Aquí no hay quien viva

Vivimos en nuestro estupendo nuevo y gran piso desde finales de marzo. Un piso en el que disfrutamos de dos balcones y de la paz que nos da el bosque, que lo tenemos a un paso porque vivimos en la última calle antes del bosque.

Quienes vivís en Suiza lo sabéis, quienes no os lo explico. Aquí por norma general se suele respetar mucho eso de las horas de descanso, dependiendo de la ciudad hay unos horarios establecidos, mas o menos son parecidos, en Winterthur por ejemplo:
La horas nocturnas sin ruido son desde las 22h de la noche hasta las 6 de la mañana (en verano desde las 23h).
Durante esas horas quedan prohibidas todas las actividades que molesten el sueño de los demás.
Los domingos y días festivos no se puede hacer ninguna actividad ruidosa, ni nada que por así decirlo pueda molestar a los demás de cualquier manera.
Los días laborables hay que mantener la paz y la tranquilidad del descanso de los demás entre las 12 y las 13h y desde las 20h hasta que empieza el horario nocturno.
¿Esto que quiere decir? Que los domingos, festivos y horas de descanso no se puede pasar la aspiradora, poner la la lavadora, montar muebles a martillazos y si se está trabajando en la obra hay que dejar de trabajar para respetar a los vecinos.

Bueno, nuestros vecinos hacen lo que les place.


Tenemos un vecino que es "productor de música" y no debe saber lo que son unos auriculares porque se pasa horas con "su música" y retumba toda la casa. Es de esa música electrónica así un poco industrial, así para que os hagáis una idea, eso sí, tengo que decir que respeta las horas de descanso.
La vecina de arriba tiene un gato, un gato al que no deja salir a la calle con lo cual debe tener el piso lleno de pelos del animal, y pasa la aspiradora los domingos.
Aquí cada uno pone la lavadora cuando le da la gana, hasta los domingos hay lavadoras puestas.
Dejan bicis aparcadas en la puerta, que no es su sitio de dejarla.
A portazos y arrastrando muebles a las 10 de la noche, que es cuando yo empiezo a pensar en irme a la cama a descansar.
Hacen barbacoa con el gril pegado a la casa y se nos mete el olor a carne adobada, a veces hasta quemada.
Y un largo etc de pequeñas cosas.

Yo nunca me he quejado de todo esto, porque entiendo que cada uno hace las labores de su casa e invierte su tiempo libre como buenamente pueda y cuando puede. Y eso que me molesta muchísimo que pasen la aspiradora un domingo porque es mi único día de descanso en el que puedo disfrutar de paz y tranquilidad.

Hoy, primera vez desde que vivimos en este piso, he puesto música (a las 11 de la mañana) a un tono un poco mas elevado del que suelo poner, nada del otro mundo porque ni si quiera retumbaba en toda la casa, tenemos unos altavoces normalitos enganchados al ordenador, ni si quiera es un equipo de sonido. Estoy de tareas domésticas porque tengo libre (si, además del domingo tengo un día libre entre semana), y necesitaba un poco de música para animarme porque llevo semana en plan "no quiero salir de la cama, y gracias que tengo que salir al trabajo porque sino cerraba todo y no me movía de casa".
Pues debe ser que somos los únicos que no podemos hacer lo que nos sale de la entrepierna, porque han venido a timbrarnos. Y no es que hayan timbrado y hayan dado la cara argumentando que les molesta la música, no. Han timbrado y cuando he salido a la puerta, que además no tenemos telefonillo, hay que bajar a la entrada principal, no había nadie.

La verdad, respetamos las horas de descanso de los demás, a las 10 de la noche nos cortamos y bajamos hasta el volumen de la tele en caso de estar viendo serie o peli. Hasta apago las luces de casa si vamos a estar en el balcón, ponemos un par de velas para no alumbrar a toda la vecindad teniendo en casa las luces encendidas, los domingos no hago absolutamente nada, ni paso la aspiradora, ni me pongo a recoger ropa ni nada por el estilo.
Y por un día, un día desde que estamos en el piso pongo un poco de música y nos vienen a timbrar.


¿En serio? ¿Los demás pueden hacer lo que les de la gana y yo no?

Empiezo a pensar que soy gili por no haberme quejado antes de las cosas que me molestan de ellos.

Comentarios

  1. Ay, Dios... ha sido leer lo del vecino que le gusta el techno y me ha etrado un escalofrío en la espalda... uff... con la mala experiencia que tuve yo en Dublín con el que mezclaba a toda pastilla ese tipo de música en su casa y, como tu dices, sin auriculares... retumbaba toda la casa (y por casa, me refiero al edificio entero con su 10 plantas, apartamento por apartamento).
    ¡Qué fastidio cuando en tu propia casa no se puede estar tranquila! Ojuuuuuu.... :S

    Oye, lo mismo ha sido algún graciosillo, ¿no? Puedes probar a ponerla otro día que tengas libre y ver qué ocurre. Por comprobar si ha sido casualidad o no, digo...
    Y si no ha sido casualidad, pues a participar tú también de las quejas a los demás... ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si a mi la música electrónica me gusta, y mucho, pero hay música y música , como todo en la vida para todos los gustos. Pero si se permite la libertad de ser "music producer" que no proteste cuando los demás hacemos vida.
      Y no ha sido causalidad, porque cuando salí oí como se cerraba la puerta de su terraza (que está al lado de la entrada principal).
      Lo dejaré pasar esta vez, pero Marido está que trina, yo no tengo control para decirles nada, me puede el carácter jajaja. Pero cuando menos lo esperen bajaré a timbrar cuando esté con "su música".

      Era Heroes del Silencio lo que yo estaba escuchando, le he preguntado a Marido ... si de haber sido música clásica, que a veces también me da, hubiera pasado lo mismo?

      Eliminar
  2. A lo mejor es que no le gustan Héroes del Silencio... Prueba a ponerles Camela, que lo mismo eso le motiva más... xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser que si, la próxima les pongo Camela a ver que pasa xD xD xD xD eso si.... dejaré la música puesta y me iré a pasear! jajajajajaja

      Eliminar
  3. Vaya tela! Cuando estaba leyéndote también me he acordado de la experiencia de Rocío en Dublín, yo nunca he tenido un vecino tan por culero pero tiene que ser desesperante. Pero, ¿sabes lo que te digo?, que mientras respetéis las horas de descanso que timbren lo que quieran, que llamen a la policía si quieren, que poco resultado les va a dar. Ánimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que me fastidia, que si hubiera sido dentro de las horas de descanso (que no iba a ser el caso)....
      Lo peor de todo es que timbraran y se fueran... como niños pequeños, que ni si quiera tuvieron cara de decirnos nada. Si me hubieran dicho "oye que hemos pasado muy mala noche" o cualquier otra cosa, hasta que nos les gusta la música, yo que se, me hubiera valido cualquier argumento! Lo hubiera entendido, pero eso de timbrar y meterse en casa no me entra en la cabeza....

      Eliminar

Publicar un comentario

Tus comentarios son parte de la vida de este blog.
¡¡Gracias por pasar por aquí!!