Mi menstruación: una lotería

Desde que dejé los anticonceptivos llevo un cierto control de la duración de mis ciclos. El primer ciclo sin EVRA fue el de enero, ese y los dos siguientes ciclos duraron 28 días, como un reloj 28 días.
Desde ahí ha sido todo un descontrol, como hace unos 15 años cuando empecé con la píldora.


Ciclo de abril: 41 días. Aquel en el que me volví completamente loca.
Ciclo de mayo: 35 días.
Ciclo de junio: 36 días.
Ciclo de julio: 29 días.

El viernes, tras un episodio de dolores insoportables, tanto que podría haber llorado del dolor, tuve que salir del trabajo dos horas antes, suerte la mía que no tenía turno de tarde y que tuve la posibilidad de irme antes a casa.
Después de estar en la cama hasta el día siguiente resultó que era el aviso de la llegada inesperada de la señora del traje rojo.

No fumo, tomo alcohol en ocasiones muy contadas, no sufro obesidad y tampoco tengo niveles de colesterol muy altos, así que todos estos factores no forman parte de la lista de cosas que puedan afectar a la regularidad de mi ciclo.
Si es cierto que no tengo rutina, mis semanas nunca son iguales a causa de mi trabajo, hay días que me levanto a las 6 de la mañana y días que mi día empieza a las 10 de la mañana porque tengo turno de tarde y llego a casa mas tarde de las 10 de la noche. Y aun que intento siempre dormir un mínimo de 8 horas por noche, mis horarios de comida son un descontrol también, porque dependiendo del turno que tenga como a una hora u otra. Son cosas que afectan fisicamente, y psíquicamente también, pues nunca estoy en casa a la misma hora, ni puedo proponerme dedicar mi tiempo a cosas que me gustan de manera regular porque le tengo que añadir que nunca tengo el mismo día de la semana libre, y cuando digo día es que libro un día suelto entre semana y los domingos.

Tendré que buscar una solución o una manera de ayudar a que el ciclo sea lo mas regular posible.

¡Saludos y hasta la próxima!

Comentarios