Un viaje muy loco

Desde que estoy en Suiza tengo mis pertenencias repartidas por el mundo. Había un montón de cosas en casa de mis padres en España, también en casa de mi padre en Suiza, y en el keller de mi madre en Suiza.
Esta semana hemos hecho un viaje de los mas locos que hemos hecho Marido y yo juntos para organizar un montón de cajas que había cerradas en la buhardilla de la casa en España, con montones de cosas que han estado ahí guardadas durante mas de cuatro años.
Hemos aprovechado para deshacernos de un montón de cosas, la cantidad de cajas ha quedado reducida a mas de la mitad, nuestra teoría ha sido si no lo hemos echado de menos en los mas de cuatro años que ha estado ahí guardado no lo vamos a echar de menos nunca, al fin y al cabo son bienes materiales que uno va dejando por el camino.

Así fue nuestro viaje:
Domingo 30 de agosto. 4:30 am sonó el despertador. 5:15 estaba el taxi en la puerta porque con el tren era bastante arriesgado, muy justo para llegar al vuelo. 6:30 de la mañana estábamos embarcando y a las 7 de la mañana ya en el aire. Pudimos disfrutar de un precioso amanecer en el aeropuerto y de unas vistas impresionantes de las montañas suizas, el piloto fue dando instrucciones de las montañas que se veían en cada momento. A las 9 de la mañana ya estábamos con maleta en mano en el aeropuerto de Valencia.
Desde el aeropuerto de Valencia fuimos en coche hasta Azuqueca de Henares, unos 364 km, que es donde está la casa en la que he pasado 20 años, también Marido ha vivido allí. Tuvimos suerte porque no notamos nada de la famosa operación vuelta de las vacaciones, sin camiones ni tráfico. Paramos varias veces para estirar las piernas, comer y refrescarnos, a eso de las 14h estábamos en nuestro destino, mucho mas pronto de lo que nosotros habíamos estimado, así que contentos.


El lunes lo pasamos abriendo cajas y seleccionando qué cosas queríamos conservar y cuales dejábamos por el camino.
Mis suegros, que son un amor, nos compraron cajas de plástico con tapa para poder guardar las cosas bien guardadas, así que ha quedado todo muy ordenado.

El martes pasamos el día en Madrid, que bonita eres Madrid, ciudad española que siempre echamos de menos y que siempre necesitamos visitar cuando podemos. Hicimos unas compras, recogí mi pedido de material de costura en Pontejos, la famosa tienda de labores (del que ya os contaré en otro post).

Después de ese par de días comiendo y cenando con la familia, en casa de mi tía que yo llamo el centro neurálgico de actividades familiares porque siempre que nos juntamos es allí, el miércoles volvimos hasta Castellón, con las pocas cajas que quedaron después de seleccionar todo.


Nos pusimos de límite lo que entraba en el coche (Citroen A2 a modo furgoneta, sin los asientos traseros, así que mucho no es) sin tapar la visión del espejo retrovisor del medio, de esta manera nos aseguramos una conducción segura sin llevar el coche demasiado cargado además de llevarnos lo que de verdad queríamos llevarnos y no "por la pena", por aquello de simplificar vienes materiales. Las cajas se quedan en casa de mis suegros, que venimos una vez al año y cada vez que vez que vengamos podemos llevarnos algo, venimos mas aquí que a la casa de mis padres así que para nosotros tiene mas sentido.

Después de eso unos días de playa, aire mediterráneo, mucha comida y sol (vitamina D) me quedo mas tranquila sabiendo lo que hay en las cajas guardado, porque he pasado cuatro años pensando en lo que había y lo que no. Libros de arte, fotografía, street art, películas de las que cuesta un montón encontrar, figuras de vinilo de ediciones limitadas, cámaras de fotos con historia familiar y un largo etc de objetos que tienen cierta importancia.

Ahora solo queda el viaje de vuelta y descansar esta noche, que septiembre viene pisando fuerte.

¡Saludos y hasta pronto!

Comentarios

  1. No te pillaba más cerca ir a Barajas? Bueno lo mismo.más cerca si, más económico no... Jaja.
    Ah, Pontejos.... :) CaCadada vez que voy a Madrid, tengo que pasar por esa plaza y esas tiendas... Me encantan!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No volamos a Barajas por el tema de llevar en coche las cosas a casa de mis suegris.

      Y Pontejos es una pasada :-) ayy Madrid y sus tiendecitas!!!!

      Eliminar
  2. Yo también tengo cajas en España que no sé ni lo que tienen, algún día haré como tú, pero es que me da una pereza en vacaciones liarme con las cajas...!! Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad, aun que sacrificas parte de las vacaciones... A mi me ha sentado muy bien dejar cerrado ese capítulo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Tus comentarios son parte de la vida de este blog.
¡¡Gracias por pasar por aquí!!