Ikea: mis imprescindibles.

Antes de empezar aclararé que Ikea siempre me ha gustado muchísimo, hubo años en que me sabía el catálogo y sus productos de memoria. Mis padres conocían Ikea porque en Suiza se abrió la primera filial fuera de Suecia hace 40 años, y cuando la casa de muebles sueca llegó a España yo me enamoré completamente de su espíritu, su concepto. Aun recuerdo cuando entré por primera vez en una filial, que hacía muy poco tiempo que estaban en España, que algunos empleados llevaban puesta una camiseta con una frase llena de humor que decía algo así como "somos suecos, y no estamos de vacaciones en España, estamos trabajando". Aquello me enganchó hasta la médula.

El año pasado por estas fechas yo tenía la cabeza en la mudanza, cajas por aquí, cajas por allá, muebles nuevos, muebles que se van al piso nuevo con otro uso... Parece que me he vuelto adicta a las mudanzas o algo, los bloques vecinos al mío están de mudanza y no hago mas que mirar con una sonrisa cuando empiezan a descargar muebles de los camiones, con el pensamiento de lo divertidas que son las mudanzas.
En una mudanza siempre hay que aprovechar para dejar ciertas cosas atrás y dar paso a lo nuevo, pero hay ciertos imprescindibles que no cambiaría por nada, y son de Ikea por el simple hecho de que la calidad relación precio me parece estupendo y en su catálogo hay para todos los gustos.
Os contaré en una serie de post cuales son mis muebles imprescindibles de Ikea.


El primero de la lista es la estantería Kallax. Antes conocida como Expedit, y sufrió unos pequeños cambios, con ello el cambio de nombre.
Esta estantería me encanta por lo versátil que es, se puede usar de estantería, de mueble con cajones para la oficina, de separador de espacios y montones de usos mas que jamás se me ocurrirían pero que la gente le da muchas vueltas.

La que ahora tengo en casa empezó siendo una estantería junto al escritorio, donde teníamos la impresora y todo el material de oficina. Después pasó a posición horizontal a hacer su servicio como encimera / entertainment center donde teníamos la pantalla del ordenador, el reproductor de películas, la video consola etc. En su estado actual sigue en posición horizontal, a diferencia de que ahora es para almacenar material de oficina, la impresora, y una regleta con todos los cargadores de las cámaras de fotos y demás artilugios modernos que hay por casa. Hay otra que prestó servicio como guardarropa que ahora mismo ejerce de mueble para todo un poco en el dormitorio pequeño.

Otro mueble que me parece genial por su sencillez y su precio es la mesa Melltorp
En la caja de cerillas tuvimos esta mesa en el formato 75x75cm como mesa de comedor/cocina. Ahora hace uso como mesa de oficina junto a su hermana mayor en formato 125x75cm (aquí hay una foto del estado de la oficina al poco de entrar al piso). Me hubiera encantado poder meter dos de 125cm de largo pero el espacio no nos lo ha permitido, quien sabe si en un futuro se hace un reajuste. Lo que mas me gusta de esta mesa es que entre las patas y la tabla tiene una ranura que se puede aprovechar muy bien para sujetar la ensalada de cables de todos los chismes. Además de ser una superficie de trabajo justa para tener espacio suficiente si no se tiene una oficina muy grande, también me gusta porque es blanca, los muebles de color blanco me parecen los mas acertados porque no comen luz.

En próximos post os contaré de otros muebles que no cambiaría por nada, algunos mas clásicos que otros dentro del catálogo.

¡Un saludo y hasta pronto!

Comentarios

  1. Ay! La antigua Expedit! Que tiempos! He tenido una de 4x4 que me ha separado ambientes, ha hecho de estantería después y que finalmente ha acabado yéndose vía mercadod e segunda mano a hacerle el servicio a otra familia. En Galicia tuve dos de 4x2 en posición horizontal que utilicé para aumentar el espacio de la cocina. Eran al mismo tiempo encimera y mueble de almacenaje. Se los quedó mi ex cuando me marché porque realmente hacían una muy buena función.

    En mi casa actual no tenemos mesa de comedor si no barra pero esa mesa es muy chula, barata y versátil.

    Un abrazo de otra fan de IKEA!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un mueble muy muy versátil y por eso tan popular.
      Nosotros en la cocina tenemos una mesa así muy clásica que pega mucho con las ventanas que tiene el piso. La encimera de la mesa es en color madera, con un barnizado ligero y las patas en blanco, pensamos en si poner barra o una de esas mesas que se atornillan a la pared y se pliegan, pero de cara al futuro pensamos que es mejor poner directamente la mesa, cuando vinieron los suegris o viene mi madre por casa agradecemos que sea mesa normal.

      Eliminar
  2. Yo soy muy fan del IKEA y si las cosas se tratan con un mínimo de cuidado, aguantan bastante.
    ¿Quién no tiene una estantería Billy en casa? En mi círculo casi todos sucumbieron...
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Resulta que yo era fan antes de conocer la existencia de Ikea, mis padres conocían la tienda porque vivieron en Suiza y aquí lleva 40 años, cuando llegó a España fueron los primeros en alegrarse jajajaja
      Pues mira, por tener yo tengo tres, cada una en un formato diferente :-)

      Eliminar
  3. Pues tengo un montón de cosas del Ikea, hasta cosas prestadas como la cuna resulta que es de allí. Asequible y de bastante cálidas comparado con otras tiendas más caras.
    Ando loco por hacerme con una Kallax de 4 huecos para la entrada de casa, próximamente caerá :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi casa, no-ikea son: la vajilla, los cubiertos, una silla que compré de segunda mano en un rastrillo y dos sillas de diseño vasco que vinieron desde España.
      Todo lo demás es Ikea, calidad precio es lo mejor, y teniendo presupuesto ajustado es lo mejor que hay.

      Hazte con la kallax, es uno de los muebles mas versátiles de Ikea.

      Eliminar
  4. Santa Ikea, qué haríamos sin ella en mi humilde hogar? Nuestro salón es de la serie Bestå jjjj. El dormitorio del pichón es también de allí (las estanterías, la mecedora, mesillas, juguetes...). Hasta los libros que tienen para niños con sus marionetas y juguetes para combinarlos, están genial de precio y son chulísimos.
    Para nosotros ir a Ikea es como ir de excursión jjj. Lo pasamos bomba.

    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja como le dije a Papa Cavernícola, tengo muy poquitas cosas en casa que no son de Ikea. Es un concepto genial.

      Eliminar
  5. Ay, IKEA. He comprado los mismos muebles en distintos continentes. Hace unos años cuando estaba en plena decoración de piso en España, me sabía el catálogo entero, con el tiempo te acuerdas de los básicos y te haces una experta en encontrar los "atajos" de las nuevas tiendas IKEA que visitas. La verdad es que son muebles modernos, baratos y nada mal de calidad para lo que cuestan. Para gente "manitas" como yo, son todo ventajas, la verdad. Aquí tengo una EXPEDIT/KALLAX de esas, la grande de 4x4 cubos, y anda que no caben cosas. También me encantan los muebles blancos y la serie MALM. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo antes me sabía de memoria todos los productos, ahora llevan unos años ampliando catálogo ya solo me conozco los básicos.
      Cuando hicimos la mudanza me memoricé hasta las medidas de muchos de los muebles para poder llegar al piso nuevo, medir y ya saber que muebles iban a entrar en casa jajajajaja

      Lo único malo de la Kallax es que al final se convierten en un agujero negro y se guardan trastos que al final ni te acuerdas que están ahí jajajajaja (al menos en mi caso).

      Eliminar

Publicar un comentario

Tus comentarios son parte de la vida de este blog.
¡¡Gracias por pasar por aquí!!