24h con un chisme

Por aquello de que los quistes me quieren os conté que tengo la agenda hasta arriba de citas médicas.

El miércoles por la mañana me tocó ir a por el cacharro para la medición de tensión arterial para el seguimiento durante 24 horas. 
Lo peor de todo es que ese día tuve turno de tarde, y cuando empiezo a trabajar a las 12 siempre intento dormir hasta las 9 ó 10 para que el día no se me haga eterno, y el chisme tuve que recogerlo a las 8:30 de la mañana, me tocó madrugar y fue un día muy largo. Por lo demás tengo que decir que la prueba no ha sido tan incómoda como yo pensaba en un principio.

El truco del seguimiento es que hay que rellenar un pequeño diario y anotar qué actividades se han hecho durante el día, mas o menos en plan la hora aproximada y lo que se estaba haciendo para que el médico tenga una base sobre la que poder interpretar los datos. Yo he sido lo mas exacta posible, porque mi trabajo es bastante físico y es de estar a cada rato haciendo algo diferente.

¿Cómo funciona?
Mi chisme estaba programado de tal manera que cada 20 minutos hacía una medición, la pega es que cuando mide hay que estar lo mas quieto posible, caminando hay que quedarse parado hasta que termine la medición porque sino sigue llenando de aire la banda hasta que se te queda la mano morada y puede hacer una medición correcta. Emite dos pitidos, en la pantalla va poniendo 5, 4, 3 2, 1... y hace la medición.
A la noche la medición, en mi caso, era cada hora y el pitido estaba silenciado.


Fue un día tan largo y estaba tan cansada que ni me entere del chisme durante la noche. Lo peor de todo es que yo en trabajo ando de un lado para otro y pasé mucho calor en el brazo, ya al final hasta me picaba donde tenía puesta la banda de medición.

Los datos de cada medición quedan guardados en el cacharrito, no hay que apuntarlos manualmente cada vez, una vez entregado de vuelta, el médico descarga los datos en el ordenador, que es donde primeramente se ven.

Los resultados me los dan en dos semanas, a finales de abril me hacen el estudio del sueño y estoy contenta porque puedo dormir en casa, el médico me da todos los trastos y puedo venir a casa a dormir, la única pequeña pega es que el cuatropatudo-peludo que tenemos en casa duerme siempre en mi cojín, pegado a mi cabeza, así que a ver que tal se porta con los cables.



¡Un saludo y hasta la próxima!

Comentarios

  1. A ver qué te dice el médico, espero que vaya todo bien.
    Menos mal que puedes dormir en cada, porque si a mí me tuvieran que hacer la prueba del sueño en el hospital, poco iban a ver porque no pegaría ojo!
    Ya nos contarás.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Poco no se, pero dormir diferente a como duermo en casa si, y no sería muy real que digamos ....
      Va a ser muy divertido jajajajajajaja lo primero que me ha dicho mi querido Marido es que se va a pasar la noche haciendome fotos con el chisme puesto jajajajajaja..... para eso están los maridos no? .... ¬¬

      Eliminar
  2. Qué bien que te hagan la prueba de sueño en casa, no? Aquí tienes que ir a un hospital, yo me la haría pero me da pereza.
    Que todo salga bien!
    Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Tus comentarios son parte de la vida de este blog.
¡¡Gracias por pasar por aquí!!