Pensamientos varios

Ayer hice el descubrimiento de un blog que me parece simplemente genial: Un útero para mi Alien (lo tengo ya en mi lista de lectura para no perderme sus próximas actualizaciones). En su publicación del miércoles pasado cuenta la importancia del pensamiento positivo sobre todo a la hora de concebir.

Si, el pensamiento positivo es muy importante, y leo y releo su publicación y otras tantas sobre mantener una actitud positiva ante la vida y me queda muy claro que eso es lo que quiero, mantenerme positiva, ser positiva.

Pero ¿cómo?, me resulta muy difícil mantener una actitud positiva cuando no hago mas que leer, descubrir, enterarme y recibir noticias de personas que se han quedado embarazadas mientras yo continuo mi búsqueda y sigo sin estar embarazada.

¿Cómo? Sin llegar al borde de la obsesión como me pasó hace unos meses, que en el día 40 del ciclo empecé a desesperarme y hacerme test de embarazo como una loca, y después dije que pasaría de todo. Después de todo sigo sin encontrar el punto de equilibrio, ese punto entre positividad y obsesión.


¿Cómo no perder los nervios esta semana? Según mi reloj poco regular es esta semana cuando me tiene que venir a visitar la señora de rojo y no paro de intentar mantener ocupada mi cabeza con otras ideas para no perder los nervios, lo peor de todo es que ni si quiera me he podido distraer trabajando porque he estado en casa 6 días con un catarrazo de tres pares. He puesto al día mis publicaciones en el blog, he visto cuatro temporadas de Friends, he dormido muchas siestas, he buscado material para completar el contenido del curso de alemán de Marido, todo en pijama, muy tranquila y sin moverme del sitio hasta que el lunes por la noche me subió la fiebre y tuve que ir al médico y la doctora que me atendió leyó mi historial y me dijo que si no sabía si estoy o no embarazada porque todavía no he tenido la regla este mes no me daría medicamentos de ningún tipo, solo me recetó un jarabe de Weleda contra la tos crónica (todo con componentes de plantas) después de haber consultado un pequeño librito llamado "medicinas para embarazadas". Después de esa consulta médica no hago mas que darle vueltas a la idea de que quizás ya tengamos bollito en el horno. Agradezco a la señora doctora que haya tenido eso en consideración, pero yo lo estaba llevando genial pensando solamente en mi tos y en mi preciosa congestión nasal y me hizo pensar que estoy en mi día 35 del ciclo, que está dentro de lo normal pero ya sembró la duda en mis ideas.

Hoy vuelvo al trabajo después de seis días conviviendo con mi tos, mi pijama y mis pañuelos de papel llenos de mocos, y en lugar de volver tranquila y con la salud renovada vuelvo pensando en si será o no será, que además escribir todo esto me ha refrescado la memoria y no he sufrido aun los síntomas premenstruales. 

Como siempre, mi admirado Enrique Bunbury siempre tiene una canción para cada uno de los momentos de mi vida, y como siempre la que yo llamo abstracción musical me ayuda a sobre llevar el estrés.



¡Un saludo y hasta la próxima!

Comentarios