¿Por qué?

Me molesta cada vez mas cierta actitud que tienen algunos extranjeros de cara al país y los residentes de nacionalidad de ese país que les ha acogido y les ha dejado trabajar aquí, también hay muchos otros que machacan a personas extranjeras por no ser del mismo país del que ellos provienen.



Os cuento una situación como ejemplo, la que me ha llevado a escribir estas palabras, un ejemplo entre otros muchos que vivo diariamente:
Las 9 de la noche, tienda cerrando (ya salió por megafonía que la tienda cerraba).
Compañera de trabajo recogiendo.
Familia (no diré nacionalidades, pero extranjeros) con niño como Pedro por su casa.
Niño tirando por ahí todo lo que pilla mientras mi compañera de trabajo se dedica a poner orden para el día siguiente y la mamá le ríe la gracia.
Compañera de trabajo le dice muy educadamente y sin reprimenda al niño que eso que ha tirado lo tiene que poner en su sitio.
Mamá suelta una frase al estilo: algo así solo lo puede pedir un puto suizo, estás aquí para recoger lo que queramos.

No diré nada sobre la situación en si misma, solo que hay extranjeros que van con el ese filtro, que van siempre pensando mal, que siempre piensan que las cosas se les dice porque nos extranjeros.

¿Qué necesidad hay de insultar y menospreciar? 
Trabajo de cara al público, y por mi trabajo pasan muchísimas personas durante el día, muchísimas nacionalidades diferentes, muchísimos caracteres y personalidades. Y cada vez mas vivo situaciones en las que personas extranjeras dicen con mucha maldad, rabia y odio en su tono cosas como (y pido perdón por el vocabulario) "suizos de mierda" ... "putos suizos" .... la combinación de "putos suizos de mierda" entre otras muchas barbaridades, además de las maneras y el trato como si los nacionalizados fueran escoria (y esto curiosamente de extranjeros que hablan perfectamente alemán y dialecto, vamos que llevan aquí muchísimos años y que incluso puede que se trate ya de segundas o terceras generaciones).
Y yo me pregunto ¿por qué? Si es cierto que en suiza se hacen las cosas de manera muy especial, si es cierto que haya cosas que se pueden entender mas o menos que otras, si es cierto que como extranjero cueste entender, pero me sigo preguntando ¿por qué? ¿qué necesidad hay de insultar al país que te está dejando tener una vida mejor, quizás, de la que podrían estar llevando en su propio país? 

Bien es cierto que Suiza no lo pone muy fácil, bien es cierto que como extranjero haya que rebajarse en ciertas ocasiones a aceptar trabajos que nadie haría, es cierto que hay muchos suizos que están hartos de tener extranjeros en su país, es cierto que hay muchísimos suizos que hasta se cierran en banda y ni se molestan en conocer un poco la cultura de los que vienen de fuera para entender sus actos.
Pero: la vida que llevan aquí muchos extranjeros no la podrían llevar en su propio país por falta de trabajo, tener coche, comprar casa propia no hubiera sido posible de no haber sido por haber estado aquí. No hay que desagradecer ni menospreciar con ese odio las oportunidades que ha dado la vida.

Otra cosa que no entiendo, y que me duele de todo corazón, son esos extranjeros que machacan a otros extranjeros. Hay muchos que llevan aquí mas tiempo que otros, que saben que ha sido difícil llegar hasta donde han llegado, que han tenido los mismos problemas de idioma y de cultura que los que acaban de llegar, y en lugar de ponerles las cosas un poco mas fáciles o simplemente dejarlos estar, se dedican a machacar al recién llegado, a reírse del poco y mal idioma local que habla en recién llegado, a ofrecerle trabajos duros y malos por, lo que yo supongo, la envidia de que el recién llegado ya esté haciendo un trabajo que ellos han tardado años en alcanzar.
¿Por qué? si las condiciones son las mismas, permiso de residencia, bajo nivel de idioma, problemas para integrarse, las condiciones son iguales. No entiendo que necesidad tienen algunos extranjeros de machacar a otros en su misma condición.

Y lo peor de todo, el mas maltratado de todos es el extranjero casado con alguien que tiene la nacionalidad. Es el extranjero al que mas le hacen sufrir. Además todos dicen eso de "ah, tu pareja es suiza, en ese caso lo tienes todo hecho". Pues no es así, no por el hecho de que un extranjero esté casado con una persona nacionalizada lo tiene mas fácil, es mas creo que a veces es hasta peor por eso de los prejuicios y estereotipos de la gente "se habrán casado por la residencia" ... "se habrán casado por dinero".  Los que mas gracia me hacen son esos que por la ignorancia piensan que los suizos tienen sueldazos y que por eso el extranjero que se casa con un suizo ya tiene la vida resuelta, y se quedan con la cara a cuadros cuando se les dice que no todos los suizos tienen un sueldo de 5000 - 6000 francos (o mas), hay suizos que ganan muy por debajo de eso, y esto lo sabrían si prestasen un poco mas de atención y dedicasen su energía a conocer su entorno en lugar de a odiarlo.

Seamos agradecidos de las oportunidades que nos brinda la vida, y que por muy duro que muchas veces sea llegar a conseguir algo no hay que odiar a esas personas o a ese país que a veces no lo ha puesto fácil, ni mucho menos tratar como a escoria a los nacionalizados.

Y esto no pasa solo en Suiza, también he visto situaciones así en España.

¿Llegaré a comprender algún día la existencia de tanto odio? ¿entenderé alguna vez esa rabia contenida de muchos extranjeros?

¡Un saludo y hasta la próxima!


PD: diré que soy nacionalizada suiza y española, he vivido muchísimos años en España (donde me ha pasado también de todo por ser "extranjera") y a pesar de ser nacionalizada hay momentos en los que los suizos crecidos y criados aquí ni a mi me lo ponen nada fácil, para muchas cosas soy muy española, para otras cosas soy demasiado suiza, no voy a explicar ahora todo esto pero es algo un poco complicado de entender.

Comentarios

  1. Creo que es una cuestión de respeto, de entender, que tu libertad termina donde empieza la mía y de ser respetuosos con el resto de la gente que te rodea, y por supuesto, sentirte respetada por los demás en tus ideas, cultura y formas de vida.
    Desgraciadamente, el respeto se está perdiendo a pasos agigantados.
    Yo siempre digo que no hago lo que no quiero que me hagan a mí, pero no todos viven de esa manera, ni piensan igual, sean de donde sean. Una pena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso hago yo también, tratar a los demás como me gustaría que me tratasen a mi. Todos nuestros actos, buenos y malos, dejan mas huella en los demás de lo que creemos.
      La pena es que no todo el mundo piensa igual.

      Eliminar

Publicar un comentario

Tus comentarios son parte de la vida de este blog.
¡¡Gracias por pasar por aquí!!