Firenze: impresiones y gastos.

En la publicación anterior dedicada al viaje a Florencia me centré en contaros los lugares visitados.
Hoy os quiero resumir mis impresiones de la ciudad, y añadir unos consejos personales.

Impresiones.


Es una ciudad pequeña, lo que es genial para visitar caminando. El único punto un poco mas cansado es Piazzale Michelangelo, que se suben una calle y unas escaleras, recomiendo especialmente llevar algo de agua para este tramo, sobre todo si no se tiene una condición física acostumbrada al ejercicio.
A nosotros en el hotel nos dieron un par de billetes para el bus, válidos 24h desde que se pican, así que nos vinieron genial para volver a la ciudad sentados y relajados después de la caminata.
Las calles con tráfico rodado tienen aceras muy estrechitas y en muchas ocasiones hay que ir en fila india, también hay muchas calles 30 por las que se ven cantidad de bicicletas (la estación de trenes Santa Maria Novella tiene un parking subterráneo especial para bicicletas), se ven bicis por todas partes porque muchas de las calles del centro están cerradas al tráfico a motor.

En las zonas mas turísticas (la entrada a los museos, los puentes, la plaza del Duomo....) hay montones de vendedores ambulantes ilegales vendiendo palos de selfie, entre otras cosas que estén "in" en el momento, que resultan incluso pesados porque como les de el pronto hasta te siguen por la calle para intentar convencerte de que les compres alguno de los trastos. El lunes y el martes de nuestra estancia casi no había vendedores porque con la visita del Papa la ciudad estaba llena de policía, así que punto positivo que le saco a que estuviera este señor de visita en Florencia.


Para ser noviembre había cantidades enormes de turistas en grupo, así que no me quiero imaginar como debe ser visitar la ciudad en temporada alta, apenas había colas para entrar a los museos pero dentro de los museos había que esperar a que se fueran para poder ver algunas obras porque a veces había hasta dos grupos con sus correspondientes guías explicando las obras y, sinceramente, a mi es algo que me agobia muchísimo porque además son los típicos que se ponen delante del cuadro y le piden a su acompañante una foto, así que hay que tener bastante paciencia en ese sentido.

La FirenzeCard, en cuanto a precios sale mas o menos igual que comprar las entradas en los mismos museos, pero tiene la ventaja que se puede entrar directamente sin necesidad de hacer cola en la taquilla y luego en la entrada, y en la mayoría de los sitios tienen una entrada a parte para la FirenzeCard, que suele ser la misma que utilizan para quienes tienen entrada reservada, así que imagino que en temporada alta es toda una ventaja poder entrar sin hacer colas.

Vale la pena y se aprovecha mucho mejor el día si se madruga, muchos de los sitios ya están abiertos a las 8 de la mañana. Nosotros a las 9 ya empezábamos nuestras visitas y cuando salíamos de los museos entre las 11 y las 12 para comer era cuando había el mogollón de gente esperando para entrar. También tener en cuenta que la mayoría de los museos cierra entre las 18:30 - 19h, así que si lo que queréis es ver el máximo posible de cosas: madrugar.

La comida no me pareció tan variada, está todo orientado mayoritariamente al turista y no vi otra cosa que no fueran paninos, pizza, pasta y el plato de embutidos. No se como será si uno se aleja mucho de la zona centro, eso si que hay montones de locales donde solo sirven vinos y aperitivo. Como curiosidad recomiendo una cafetería pastelería que se llama Gilli (situado en una esquina de la Piazza dela Repubblica), una de esas cafeterías clásicas que no ha cambiado con el paso de los años.

La gente que está de cara al público (empleados de los museos, gente en el sector servicios....) fue siempre muy amable con nosotros, no tenemos pegas en absoluto de como nos trató todo el mundo (a excepción de algunos pesados vendedores ambulantes). Muchos incluso se tomaban la molestia de intentar hablar en español, a diferencia de Milano que no dimos con nadie que hablase español, también dimos con muchas personas que entendían cuando les hablaba en inglés pero contestaban en italiano.

Ojo con el cuero, Florencia está llena de mercadillos, puestos y tiendas que venden todo tipo de bolsos, mochilas y material elaborado en cuero. Hay que tener cuidado porque no todo es cuero, hay muchísimos que es plástico piel sintética que venden con precios exagerados pretendiendo que es cuero de verdad. Este detalle me llamó mucho la atención, como españoles estamos muy acostumbrados a este tipo de venta callejera, pero me dio la sensación que se aprovechan mucho del turista que no tiene costumbre ni conocimiento de este tipo de venta.

El personal del hotel nos dijo que es mejor reservar la estancia en cualquier hotel con bastante antelación porque Florencia siempre está al completo, que no tiene que ver si el Papa está o no de visita en la ciudad. Nosotros lo hicimos con 5 meses de antelación, igual que el vuelo.

Los gastos.


*Pondré los precios en euros, ya que es la moneda del país.
Se que los precios fluctúan, sobre todo hotel y billetes de avión dependen mucho de la temporada, de la compañía, de la situación del hotel en la ciudad, pero al menos podréis haceros una idea aproximada.
  • Hotel. 1 habitación para dos personas, con cama doble (4 noches, con desayuno incluido): 570€.
  • Suplemento turístico (a pagar en el hotel): 18€ por persona (x2) = 36€.
  • 2 billetes de avión (Zürich - Florencia, Florencia - Zürich): 323'33€.
  • Taxi desde el aeropuerto Amerigo Vespucci hasta Florencia ciudad (tienen precio fijo y unificado): 22 + suplemento por maleta: 24€.
  • Taxi desde la estación de trenes Santa Maria Novella hasta el aeropuerto Amerigo Vespucci (tienen precio fijo y unificado) 22€ (este no nos cobró el suplemento maleta).
  • FirenzeCard: 72 x2 = 144€.
  • Gastos totales en comida: 237'03€.
  • Gastos totales: 1356,36€.


Espero que mi experiencia en Florencia sirva a quien esté interesado en visitar una ciudad monumental, y que toda la información que recopilado sea la suficiente. Sino ya sabéis que estoy a vuestra disposición y que encantada intentaré contestar a las preguntas que tengáis.

¡Un saludo y hasta la próxima!

Lo + leído

Me paso a la copa menstrual

Mi armario para el embarazo