos de esperanzas, de frustración y de dolor. Decidimos que a principios de 2017 comenzaríamos con IA** o FIV*. Durante el ultimo intento de relaciones programadas, Paparobot se repitió el espermiograma para tener uno actualizado y decidir los pasos a seguir. El resultado fue catastrófico. 4% de espermatozoides móviles. Con eso nos pasaban directamente a FIV. Las esperanzas en este ultimo ciclo se fueron por la borda. Contra todo pronóstico , hace tan solo dos días volvimos a ver un test de embarazo positivo. ¡Estoy de nuevo embarazada!

¿Cómo os afectó a vosotros cuando supisteis que buscar el embarazo os iba a resultar mas difícil?

Lo fuimos aceptando poco a poco. Al ser nuestro primer diagnostico infertilidad de origen desconocido, no hubo ninguna prueba donde nos dijeran que con esos resultados no podríamos ser padres de forma natural. A nosotros nos gusta ir lidiando con los fantasmas de uno en uno, asi que nos centrábamos en cada paso intentando no pensar en más adelante. Aunque he de reconocer que si tuve varios momentos en la clínica en los que me pregunté "¿Qué hago yo aquí? ¡Pero si yo soy superfértil!". 

De cara a vuestro circulo cercano de amigos y familia ¿cómo se tomaron el hecho de vuestra infertilidad?

Es un tema que empezamos llevando en secreto. Sólo lo compartí con mis dos mejores amigas (cuando ya llevábamos más de 6 meses de búsqueda). Una de ellas empezó a buscar embarazo cuando yo lo conté, y fue bastante empática. Se quedó embarazada casi a la vez que yo (cuando el aborto) y la verdad es que ha sido muy respetuosa conmigo y con las circunstancias. Tanto que no me costaba contarle cómo me sentía por su embarazo. A mi familia tampoco lo contamos porque viviendo tan lejos de casa, preferíamos no involucrarlos. Aunque sé que si lo contáramos, no me sentiría marginada. En mi familia hay ya un amplio historial de infertilidad. Tengo tres primos adoptados y dos tias que han pasado por FIV en la época en la que ese tratamiento era considerado casi magia. En este aspecto me siento muy afortunada. La única que fue un poco insistente con la preguntita de marras "¿Y los niños para cuando?" fue mi suegra. Hasta que un día le dije que se callara ya, que queríamos pero no podíamos y que no ayudaba nada con esa actitud. Mano de santo, no ha vuelto a presionar ;-) 

Vives en Alemania ¿cómo está el tema de la reproducción asistida? ¿cubre algo el seguro médico? ¿existen muchas clínicas de reproducción asistida como está surgiendo ahora en es España?

Como en España, está a la orden del día. Cuando apareces por la clínica de fertilidad te das cuenta de la cantidad de mujeres que están en la misma situación. A mi me costó bastante encauzarme, porque mi ginecólogo era tan hippy que si por el fuera seguiría tomando acido fólico y follando sin condón. Busqué foros en alemán, experiencias de otras chicas e historias varias. En Munich que yo conozca hay tres clínicas, todas privadas (aquí todos los centros médicos son de capital privado), pero aceptan asegurados. Casi todas las pruebas diagnosticas, están cubiertas por el seguro. Lo único que tuvimos que pagar de nuestro bolsillo fue la hysterosalpingosonography que tuvimos que pagar unos 500 euros. Todas las demás consultas, ecografías, analíticas, etc. están cubiertas. En cuanto a los tratamientos en caso de IA y FIV, las aseguradoras cubren el 50% del tratamiento y la medicación (por supuesto si cumples ciertas condiciones...). En Alemania no cubren los tratamientos a parejas no casadas, ni tratamientos con semen donado, o sea que mujeres solteras o parejas de lesbianas tendrían que pagar el 100% del tratamiento. En el blog cuento cómo fue todo el proceso de búsqueda de la clínica y lo que cubre el seguro médico, por si alguien quiere profundizar más ;-)

Un consejo que darías a una pareja infértil.

Poneos en manos de un médico en el que confiéis, pero nunca bajéis la guardia. Una vez que os decidáis por uno, dejadlo todo en sus manos. El es el especialista y está ahí para ayudaros, no es el enemigo. Si tenéis dudas, consultadlas con él; si os sentís inseguras con el tratamiento o el diagnostico, discutidlo con él. Nunca os mediquéis sin consultarlo con él. 
La infertilidad es cosa de dos. Que este proceso os una como pareja y os sirva para crecer en vuestra relación, no para tener un motivo constante de discusión. 

Para acabar quiero darle las gracias a Verena por invitarme a participar en su blog, ¡me ha hecho mucha ilusión! :-)

Muchísimas gracias a ti por animarte a participar, espero que todo esto te ayude a reflexionar y a dejar atrás la oscuridad. Disfruta de la luz, disfruta de esa vida que crece en ti, el camino es duro pero si se puede y tu eres ejemplo de ello.


Un abrazo enorme y hasta pronto.

*FIV: Fecundación In Vitro
**IA: Inseminación Artificial

👇👇👇👇👇👇

Puedes leer entrevistas anteriores aquí.

Si te apetece participar en el ciclo de entrevistas mándame un correo a

Comentarios

  1. Verena, ¿por qué no hay entrevista a tu marido?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me resulta un poco raro, tengo que sacar ganas

      Eliminar
  2. Que ganas de leerás todas ya!! Besos precisas, me ha gustado mucho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si ! pues hay entrevistas a montones... se ha apuntado mas gente de la que yo pensaba!

      Eliminar
  3. Me ha gustado mucho esta sección.
    Espero que se anime más gente a contar su historia.
    Yo no la cuento porque no es una infertilidad en sí.
    Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Tus comentarios son parte de la vida de este blog.
¡¡Gracias por pasar por aquí!!