Copa menstrual: mi experiencia

A finales de mayo os conté que me decidí a comprar la copa menstrual.
Después de leer malas y buenas experiencias, hacer un montón de preguntas a personas que llevan usando la copa desde hace un montón de años me decidí a probarla por mi misma.

Advertencia antes de seguir leyendo: si eres de esas personas que no se siente cómoda con temas muy detallados sobre la intimidad femenina y demás es el momento para que dejes de leer y salgas de este post. Te recomiendo mis publicaciones vacacionales.

Unos días antes de que me viniera la regla hice un test en seco, pensando que así el día que la tuviera que usar en acción me resultaría mas fácil por haber entrenamiento previo.
Fue muy mala idea, no os recomiendo que hagáis esto porque yo me hice daño al sacarla.
Lo único que saqué en claro es que de momento me he decidido a usar la Mooncup, la DivaCup me resulta demasiado incómoda, de momento así en el primer contacto, quizás en mi siguiente ciclo la utilice para poder tener opinión de las dos.


Dimensiones.


* Mooncup Talla A: altura completa 7,5cm - alto del contenedor 5,2cm - diámetro 4,8cm - capacidad 13ml.

* DivaCup Talla 2: altura completa 7cm - alto del contenedor 5,8cm - diámetro 4,8cm - capacidad 15ml.

"Altura completa"=la altura  incluyendo el rabito.
En cuanto a material, textura, consistencia, etc son muy similares entre si.



En uso.

Empezaremos por el doblado de la copa, existen muchas maneras de doblarla y cada mujer debe encontrar la manera que mas cómoda le resulta para introducir la copa.
Las que yo he probado son en C y en en flor y la que me resulta mas cómoda es la segunda, pero hay muchas mas maneras de doblarla.

Para introducirla, lo mejor, o por lo menos lo que para mi funciona de momento, es relajar la musculatura vaginal, encontrar una posición cómoda doblando un poco las rodillas y abriendo las piernas. Facilita mucho la entrada si se mantiene la espalda recta y no arqueada. Una vez que está introducida hasta tener la base de la copa dentro y después empujarla con un dedo. Una vez dentro, ayuda mucho contraer los músculos vaginales y tirar de la copa hacia dentro.
La manera de asegurarse de que está abierta es tirar de ella cogiéndola con los dedos del rabito, si sale fácilmente es que no se ha abierto, si ofrece cierta resistencia es que se ha hecho el vacío, quiere decir que está abierta.

Para sacarla hay que hacer lo contrario, y la mejor manera para no hacerse daño es empujar la copa hacia a fuera usando la musculatura vaginal hasta que asoma el rabito o la base de la copa. Una vez se puede alcanzar el rabito, acompañando de las contracciones musculares se tira muy suavemente del rabito hasta alcanzar la base, teniendo la base entre los dedos lo mejor es aplastarla un poquito, como un pellizco para romper el vacío y tirar de ella despacio. Si resulta incómoda esta manera, lo que también se puede hacer es doblarla un poquito según va saliendo, así se evitan posibles daños.

El primer día.

Recomiendo que para el primer día de uso de la copa se use también una compresa, de esta manera se evitan manchas indeseables en la ropa o incluso en los muebles.
Suerte la mía que me vino la regla la noche del sábado al domingo y pude tener el primer contacto con la tranquilidad y la calma de estar en casa. Para mi esto ha sido importante porque si hay fugas las habrá estando en casa, además de no ir en el transporte público o en el trabajo pensando si se ha manchado la ropa o no. Además de tener todo el día, con tranquilidad y sin prisas para ponerme y quitarme la copa.
En la primera mitad del día hubo ciertas fugas, incluso me manché de sangre los dedos al sacarla, en la segunda mitad conseguí ponerme bien la copa, sin fugas ni molestias del rabito. Eso sí, estuve todo el rato yendo al baño para vaciarla, porque al haber usado siempre tampones y compresas la apreciación de la cantidad de flujo es muy diferente. Además de esta manera también pude poner en práctica quitarla y ponerla.
Me sentí tan a gusto que hice la prueba de dormir con la copa puesta.

El segundo día.

La utilicé ya para ir al trabajo con ella puesta, y las primeras sensaciones son raras. Los tampones retienen el flujo menstrual pero además resecan, creando así una sensación de completa sequedad. La copa simplemente recoge el flujo menstrual, sin resecar, y la sensación es de humedad. Pasé todo el camino de casa al trabajo pensando que había fugas y que llegaría al trabajo manchada. Para mi sorpresa, cuando llegué al trabajo no había manchas de ninguna clase, era todo esa diferencia de pasar de los tampones que resecan al hecho de que la copa respeta los flujos.
La vacié en el trabajo una vez y sin problemas, sin mancharme las manos, sin salpicar ni chorrear.

Los siguientes días incluso fui en bicicleta hasta el tren, y sin problemas. También pude ponerla al salir de casa y vaciarla al llegar a casa, sin tener que hacerlo en el trabajo o fuera de casa (esto dependerá siempre de tu cantidad de flujo).



¿Qué se siente al llevarla puesta?
Nada en absoluto, no duele, no se nota. Al orinar y defecar si que se nota que está ahí, pero en este sentido no hay diferencia con un tampón.

¿Desprende olores?
Las marcas de compresas se empeñan en hacer compresas con olores, tengo que decir que mis partes íntimas huelen "peor" usando compresas y tampones que utilizando la copa menstrual.

¿Cómo se limpia?
No utilices toallitas húmedas, los aromas de las toallitas estropean el material de la copa. Lo mejor para limpiarla es agua corriente y, como mucho, jabón de ph neutro y sin aromas. Antes y después del ciclo (previo enjuague con agua corriente) se hierve para desinfectarla, como se hace con las tetinas de los biberones, por ejemplo.
Si quieres puedes comprar una olla de tamaño reducido específicamente para desinfectarla, de esta manera no tendrás que utilizar ninguna olla que normalmente se utilice en casa para cocinar.

¿Es higiénica?
Hay que lavarse las manos antes de ir al baño a vaciarla, pero eso también hay que hacerlo antes de ir a cambiarse el tampón o la compresa. Y cuando se vuelve a introducir no tiene nada de malo meter algo en nuestro cuerpo que ya ha estado ahí, no es que se restriegue la copa por todo el baño antes de meterla ¿o restriegas los tampones por el baño antes de utilizarlos? Pues esto es igual.

¿Qué pasa con el rabito?
No todas tienen rabito, otras marcas tienen una bolita o un pequeño aro.
Yo de momento no lo he cortado, quiero esperar un par de ciclos para adaptar su longitud, de momento el rabito me es de gran ayuda al sacarla. Pero si resulta muy molesto desde el principio se puede cortar. Recomiendo que se corte poco a poco, no vaya a ser que le pegues un corte drástico y luego resulta que te hacía falta mas largo.

¿Estoy contenta con la copa menstrual?
Requiere un gran conocimiento de tu propio cuerpo, mucha paciencia y práctica. Yo si que estoy contenta porque con los tampones, al final del ciclo siempre tengo picores, con las compresas que uso para dormir me suda la entrepierna. Con la copa no hay sequedad, no hay picores ni sudores de ninguna clase.


Esto ha sido todo, si tienes cualquier duda, pregunta o sugerencia ya sabes, deja tu comentario y contestaré lo antes posible.

Comentarios

  1. El lunes hice yo un post así contando mi experiencia de 4 años y más o menos llegué a las mismas conclusiones que tú, así que te felicito si en tan poco tiempo has conseguido dominarlo y te encuentras tan cómoda. A mí me costó pero ahora no lo cambio por NADA.
    A mí el rabito se me rompió de tanto tirar de él y puede sacarse igual aunque me resultaba más cómodo con él. No recomendaría quitarlo.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Yo lo compre y sólo la pude utilizar un mes xq al siguiente me quedé embarazada, pero el primer mes q la use sólo te digo que fue en las fiestas de Azuqueca y me apañe perfectamente!!! Jajajaja ahora mi periodo ha vuelto y llevo dos meses más, estoy encantada...una gran compra y un gran ahorro también😉

    ResponderEliminar
  3. Ouch! Yo no pude con ella. Cada vez que la sacaba era la matanza de texas ¬_¬

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Tus comentarios son parte de la vida de este blog.
¡¡Gracias por pasar por aquí!!