Mi taza preferida

Ayer recibí un e-mail precioso en el que, a parte de muchas cosas bonitas, la persona que lo envió me recuerda que una buena forma de pasar las horas y relajarme es tomar un té en mi taza preferida.
Lo que me hizo recordar que nunca os he contado nada sobre mi taza de té preferida.

Hace unos meses decidí que era momento de ordenar todos los tés que tengo. Muchos son al peso y los tenía o bien en la misma bolsita de la tienda o bien en botes diferentes. En aquel post , además de las maravillosas latitas que se apilan se ve una preciosa taza de estrellitas (si por mi fuera el mundo estaría decorado por rallitas y estrellitas, creo que la culpa la tienen Picasso con sus polos marítimos y Joan Miró con sus cuadros llenos de estrellas, todos esos cuadros y fotografías que llevo absorbiendo desde bien pequeñita).

Pues hoy os quiero hablar de esa taza, mi taza porque solo yo la uso.
La compré en una tienda maravillosa en Winterthur llamada Tea Kult, tienen montones de tés de montones de rincones diferentes del mundo, entre mis preferidos están el Earl Grey biológico y el Mumbai Chai. En la tienda, además de vender tés y accesorios para su disfrute ¡se pueden disfrutar los tés allí mismo!
En la planta de arriba, subiendo unas escaleritas de caracol, hay una preciosa sala donde sirven los tés hasta con reloj de arena para saber cuando hay que sacar las hebras del agua.

La taza en cuestión, al parecer es de una renombrada marca de tazas inglesa llamada Dunoon, no se si lo que mas me gusta de la taza es sus colores o que el estampado sean estrellitas, la verdad que creo que es un poco las dos cosas lo que hizo que me enamorase a la primera. Es para un té grande, en la foto parece pequeña pero su capacidad es de 600ml, lo cual es genial cuando me apetece una tarde larga tomando mi té preferido. No recuerdo el precio exacto pero creo que recordar que fueron mas de 40 francos, nunca me había gastado tanto en una taza pero llevaba mucho tiempo detrás de una taza bien grande y decente para tomar té en condiciones, y tratándose de un espécimen tan bonito no pude negarme.

Es el primer invierno que paso junto a mi taza, así que nos esperan largas tardes de sofá y manta (que por cierto mi manta de sofá es de tonos verdes), películas, series o lectura con una nota de mucho color para días grises y nevados.


¡Un saludo y hasta la próxima!

Comentarios

  1. Me gusta el té y probar tés nuevos aunque últimamente no pruebo nada. En mi taza favorita salgo yo, mi Pequeño Cavernícola (dos veces) y la mamá moderna. Regalo por el día del padre :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que regalo mas bonito! no me extraña que sea tu preferida!

      A mi me encantan los Chai, además de todos esos tés con mezclas especiales para cuando uno está resfriado por ejemplo, que un té calentito ayuda mucho a mejorar :-)

      Eliminar
  2. Yo no tomaba té nunca y la verdad es que me he aficionado y relaja mogollón. Muy bonita tu taza, yo también tengo la mía propia que yo solo uso, y es de Marilyn Monroe porque soy súper fan desde chiquita.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay tés que ponen como una moto, hay que tener que cuidado!

      Nada mejor como una mujerona como inspiración :-)

      Eliminar
  3. Yo no tengo una sólo, tengo varias... :)
    Tengo una de gatitos (de la marcha Cha Cult), que ha sido la última en entrar en mi casa y que es de la tienda de té en Rapperswil.
    También uso dos preciosas tazas blancas con diseños de Anita Jeram, y que son de uno de lo Witthards of Chelsea de Londres.
    A veces me tomo los tés en las tazas que suelo usar para desayunar mi café (unas azules de la casa inglesa Denby y otras de Migros en color verde con flores super monas) :)
    Depende de mi mood ese día, elijo una u otra.
    Yo a lo que no pude negarme fue a comprar en Dublín una tetera de colores en plan arcoiris (http://ociore.orcasitas.com/2012/10/16/alegrando-mi-cocina).
    Como tu dices era un especimen tan bonito y tan alegre que lo quise para darme buenas vibraciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver, yo tengo otras cuantas mas, pero esta es la que tengo para el te cuando no es desayunando. Además es tan grande que cuando me tengo que obligar a beber un te para el resfriado o algo así pues me engaño bebiendo 2 tazas de té y me he bebido mas de 1 litro en solo 2 tazas.

      Preciosa la tetera, no me extraña que la hayas tenido que incluir a tu cocina!!

      Eliminar
  4. Es una taza chulísima. Me encantan las estrellas y si son de colores, mejor. Además con esa capacidad no me extraña que te dé para pasar una tarde.

    Solía tomar muchas variedades de tés e infusiones, pero primero por el embarazo y después por la lactancia lo dejé totalmente. Ahora he vuelto a tomar alguna cosita. Me voy animando a retomar la costumbre del té de las 5 jijij

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me estoy acostumbrando a tomar uno cuando llego a casa, sea la hora que sea, me sienta genial y me ayuda a bajar los humos antes de dormir.

      :-)

      Eliminar
  5. Es que ir a una tienda especializada en té es un placer y un dolor (para la cartera). MI taza me la regaló don mariden y me encanta porque tiene la misma capacidad que la tuya y pone "I love home life", que a mí me va que ni pintado!!

    Mi entrada de hoy trata también de té ;-).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un mensaje genial para alguien que toma mucho té en casa.

      Esta tienda a la que yo voy es una pasada, tienen los tés almacenados en latas gigantes detrás del mostrador. En latas pequeñas tienen las muestras y se pueden oler y ver las hebras y demás.
      Lo que mas me gusta es que de cada uno de los tés que hay en la tienda informan de la procedencia.

      Lo que yo hago es ir a la tetería que tienen arriba y se pueden tomar todos los de la tienda, si me apetece probar alguno nuevo y me gusta pues lo compro. De momento tengo mis preferidos de esa tienda, los demás los compro de una marca que hay aquí (los tés de enfermo que digo yo jajajaja de esos para tomar cuando uno está del estómago, resfriado y demás). Así solo voy a la tienda cuando se me terminan y solo me llevo esos. Sino salgo de allí con toneladas jajajajajaja

      Eliminar
  6. Ayer en el Weihnachtsmarkt de Basel había un puesto que vendía tazas de Dunoon. Me acordé de tí. :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Tus comentarios son parte de la vida de este blog.
¡¡Gracias por pasar por aquí!!