¿Cómo creo que me cambiará la maternidad?

Reto Desdetu.

Liela, que escribe en el blog Desdetu, reta a quienes son mamis a contar como ha afectado la maternidad en su vida, que cambios se han dado.  También reta a quienes no somos mamis a contar nuestras expectativas y de qué maneras creemos que nos va a cambiar la vida.


Acepto el reto.
¿Cómo creo que me cambiará la maternidad?

Me esta afectando ya, desde el momento en que me plantee ser madre, a los 20 años de edad ya quería ser madre pero no era el momento. Hace unos tres años la cosa se puso seria de verdad y se despertó mi reloj biológico, desde entonces he intentado poner en orden mi vida, cambiar a un trabajo mejor, con mejores horarios y mejor sueldo al que tenía, aligerar mis bienes materiales y simplificar un poco mi armario y el último gran cambio fue mudarnos de piso. Marido y yo vivíamos en un piso demasiado pequeño y antes de que estuviéramos embarazados decidimos disponer de mas espacio.

Así que es un cambio constante, una continua metamorfosis personal para mejorar mi calidad de vida, para poder dar una vida digna a la criatura que llegue al mundo entre nuestros brazos. Hasta estoy aprendiendo a cocinar, estoy aprendiendo a coser porque muy en lo profundo de mi ser no quiero ser una de esas madres que no sabe ni subir el bajo de unos pantalones (no digo que esté mal, seguro que esas madres saben hacer otras cosas que yo no sepa, tengan otras cualidades, pero es algo que a mi me parece importante y básico en un hogar).

Me da miedo que me juzguen como madre por el hecho de llevar medio cuerpo cubierto de tatuajes, que me miren con mala cara o me encasillen personalmente me da lo mismo pero se que la gente es muy mala y que lo primero que se les pasará por la cabeza cuando me vean será "vaya mala madre".
Es algo que no quiero que cambie, no quiero dejar de ser yo misma, no quiero perderme como persona por el hecho de ser madre, quiero ser yo y ser madre.
No es que vaya a ser de esas madres que van con el carrito del bebe a las terrazas veraniegas a altas horas de la noche, porque es algo que ni quiera ahora hago, soy muy casera en ese sentido, pero que si me gusta llevar cortes de pelo raros no dejaré de hacerlo porque sea madre, no se si me explico o es que me estoy liando mas.

También tendré que renunciar a las noches de "no se que cenar, vamos a meter un pizza al horno", y tendré que obligarme a planearme un poco mejor las comidas y que siempre haya comida sana en el frigorífico, y eso será un gran paso, aun que en casa ya estamos en ello.

Algo que no me he planteado es el tipo de educación que quiero darle, y es que ni me lo planteo. Ni si quiera si daré o no el pecho (cosa que me encantaría pero se que no podrá ser porque en cuanto se termine mi baja de maternidad tendré que volver al trabajo de inmediato).
Mi vida no es que haya sido falta de estructura, pero las cosas han sido siempre muy fluidas y con planes y metas a corto plazo.

Lo que me hace cierta gracia es que aun no me puesto a pensar que tipo de embarazo quiero tener, ni que tipo de parto me gustaría, tengo una mínima orientación y el momento de pensar y decidir estas cosas será cuando sepamos el número de vuelo de la cigüeña y su fecha de llegada, pero si que hemos hablado Marido y yo que cuando llegue el momento y tengamos a nuestro bebe le haremos una cuenta bancaria en la que iremos metiendo dinero cada mes, un pequeño plan de futuro. Creo que estar en Suiza nos está afectando en este sentido.

Todo lo demás será mejor dejarlo fluir.

¡Un saludo y hasta la próxima!

Comentarios

  1. Gracias por participar!
    Me gusta que dejes fluir las cosas, porque a veces una planea mucho y no sale como querías.
    Otra cosa, es que seguramente te juzgarán por cualquier cosa. Lo mejor, tapones para los oídos y listo. Lo aprendes con el tiempo.

    Por cierto, aunque te reincorpores al trabajo en cuatro meses tras dar a luz, se puede seguir dando pecho, jiji. No es imposible.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca he sido de hacer demasiados planes ni de esperar mucho de las cosas, cuanto mas se espera mayor es la decepción si las cosas no salen como se quería.
      Los tapones para los oídos ya los llevo puestos desde hace muchísimo, pero tengo la sensación de que como madre una mujer está mucho mas en el punto de mira.

      Muchas gracias por pasar!!!!!!

      Eliminar

Publicar un comentario

Tus comentarios son parte de la vida de este blog.
¡¡Gracias por pasar por aquí!!