Embarazo: entrevistas sin fronteras.

El lunes pasado os conté que entrevistaría a dos amigas embarazadas. 
Ya sabéis que este año Marido y yo buscamos el embarazo, así que digamos que, después de la famosa mudanza, es la temática del año en casa. Ine y Vir son un poco mis confidentes, mi pequeño apoyo moral, cada una en una punta del mundo.

Hoy os dejo la primera de las entrevistas.



Desde el otro lado del charco, Vir, desde Argentina,  tiene casi 29 años, el sábado entró en su semana 32 del embarazo.  Sabe que tendrá una niña a la que le van a gustar mucho los animales marinos, y nos cuenta su experiencia.

Tiempo buscando el embarazo: (1 mes) 

Durante la búsqueda, ¿Tu ciclo era regular o irregular? (Duración del ciclo)
Mis ciclos siempre fueron regulares; de una duración de aproximadamente entre 28 a 30 días.

¿Seguiste algún método de seguimiento de tu ciclo para controlar la ovulación?
Sí, utilicé una aplicación llamada Glow que calculaba de acuerdo a las fechas de mis ciclos, las ventanas de fertilidad y los días clave para intentar concebir.

¿Qué tipo de vida llevabas durante la búsqueda del embarazo? (estresante, muy ocupada, tranquila, rutinaria, poco rutinaria….)
Justo durante la búsqueda del embarazo estaba en receso de la facultad por lo que solamente estaba trabajando media jornada. Aunque tuviera que estudiar para las mesas de examen, no cursar le quita un gran peso a mi rutina.

Hay personas que para buscar el embarazo dejan de fumar, dejan de tomar bebidas alcohólicas, cambian su dieta a una mas sana. ¿Tu hiciste alguna de esas cosas?
Sí. El 21 de enero de 2015 fui a la ginecóloga para que me prescribiera ácido fólico (cuya toma está recomendada hasta 3 meses antes de intentar concebir, siendo 1 mes el mínimo recomendado). Ese mismo día dejé de fumar, no me costó tanto como otras veces porque deseaba mucho ser madre, y haber finalmente tomado la decisión con mi pareja me dio el empuje necesario. Con respecto al alcohol, luego de intentar concebir, lo dejé hasta que tuve mi próximo período (porque no aguante el mes entero con el ácido fólico y lo intentamos antes, pero yo ya estaba en la fase lútea y sabía que sería muy improbable que quedara) Volví a beber levemente hasta que se abrió la nueva ventana fértil y paré nuevamente. La dieta no la cambié, ni tampoco empecé a hacer ejercicio.

Consejos prácticos para quien busca el embarazo.
Lo principal es que al tomar la decisión uno esté dispuesto a dejar todas las prácticas dañinas que son parte de su rutina. Luego comenzar con un suplemento de ácido fólico está altamente recomendado porque prepara el terreno, no sólo para la madre sino también para el feto una vez que se produce la concepción. 
A nivel psicológico, es muy difícil decirle a alguien que desea mucho la maternidad/paternidad que se relaje, pero la ansiedad no ayuda para nada. Lo mismo sucede con hacer del acto sexual una tarea que hay que cumplir cada mes obligatoriamente. Lo ideal es dejar fluir la cosa, sobre todo al principio. Decidir tener un hijo puede conllevar tener encuentros sexuales más libres para quienes usaban protección, y para ellos tanto como para quiénes no, puede ayudar a acercar a la pareja en un proyecto en común y en sentir que el acto tiene un fin posterior. 
Si en un año de intentar concebir no se lograra, está indicado pagar una visita al médico para ver si está todo bien a nivel fertilidad por ambos lados de la pareja (lo que suele ser el caso aun cuando no se estuviere logrando el embarazo. Por lo general la tensión que genera el deseo actúa como una barrera bastante poderosa)


¿Qué síntomas fueron los primeros en aparecer? 
Al principio una comienza a ver cosas donde no están, casi inmediatamente luego de la relación sexual desprotegida, cuando en realidad los síntomas del embarazo suelen aparecer luego de la implantación del ovulo fecundado en el útero; lo que suele tomar entre 8 y 12 días luego de la fecundación en la trompa de Falopio. Cuando finalmente se produce la implantación, algunas mujeres sufren de lo que se llama “sangrado de implantación”, que es un sangrado leve, por lo general rosado o amarronado. Otro síntoma temprano de embarazo es dolor en las mamas, areolas levemente más grandes y dolores del tipo premenstrual (calambres y tensión en la zona de la pelvis): es decir, los típicos síntomas asociados al período, por lo cual es muy difícil determinar el embarazo sólo por los síntomas sin esperar a la falta.

Trucos para sobrellevar los síntomas y los cambios del cuerpo durante el embarazo.
No creo que haya trucos generales para ésto. Cada embarazo es único (los síntomas de un primer embarazo pueden diferir de los síntomas de embarazos subsiguientes en la misma mujer) y cada mujer es única, por lo que lo que pudo servirme a mí para otra mujer quizás resulte un consejo inútil. Lo mejor es intentar estar en sintonía con el propio cuerpo, escucharlo y actuar en consecuencia. 

El embarazo es algo muy bonito, cuéntame alguna de esas cosas menos bonitas y reales que no cuentan en las revistas.
Depende del tipo de embarazo que te haya tocado. Hay mujeres que pasan todo el embarazo casi asintomáticas, y otras que necesitan medicamentos para seguir una vida normal porque sin ellos no pueden dejar el baño. Asimismo, algunas mujeres no tienen pérdidas en todo el embarazo y a otras las mandan a guardar reposo desde los primeros meses hasta el final. 
Más generalmente hablando, los achaques más comunes y que todas las mujeres suelen tener son nauseas durante el primer trimestre, mucho hambre y sueño durante el segundo y, por el aumento de peso, dolor de espalda, pies hinchados, e incomodidad al dormir (porque el bebé ya se mueve mucho y porque la panza está entre la vida y tú). Los viajes al baño son, al menos en mi caso, el síntoma que se mantuvo firme durante todo el embarazo, aunque ahora es aún peor.
Dos problemas que tuve yo durante el embarazo, pero sobre los que puede servir saber para no asustarse demasiado, fueron: costondritis esterno-costal alrededor del 4to mes (una inflamación en los cartílagos que unen las costillas superiores al esternón). Ésto por lo general les sucede a mujeres de contextura más bien pequeña cuando la caja torácica se ensancha para dar paso a los órganos internos que el útero empuja hacia arriba. Y, cálculos renales, alrededor del 5to/6to, que traen un dolor de una intensidad hermosa (para intentar evitarlos, hay que beber MUCHA agua).

¿Has hecho un plan de embarazo? ¿Tienes pensado usar epidural o similares o tiendes al parto natural?
Cuando era más chica y pensaba en el día de ser madre, pensaba que iba sí o sí a solicitar una epidural, porque me conozco y sé que tengo una tolerancia al dolor similar a nula. Pero, ahora que finalmente estoy embarazada y he leído bastante sobre el tema, me gustaría intentar el mayor tiempo posible sin intervenciones de ningún tipo. 
Hay muchas cuestiones con las que uno no está familiarizado, prácticas obstétricas que a veces no son necesarias, y algunas otras veces que rozan la violencia obstétrica. Saber dónde se está metiendo uno, cuáles son sus derechos, y cuáles son estas posibles intervenciones (si son realmente necesarias, y qué conllevan) creo que es una obligación, y la primera responsabilidad que uno tiene como madre/padre. 
No tengo plan de parto porque no quiero idealizar el momento y luego sentir que salió todo mal. Quiero dejar de la cosa fluya, bajo una posición informada, claro. En mis planes estaba pedir una walking-epidural si la necesitaba, pero en mi país no se está importando esa droga, por lo que si decido que quiero la epidural, quedaré confinada a parir en la cama; cosa que tampoco descarto. En este momento mi mayor deseo es que mi hija nazca sana y sin sufrimiento fetal.

Consejos prácticos para una embarazada reciente.

El mejor consejo; además de todos los consejos sobre lavar bien las verduras, las precauciones al cambiar la caja de los gatos (si una tiene gatos), las comidas e infusiones que una puede ingerir versus las que no, las vacunas, análisis y estudios a los que hay que someterse (que son muchos además), es disfrutar al máximo del embarazo. Cada vez que algo nubla el día, me acuerdo de que estoy horneando a un ser que algún día va ser capaz de amar y ser feliz, y se me pasa.



Espero que os haya gustado esta pequeña entrevista, desde aquí gracias Vir por tu confianza y por animarte a contar tu experiencia personal.

¡Un saludo y hasta la próxima!

Comentarios

  1. Me quedo con el último consejo de Vir: disfrutar el embarazo. Yo he tardado en creermelo y la verdad, no puedo estar más contenta ahora. Con todos los sustos, los miedos y los problemas, con las náuseas matutinas, con el reposo que me mandaron hacer... Creo que todo (que por otro lado, tampoco ha sido tan terrible) merecerá la pena cuando la Habichuela esté en este plano ^_^.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, dejarse llevar y disfrutar es lo mejor que se puede hacer. Espero poder ponerlo en práctica cuando llegue el día, porque soy doña "me preocupo por todo"...

      ¡Un saludo!

      Eliminar

Publicar un comentario

Tus comentarios son parte de la vida de este blog.
¡¡Gracias por pasar por aquí!!