Productos suizos que me encantan

Todos sabemos que el chocolate, las navajas, el queso y los relojes son cosas que nos vienen a la mente cuando hablamos de Suiza, al menos los mas típicos dentro de los tópicos.
En este post me quiero centrar en productos concretos que me encantan de este país y que realmente casi no se estar sin ellos.



Las mochilas Freitag. Creadas en 1993 por dos hermanos diseñadores gráficos. Están hechas con lonas de remolques de camiones. Hoy en día tienen una amplia gama de productos que va desde las mochilas messenger, que son su producto origen, hasta carteras, monederos, shopping bags, bolsas de viaje y un largo etc. Además de lonas de camiones, utilizan neumáticos de bicicleta viejos y cinturones de seguridad en desuso. Como dato curioso diré que hasta las he visto en escenas de películas y series americanas.
A mi las bolsas messenger no me gustan demasiado, no por el diseño en si que me encanta sino por su, para mi, demasiada simplicidad, no disponen de muchos bolsillos y yo llevo mil historias en la bolsa y me gusta tener bolsillos internos para organizarme un poco. De lo que si soy fan absoluta es de las carteras y monederos con un amplio bolsillo para acceder rápidamente a las monedas además de llevar tarjetas y billetes todo super organizado para que de un solo vistazo encuentres todo.


Ovomaltine. Su composición es básicamente malta y chocolate. Es una de esas cosas que o te enamoras de ellas o te da asco, no conozco a nadie que tenga una opinión intermedia del Ovomaltine.

Es una fuente tremenda de energía.
Yo desde que he bajado mi consumo de café a uno a la semana como máximo (para mi tomar descafeinado es un sin sentido) es lo que todo todas las mañanas, mi día no empieza hasta que no me tomo mi leche calentita con Ovomaltine.
Se encuentran además galletas, cereales, crema para untar en el pan, helados, barritas de chocolate y un montón de variedades para disfrutar.





Cervelat. Un clásico entre las salchichas suizas. Yo las conozco al grill y crudas en ensalada.
Mi manera favorita de comerla es en verano en ensalada: Wurst-Kässe Salat. Cortando en rodajas la Cervelat y en dados el queso Emmental, aliñada con salsa francesa. El primer verano que pasé en Suiza comí tanta cantidad de esta ensalada (la comía día si día también) que después estuve un año entero sin poder comerla, no podía ni verla. Tengo que decir que, a pesar de aquellos empachos que me di el primer año, me sigue encantando.



El pelapatatas rex. En mi casa siempre ha habido uno en el cajón de las herramientas de la cocina y es como aprendí a pelar patatas, mi madre incluso quita las hebras de las judías verdes con uno de estos. Sigue sin poder faltar entre mis artilugios de cocina.
Claro que aprendí a pelas patatas con el cuchillo pero al final siempre termino cortando la patata y no solo quitando la piel. Yo lo uso hasta para pelar fruta, para mi es un básico.




La Rivella. Refresco carbonatado hecho de suero de leche. Mi favorito por excelencia, super refrescante en verano. Casi no tiene calorías y para mi gusto muchísimo mejor que una Coca-Cola fría.
Su sabor no se puede describir, pero al tomarlo jamás se diría que está hecho de suero de leche.




Por supuesto que siempre llevo mi navaja suiza encima, una muy sencilla de 15 herramientas, pero para cualquier pequeña excursión siempre es necesaria. Y por supuesto que también me encanta el chocolate, uno de mis preferidos es de la marca Cailler y es chocolate con miel. Seguro que hay mucho que me dejo en el tintero, pero estos son los primeros que me vienen a la cabeza cuando pienso en mis "imprescindibles suizos".

¿Y tu de que productos eres incapaz de separarte?

¡Saludos y hasta pronto!

Lo + leído

Los ciclos de la vida: Queriendo ser Mamá

Me paso a la copa menstrual