Le Bistro: comida automática

Nunca he estado a favor de estos cacharros, pero en casa hemos decidido comprar este comedero automático. La mejor oferta la hemos encontrado en la web suiza de la tienda Zooplus.
Después de ver varios modelos y ver como la mayoría de los gatos hackean los comederos para sacar la comida aun que no sea la hora, este modelo es el que mas nos ha convencido. Aun que ya veremos cuando lo tengamos, porque Fellini es un bicho blanco muy listo.

La idea de esto es racionar las dosis de comida, si es cierto que el gato tiene cuatro meses pero esta desarrollando cierta panza, que hasta le cuelga y me da miedo que engorde de mas, teniendo en cuenta además que es un gato que no sale y su actividad es limitada.

Ahora mismo las cantidades que le damos son 100g de comida seca, que los tiene siempre en el comedero y se la rellenamos cuando tiene el cuenco vacío, y de 85g a 100g de comida húmeda repartida en una toma por la mañana y una por la noche. Las dos comidas que compramos son de las que venden dirigidas a gatos menores de un año. La comida húmeda intentamos comprarla de diferentes marcas para que coma variado.

Con las cantidades no estoy muy segura, pero puede que le esté dando un poco mas de lo que necesita, así que estoy a tiempo de bajarle las cantidades antes de que sea adicto a la comida y se vuelva loco cuando baje de cantidades.

Lo bueno del comedero automático es que se regulan las horas a las que sale la comida y la cantidad, así que se pueden dividir las tomas para que no coma todo a la vez.

El cacharro llega esta semana, cuando lleve unos días en uso diré que tal funciona.
Mientras tanto, si todavía no la has visto, puedes pasar por mi IG a ver fotos de Fellini :-)

¡Un saludo y hasta la próxima!

Comentarios

  1. Pues mi gato la verdad es que se controla bastante y se mantiene en sus 5 kilos y pico. El tiene siempre su comedero lleno y va comiendo cuando le apetece. Creo que desde que le esterilizamos se controla bastante bien su apetito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A este le cuelga un poco la panza, y sinceramente.... es muy pequeño para eso jajajaja de todas maneras está obsesionado con la comida, nos ve comer y nos mira con ojos grandes y nos sigue la comida hasta que la metemos en la boca para masticar (aun que le hayamos echado de comer su correspondiente cena).
      La señora que nos lo dio tenía comida en la cocina 24/7 para todos los animalitos que tenía en el piso, y el nuestro aprendió que eso era lo normal. Se que el gato come cuando le da la gana, que van a su ritmo, pero es un glotón, no controla, porque además había tantos gatos y perros (que comían todos del mismo sitio) que se echaban unos a otros del comedero para poder comer, como una guerra por la comida. Y este cuando come lo hace en plan "rapido que vendrán a apartarme del plato".
      La señora cocinaba especialmente para los animales, les hacía pasta con carne picada y movidas así..... Así que imagínate lo que nos está costando acostumbrarle.....
      Ya empieza a darse cuenta de que lo que hay en el plato es para él y no lo come de una vez, ya es algo. Pero cuando se le termina es como "darme mas o moriréis todos" jajajajajaja

      Eliminar
  2. ¡Fellini es muy espabilado! Si es que, comer es un placer para cualquiera ;-).
    Espero que lo podáis controlar y no os saquee el súper comedero :p

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se.... es muy listo este gato, y un obsesionado. Cuando le da por algo le da..... Lleva toda la mañana con el envoltorio de un bombón que ha cogido de la mesa del salón, de un lado para otro pataleando en papelito dichoso, se lo lleva en la boca de una habitación a otra, lo esconde y lo vuelve a sacar .... He intentado cogerle en brazos, que normalmente le encanta, y se pone nervioso, me patalea y se revuelve mirando al suelo para ver donde está su envoltorio.
      Así que a ver lo que tarda en hackear el bistro.....

      Eliminar

Publicar un comentario

Tus comentarios son parte de la vida de este blog.
¡¡Gracias por pasar por aquí!!