FIV en Suiza


Las cifras


  • En el año 2014, 6269 parejas se sometieron a un tratamiento de fertilización in vitro.
  • La media de edad de la mujer que se somete a su primer tratamiento es de 36,2 años. En el 2007 la edad de la mujer estaba por debajo de los 36 años.
  • La media de edad de la pareja es de 39,9 años. En el año 2002 la media de edad de los hombres estaba en 38.9 años.
  • 28.3% de las mujeres eran menores de 34 años.
  • 41.5% entre 35 y 39 años de edad.
  • 1 de cada 5 mujeres tenían entre 40 y 44 años.
  • 0,8% de las mujeres tenían mas de 45 años.
  • El 6% de las parejas hicieron el tratamiento con esperma donante.
  • En el 2013 se dieron 1891 partos como resultado de tratamientos in vitro.
  • En el año 2013 1 de cada 3 mujeres tuvo que someterse a mas de un ciclo para conseguir el embarazo.
  • En el año 2014, 72% de los embarazos fueron a término. De los que el 17% fueron partos múltiples (272 gemelos, 8 trillizos). 9 veces mas que en embarazos naturales.
  • En el 40.6% de los casos del 2014, la reproducción asistida se utilizó por esterilidad del hombre. En el 17.3% por causas de esterilidad en la mujer. En el 12% de los casos no se determinaron las causas de infertilidad. Y en cada tercer caso las causas de infertilidad fueron por ambas partes de la pareja.

La ley



  • Ambos miembros de la pareja deben estar de acuerdo a la hora de someterse a una FIV.
  • Ambos miembros de la pareja deben ser VIH-Negativo.
  • La mujer debe ser menor de 40 años.
  • La mujer debe haber pasado o estar vacunada de rubeola.
  • Solo pueden ser fecundados los ovocitos que vayan a ser implantados en un ciclo (un máximo de 3).
  • Los ovocitos no fecundados y descartados para el proceso de fecundación pueden ser congelados para futuros tratamientos de fertilidad. 
  • La reproducción asistida solo pueden llevarla a cabo equipos médicos especializados en la materia.
  • El uso de esperma donante solo se permite en caso de un matrimonio, es decir que a mujeres solteras no les permiten usar esperma donante.

Prácticas prohibidas en la reproducción asistida:


  • Cualquier alteración o modificación del embrión (esto incluye la selección genética embrionaria mediante diagnóstico genético preimplantacional).
  • El embarazo subrogado (lo que todos conocemos como vientre de alquiler).
  • La donación de óvulos y embriones.
  • La congelación de embriones (folículos bicelulares), con el fin de evitar que sean utilizados con otros fines que no sean tratamientos de fertilidad.

En Suiza actualmente hay unas 26 clínicas que se dedican a la reproducción asistida, hay clínicas totalmente privadas o clínicas que pertenecen a hospitales universitarios.

La inseminación artificial y la estimulación ovárica (para una fertilización natural) son los únicos métodos que cubren el seguro médico básico obligatorio. Así que el resto de tratamientos son por privado, el precio de una in vitro está entre los 6.000 y los 9.000 francos suizos, dependiendo si es FIV o ICSI (entre unos 5.400 y 8.100 euros).

El año pasado salió a votación popular y se decidió que sigue en prohibición el diagnóstico genético preimplantacional, este año en junio el pueblo vuelve a votar sobre este tema y espero que no vuelvan a votar en contra.
Creo que hay mucha gente que se informa poco sobre este tema y la opinión que hay generalizada es que eso conlleva a elegir el sexo del bebe, el color del pelo o el tamaño de los pies cuando la realidad es poder hacer un estudio genético del embrión y descartar ciertas enfermedades como se hace en España, sobre todo en quienes pueden tener un riesgo de poder portar esas enfermedades.

Al igual que el tema de que el seguro médico básico obligatorio cubra también tratamientos in vitro, hay muchísima gente que está en contra de esto, muchos médicos consideran que la infertilidad debería ser tratada con los mismos derechos que alguien que tiene una enfermedad crónica incurable, pues el deseo de paternidad no es algo que se pueda medir y hay muchas parejas que se sienten padres sin hijos.


En caso de salir que si cambiarían tres puntos muy importantes: fecundar hasta 12 ovocitos, congelación de embriones y se incorporaría al proceso el diagnóstico de preimplantado.
A mi me encantaría que saliera el Si. Ya el año pasado, antes de saber que nosotros sufrimos de infertilidad y que el camino de la paternidad será gracias a la ciencia, voté a favor. Volverá a salir que No, porque la gran mayoría piensa que se trata de niños a la carta.

Pero esto es otro tema y lo dejo para un posible post futuro en referencia a este tema.

¡Saludos y hasta la próxima!


Comentarios

  1. ¡Qué rabia me da cuando la gente no se informa y no aceptan ciertos cambios por miedo!
    Claro que hay gente que trata de saltarse las normas, pero no por eso se deben prohibir medidas que pueden ser de ayuda a otras personas.
    Aquí cumpliendo ciertos requisitos (estar casados, edad etc) el seguro te cubre la mitad de 3 intentos. No me parece mucho, la verdad. Creo que deberían cubrir más intentos, ya que desgraciadamente no todos los embarazos progresan.
    Ya nos cuentas qué se decide!

    ResponderEliminar
  2. Cada vez es mas frecuente la infertilidad y para superarla hay múltiples tratamientos.
    Desde la inseminación, pasando por la fecundación in Vitro y como ultimo recurso la Subrogación Uterina.
    Digo último, porque pienso que antes de llegar a la subrogación hay que probar antes las otras técnicas pero es evidente que para algunos casos la subrogación es la primera y única opción.
    Es el caso de las mujeres que han nacido sin útero o con malformaciones congénitas en el, la que han pasado por una histerectomía, o mujeres con patologías o enfermedades que desaconsejan o hacen imposible un embarazo como pueden ser cardiopatías, diabetes…entre otras.
    Es por eso que la subrogación no debería considerarse como un “capricho” sino una técnica más de reproducción asistida.
    Es un arma de dos filos. He sabido de casos en los que, después del parto, la mujer que presta o alquila su vientre se arrepiente y desea conservar a la criatura, por lo que la pareja interesada ha tenido que recurrir a las cortes o tribunales, puesto que invirtieron una pequeña fortuna en el proceso de fertilización in vitro y los cuidados médicos y hospitalarios.
    Pero en el entendido que no se presente una situación así, me parece que es una buena opción para las parejas infértiles.
    Aunque yo personalmente me inclino más por la adopción.
    Ya que en el mundo hay cualquier cantidad de criaturas abandonadas y huérfanas que necesitan y merecen un hogar.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Tus comentarios son parte de la vida de este blog.
¡¡Gracias por pasar por aquí!!