Alimentos que ayudan a regular el ciclo menstrual

Es cierto que todo lo que comemos afecta a nuestro cuerpo de una u otra manera, en este caso os dejo una lista de alimentos que afectan al ciclo menstrual. Si es cierto que todo en su justa medida y que de vez en cuando viene bien comer uno de esos alimentos que son malísimos para nuestra salud.

Alimentos que se deben reducir o evitar.


Hidratos de carbono refinados (harina blanca, azúcar, pan blanco, pasta blanca, arroz blaco…). Irrumpen el ciclo menstrual creando insulina que produce un aumento en el almacenamiento de grasas. El exceso de grasa afecta negativamente a la ovulación.

Café, alcohol y alimentos altos en sal. Producen retención de líquidos y aumentan la tensión y la irritabilidad.

Grasas animales / grasas saturadas. Estas grasas se encuentran en los embutidos, la mantequilla, bollería y pasteles de producción industrial. Los ácidos grasos saturados se metabolizan en el cuerpo aumentando inflamaciones y vasoconstricciones.

Alimentos y compuestos recomendados.


Omega-3. Actúa como antiinflamatorio y vasodilatador.
Se encuentra sobre todo en el pescado azul (sardinas, anchoas, salmón, bacalao, atún, arenque), también en la yema del huevo y en el marisco, el marisco además aporta zinc que es imprescindible para el buen funcionamiento de las hormonas sexuales.
También se encuentra omega-3, en menor cantidad en alimentos vegetales como las nueces, las almendras, garbanzos, la soja, grosella negra y el aceite de onagra, aun que se necesitan cantidades relativamente elevadas de aceite de onagra para obtener la cantidad suficiente de omega-3.

Proteinas. Mejoran el equilibrio hormonal.
No solo se encuentran proteínas en la carne, también en el queso, por ejemplo, el requesón es un queso con gran contenido en proteínas y muy bajo en grasas. También contienen muchas proteínas los huevos cocidos, las almendras, las nueces, los cacahuetes y los garbanzos.

Magnesio y ácido fólico. El magnesio es imprescindible para el buen funcionamiento muscular, el ácido fólico ayuda a reducir riesgos de formación del feto en caso de posible embarazo y recomiendan su consumo mínimo tres meses antes del embarazo para que esté en el organismo en el momento de la implantación.
Se encuentra magnesio y ácido fólico en verduras de hoja verde como la acelga o la espinaca y en frutos secos.

Vitamina D. Mejora la comunicación entre células, lo que hace que las hormonas se estabilicen.
Se encuentra vitamina D en productos lácteos, atún, yema de huevo, salmón, sardinas y aceite de hígado de bacalao. 
Para un incremento de vitamina D es muy importante asegurarse de obtener suficiente luz solar, mínimo de dos a tres veces por semana.

El chocolate negro (al menos 70%). Tiene actividad estrogénica y ayuda a mejorar la circulación mediante la reducción de la agregación plaquetaria. También mejora la micro circulación en los ovarios y las glándulas endocrinas, y aumenta la dopamina.



Espero que os haya gustado :-)
¡Saludos y hasta la próxima!

Comentarios