Un año con Fellini

Hoy hace un año que la casa empezó a llenarse de pelos blancos, pelusas, arenita y mucho amor. Hace un año que Fellini está con nosotros y es una de las mejores cosas que nos ha pasado en los últimos años.
Siempre he tenido gato en casa y es algo que echaba de menos porque son animales increíbles. 


Fellini llegó a nuestra casa cuando todavía era una pelusa, tenía 10 semanas cuando llegó. Una tarde de muchísimo frío en su cestita con una manta 30 veces mas grande que él, ya desde el primer día demostrando que no le tiene miedo a absolutamente nada porque vino tan tranquilito cotilleando todo en lugar de maullar.

No es uno de esos gatos que haya costado enseñarle cual es el lugar en el que tiene que hacer sus necesidades, cuando llegó el primer día ya tenía su arenero preparado, se lo enseñamos y supo que ahí era su sitio. Nunca hemos tenido cacas ni pis en ningún otro lado de casa que no sea en su arenero. Incluso, pobrecito, cuando al principio le costaba adaptarse a la comida que estuvo unos días con vómitos y diarrea él iba a su arenero (la señora que nos lo dio lo había destetado con comida italiana, les daba pasta con tomate a los gatos).

¿Cosas que le gustan a Fellini?
Le gusta estar en el balcón, aun que diluvie o esté cayendo una helada a él le gusta estar fuera. Cuando nieva hasta se reboza por la nieve. Se ha caído dos veces por el balcón, por torpeza suya, pero nunca se ha tirado en plan allá que voy y me voy de aventuras.

Le gustan los juguetes que le hago yo, nada de chorradas compradas.

Le encanta meterse al armario, hasta el punto de que ha aprendido a abrir la puerta del armario para meterse dentro.

Le gustan nuestros zapatos, nos lo hemos encontrado dormido encima de nuestros zapatos muchas veces (ademas de dormir en muchos otros sitios raros como el lavabo o la bañera).

Tiene otras muchas aficiones, podéis seguir a Fellini en su propia cuenta de Instagram y si queréis leer entradas anteriores que le he dedicado en el blog lo podéis hacer aquí.



En la siguiente publicación que le dedique al tema de las cuatros patas os contaré el cambio de arenero, que hace unas semanas le hemos puesto uno mas grande.


¡Un saludo y hasta pronto!


Comentarios