Cosas de clientes

En este caso una imagen vale mas que mil palabras.

Sin título

Explicaré que es esa cinta conocida en español como cinta de carrocero, y que cada rollo contiene monedas de 5 rapes hasta completas 1 franco.
Fue en inglés y sus palabras fueron estas: I'm sorry to do this......
Mientras pronunciaba estas palabras me soltó los rollos y otro puñado mas de monedas sueltas.

¿Aspecto del cliente? Un chico joven, rondando los 30, vestido muy normal, ropa limpia y aseado. Por lo que me sorprendió un poquito la forma de pago.

¿Qué os parece? Yo no tengo mas que añadir, me quedé en shock, y nunca me había pasado.


¡Un saludo y hasta la próxima!

Comentarios

  1. Buenooo... Eso me recuerda al día en que hice lo mismo en mi banco londinense para que me dieran el equivalente en billetes y monedas más grandes, jajaja. Claro que a mí me hicieron desmontar los paquetitos y meterlo en distintas bolsitas... :S.
    La siguiente vez se lo cambié directamente al mánager de la tienda en la que trabajaba. El cambio nunca venía mal en una tienda de bocadillos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto.... Lo de que el cliente te suelta el rollo, aquí es literal! Jajaja

      Eliminar
    2. Lo peor es que no era papel..... sino cinta de carrocero pegada a las monedas..... que trabajo me dio para 6 francos....

      Eliminar
  2. Odio cuando la gente hace eso. Soltar moneditas para pagar... me pone de los nervios cuando estoy en una cola y justo el de delante se pone a pagar soltando centimitos. Uffff... Cuarenta horas contando monedas... Por lo menos este hombre se ve que lo llevaba ya "organizado" jajaja. ¿Pero quién se entretiene en envolver monedas en cinta de carrocero? Ay, diosss.
    Santa, eres una santa!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los peores son los que abren la cremallera del monedero, lo vacían encima del mostrador y ale... cuente usted las monedas señora cajera.....
      Santa no se, pero medalla por paciencia si.. jajajajaja

      Besitos!

      Eliminar
  3. Tú trabajo no es nada aburrido, siempre surge alguna anécdota con la que alegrarnos la mañana xD.

    Yo a veces pago también en moneditas, pero mientras espero en la cola ya las tengo organizadas. Es que ponerse a contar justo en ese momento...media cola esperándolo para que al final le falten 2 céntimos :s.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si las monedas nunca vienen mal, hay días que me paso medio turno pidiendo monedas a todos los clientes porque estoy sin cambio y nadie tiene, y justo cuando me queda media hora viene ese cliente con el monedero cargado y me pide que se lo cambie en billetes... en ese momento es cuando me pregunto ¿donde has estado todo el día con tus monedas?

      No me da tiempo a aburrirme, y estos post me ayudan a reírme un poquito de todo porque estoy al límite del estrés.

      Eliminar
  4. A mi me lo hacían bastante cuando estaba en la clínica veterinaria pero he de confesar que en mi caso lo agradecía porque el lerdiño de mi ex-jefe decía que con tener cambio de 150€ en la caja era suficiente. Y no. Nunca era suficiente.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si el cambio nunca viene mal,,,, pero no en rollos con cinta de carrocero!! jajajajajajajaja

      Eliminar

Publicar un comentario

Tus comentarios son parte de la vida de este blog.
¡¡Gracias por pasar por aquí!!