Jardín botánico de Zürich

Esta semana Marido y yo estamos de vacaciones y hemos aprovechado un día para pasear por Zürich, fuimos a la exposición de Miró en el Kunsthaus (la cual recomiendo, yo le di tres vueltas a la exposición, termina el 24 de enero '16). Después de la exposición fuimos al Jardín Botánico de Zürich, yo tenía ganas desde hace un montón y nunca era el momento.

Hizo un día precioso así que fue genial, el típico día de otoño soleado, lo disfrutamos un montón.
El jardín botánico de Zürich es un pequeño paraíso alejado del estrés y el frenesí de los tranvías y el gentío, un pequeño paraíso de paz, uno de esos rinconcitos de la ciudad que ayudan a desconectar.
La entrada es gratuita, así que no hay excusa para no ir un día por allí.

Sin título Sin títuloSin título Sin título
Sin título

Hay muchas maneras de llegar, nosotros fuimos en bus hasta allí y luego volvimos caminando hasta el lago bajando toda la Höschgasse, que son unos 10 minutos y vale la pena, sobre todo al atardecer, daba el sol a toda la calle que baja hasta el lago y vimos el atardecer cerca del agua.

El Botanischer Garten de la Universität Zürich se encuentra en Zollikerstrasse 107.
Para llegar hasta allí en transporte público, hay tres opciones estando ya en la ciudad de Zürich:
  • Tram Nr. 11 hasta "Hegibachplatz".
  • Tram Nr. 2 / 4 hasta "Höschgasse".
  • Bus 33 hasta "Botanischer Garten".
Sin título

El China Garden está también muy cerquita de allí. Y, como curiosidad, lo que en el mapa sale como Heidi Weber Museum es una casa diseñada por el famoso arquitecto Le Corbusier.

Así que ya sabéis, si un día os apetece un paseo diferente, vale la pena visitar el Jardín Botánico. En su web están todos los horarios de apertura.

Espero que os guste tanto como a mi cuando lo visitéis.

¡Un saludo y hasta la próxima!

Comentarios

  1. Hola Verena!!! Gracias por pasarte por mi blog, aquí me tienes, te pongo en mi blogroll para seguirte :)
    Qué bonito jardín. Yo en Suiza solo he estado de paso, habrá que ir!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :-) Suiza tiene rinconcitos encantadores, en cualquier parte del país. Estando tan cerquita tienes que venir.
      Yo Viena también lo tengo en la lista de lugares pendientes.

      Un saludo!!!!

      Eliminar
  2. Qué maravilla de jardín! Algún día, algún día... tendremos que ir a Suiza (suspiro). Lo barajamos en una de las últimas vacaciones sin bebé.

    Preciosas fotos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay muchísimos rincones increíbles es tan poco espacio (que Suiza es pequeñito). Hay gente que se lo monta de tal manera que en cosa de 5 días se ha visto Lucerna, Berna, Ginebra, Zürich (por poner un ejemplo) y eso que están cada una en una punta del país, pero las distancias son bastante cortas y en tren se llega en nada de una ciudad a otra.

      Eso si, con bolsillo de fuera, venir a Suiza se hace un poco caro, pero vale la pena.

      Eliminar
  3. Me lo apunto. A ver si algún día quedamos a tomar un cafe. Antes de que llegue el tiempo de "hibernación" que luego da mucha pereza salir de casa .. ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es precioso, es un rinconcito alejado de todo el estrés.
      Tenemos que quedar, si, en cuanto legue el frío extremo yo me pongo en modo marmota y no hay manera de sacarme de casa!

      Eliminar
  4. Los invernaderos me recuerdan a un libro de ciencia ficción infantil en el que la gente vivía en una cúpula aislada del mundo exterior (La Máquina maravillosa).

    Fíjate tú lo que te puede evocar una foto ^_^

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uii no lo conozco, lo buscaré por curiosidad que a mi esas cosas me encantan!

      gracias por mencionarlo jeje
      ¡Un saludo!

      Eliminar

Publicar un comentario

Tus comentarios son parte de la vida de este blog.
¡¡Gracias por pasar por aquí!!