Firenze: tres intensos días.

*Intentaré reducir el post al máximo porque son un montón de cosas.

El vuelo:

Domingo día 8.
ZRH 17:15 - FLO 18:30.
Jueves día 12.
FLO 14:40 - ZRH 16:00.

Alojamiento:

Hotel Mercure Firenze Centro
Via Nazionale 21/23R 

Me di cuenta en el avión, cuando ya estábamos en el aire, que lo único que no había mirado era la información de los autobuses desde el aeropuerto Amerigo Vespucci hasta la ciudad, así que cuando llegamos a tierra hubo sorpresa: los domingos hay un autobús a la hora.
Lo último que me apetecía era estar allí una hora esperando así que nos fuimos en taxi, lo bueno es que el taxi desde el aeropuerto a la ciudad tiene una tarifa fija.
Por cierto ¡tuvimos recibimiento junto al equipo de football de la Juventus! Allí estaba el bus, y un montón de fans locas gritando y persiguiendo a los jugadores. 

Se tarda unos 20 minutos desde el aeropuerto hasta la estación de trenes Santa Maria Novella.
Después de hacer el check-in en el hotel dimos un paseo por el centro y admiramos la Piazza Duomo, Piazza della Repubblica después de perdernos un poco por un montón de calles.



Lunes.


En la oficina de turismo donde recogí la FirenzeCard, la bomba: nos dicen que el Papa está de visita y que el lunes y el martes toda Firenze va a estar cerrado, lo que cambió un poco aquel plan inicial.
Esto es todo lo que visitamos:
- Piazzale Michelangelo
- Piazza della Signoria
- Ponte Santa Trinita
- Ponte Vecchio
- Piazza di Santa Croce
- Palazzo Vecchio
- Torre del Palazzo Vecchio (la entrada se coge también en la taquilla de la entrada, 14€ si se cogen las entradas juntas).
Tengo que decir que la Plaza Miguel Angel no me impresionó tanto, me la imaginaba mucho mas grande, pero las vistas son tremendas.
Piazza della Signoria y el Ponte Vecchio, hasta los topes de turistas de los que se agobian por la super-foto-recuerdo, lo bonito del Ponte Vecchio es ver el Ponte de Santa Trinita.
Lo mas bonito del Palazzo Vecchio es la torre, nosotros cerramos el día viendo el atardecer desde allí arriba (ojo, que engaña, porque para subir a la torre hay que subir los dos pisos del palacio).


Martes.


Para escaparnos de la locura de la visita del Papa, nos escondimos entre obras de arte.
- Galleria degli Uffizi
- Orsanmichele
- Galleria dell'Accademia
- Basilica di Santa Croce (que por la tarde, después de todo el lío del Papa, pasamos por allí y pudimos entrar).
- Officina Profumo - Farmaceutica di Santa Maria Novella
- Mercato Centrale
En la Galleria degli Uffizi hay muchísimas sorpresas, el solo edificio es una pasada, hay obras de arte hasta en los pasillos.
Lo único que me gustó de la Accademia ha sido el David de Miguel Angel, sabía que era impresionante pero verlo en directo me dejó sin palabras, todos esos detalles como las venas en la mano.
En Santa Croce hay obras de Vasari a Donatello, por fuera parece pequeña pero no lo es en absoluto.
La Oficina del Perfume y Farmacéutica de Santa Maria Novella, es un pequeño extra que no hay que perderse, es un edificio del año 1200, y la farmacia existe allí dentro desde el 1612.
El mercado central es otra de esas visitas obligatorias, la planta de arriba está abierta hasta la media noche y hay montones de cosas ricas para comer, además de que el concepto me parece genial.

Miércoles.


La recta final, con dolor de pies y agotamiento total vamos a por el último día.
- Cappelle Medicee (ojo con los horarios porque abre solamente de 9 a 13, y hay días que está cerrada).
- Basilica di Santa Maria Novella
- Palazzo Pitti
- Battistero di San Giovanni
- Duomo
- Museo Duomo
- Museo dell Opera di Santa Maria del Fiore
La Cappelle Medicee es impresionante, y es donde se ve el poder monetario que tenía esta familia.
La Basilica di Santa Maria Novella tiene unos frescos increíbles, es mejor tomarse un rato largo porque tiene montones de detalles que admirar.
En el palacio Pitti es enorme y tiene montones de cuadros de Rubens, Raffaello, Carvaggio y muchos mas que no tiene nada que envidiar a la Galleria degli Uffizi, hay que ir con mucho tiempo porque el Palazzo Pitti es gigantesco, nosotros hicimos una visita guiada gratis a la cocina del palacio.
El Battistero di San Giovani es una pequeña joya, lo que mas me impresionó es que se ven claramente frescos de diferentes épocas, y que es uno de los edificios mas antiguos en los que hemos estado.
El Duomo, sinceramente, es enorme, pero me impresionó mucho mas la dimensión del interior de Santa Croce. Para visitar la Cúpula del Duomo no se puede ver desde abajo, obligan por así decirlo a subir la cúpula completamente, llegar al mirador y volver a bajar, así que nada para gente con vértigo como es mi caso.
El Museo dell Opera di Santa Maria del Fiore, está justo enfrente de la parte de atrás del Duomo y es visita obligada porque hay partes originales de la fachada restaurada y las Puertas del Paraíso originales, no hay que perdérselo y si lo visitáis subir hasta la terraza, vale la pena.


Jueves.


Visitamos el Campanile di Giotto. No fui capaz de subir los 414 escalones hasta arriba del todo porque tengo vértigo y solo pude subir hasta justo debajo de las campanas, pero las vistas son tremendas y se aprecia el Duomo desde otro punto de vista.
Dimos un paseo y desde la estación nos volvimos en taxi hasta el aeropuerto, el cansancio podía con nosotros y lo último que nos apetecía era tener que coger el autobús.


El aeropuerto de Florencia es muy pequeñito, después de pasar el control de seguridad se pasa directamente a las puertas de embarque y allí apenas hay sitio, hay tanta gente que casi no se encuentra un sitio para estar sentado. Así que mi consejo es que vayáis con el tiempo justo para pasar lo menos posible allí dentro.

En el siguiente post os contaré mis impresiones generales de la ciudad, mi opinión sobre la FirenzeCard y echaré cuentas de los gastos del viaje.

*Fotos cedidas por Marido :-)


¡Un saludo y hasta la próxima!

Comentarios

  1. Felicida a Marido de mi parte: ¡Las fotos son preciosas!
    Espero que entre tanta visita, tuviérais tiempo de disfrutar un poco de la gastronomía local y relajaros. ¡Qué agenda tan apretadita!
    Consejo (y siento ser pasada con la ciudad): para baptisterios bonitos... Ravenna! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ciudad es pequeñita, así que nos dio tiempo a ver todo lo que queríamos y mas (porque el Pitti no entraba en nuestros planes). La pena es que el Museo Novecento, que es donde está el de fotografía, estuviera cerrado por reformas.

      Me he enganchado a Portugal e Italia, así que seguramente nuestro siguiente viaje vuelva a ser a uno de estos dos países :-)

      ps. Marido dice que gracias por el piropo

      Eliminar
  2. Oh, le tengo unas ganas enormes a Portugal... :_)
    Aunque últimamente me llama también mucho Bélgica y la provenza francesa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Portugal es puro relax, yo solo conozco Lisboa y me encantó, me gustó tanto que desde aquella quiero volver :-)

      Eliminar
  3. Vaya peñazo que la visita del papa os hiciera cambiar los planes. No sabía que llegaban a cerrar las cosas porque estuviera ese señor ahí. Me quedo con las patas colgando (como se dice en mi pueblo para expresar asombro jjjj).

    Tengo que volver a Florencia... Sólo fui medio día, en plan escapada fugaz, que pasé sola y prácticamente todo el tiempo en la Galleria degli Uffizi contemplando maravillas. Una servidora es de las que se queda embobada en un museo por horas.
    Las obras de Miguel Angel son de otro mundo. Al original del David no lo pude ver (vi la copia de la plaza), pero el Moisés y la Piedad (en Roma y Vaticano) no me cansaba de mirarlas y alucinar con cada detallito, como lo que dices de las venas, los pelos, los ojos, las uñas... un espectáculo puro.

    Las fotos son una maravilla. Ya sigo a tu chico por IG. Por cierto, por ahí, en IG vi que os hicísteis las fotos en el fotomatón ;) Muy chulo!

    Un abrazo y gracias por compartir vuestro viaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tuvo sus ventajas, había calles cortadas al tráfico jajajaja así que fue genial disfrutarlas sin coches :-)
      Tienes que volver, si te gusta perderte en las obras te recomiendo el Palazzo Pitti, hay muchas sorpresas en sus paredes.
      Yo también me paso ratos largos delante de los cuadros que me gustan, ya puede venir una marea de grupos que yo me quedo allí plantada embobada, aun que me molesta mucho que se me pongan delante y al final solo veo cabezas y cámaras de fotos y no el cuadro jajajajaja

      Los fotomatones son un proyecto genial, Fotoautomatica. Al parecer se han dedicado a coger fotomatones y restaurarlos, alguno de ellos tiene piezas de alemania, españa, suiza todo en el mismo fotomaton. Marido y yo nos conocimos en un chat de fotografía, así que son detalles que nos encanta descubrir :-)

      Mañana publico el siguiente y último post dedicado al viaje ;-)

      ¡Saludos!!!

      Eliminar
  4. Firenze es una ciudad muy interesante y lo bueno es que se puede llegar a casi todos los sitios caminando con lo que da tiempo a ver mucho.

    Yo quiero visitar Venecia :-).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es genial, ¡tiene tantísimas cosas que visitar en tan poco espacio!

      A mi Venecia no me llama tanto la atención, supongo que hay una época optima sin tanta aglomeración de gente.

      Tengo Paris y Oporto en la lista.

      Eliminar

Publicar un comentario

Tus comentarios son parte de la vida de este blog.
¡¡Gracias por pasar por aquí!!