La gran duda

Reconozco que el mes pasado me obsesioné un poco bastante con el tema de embarazarnos, y que no paré de hacerme test de embarazo como una loca.
Este mes lo he tomado con mucha mas calma, si es cierto que estoy haciendo seguimiento de la temperatura basal por las mañanas y he hecho pipi en los famosos palitos para detectar si hay ovulación.
Los palitos detectores de ovulación no han llegado a dar positivo, siempre la ralla de prueba de que el test es válido y la que dice si es positivo o negativo nunca ha llegado a ser roja del todo, lo que si es que según la temperatura basal la ovulación la debería haberse producido.
El la orina siempre dice con un par de días de antelación que se va a producir la ovulación, la temperatura siempre va a ser signo de que ya ha sucedido.

La semana pasada estaba muerta de frío y de cansancio, con una debilidad tal que era ver un banco en la calle y se me pasaba por la cabeza la idea de tumbarme a dormir. Fui al médico y he estado de baja 5 días, de los cuales 3 he estado afónica total (que lo sigo estando). El lunes fui al trabajo, casi sin voz, me fui antes a casa a seguir haciendo voto de silencio para no estropearme mas la garganta, ayer fui al trabajo con la idea de que ya estaba un poquito mejor, me tuve que ir antes y directa al médico. Me ha dado una modernez para disolver en agua para hacer vapores debajo de una toalla y me ha prohibido hablar. Menos mal que Marido ya trabaja y que "disfruto" de la soledad en casa.

Después de todo este episodio de haber estado malita, el cansancio y el estrés no se si habrá que esperar al mes que viene para embarazarnos, no se hasta que punto mi cuerpo tiene la fuerza y energía suficiente como para poder con todo.

Y estoy empezando a pensar que con lo cansado y estresante que es mi trabajo y el descontrol de horarios que tenemos (un día turno de mañana, un día turno de tarde...) no conseguiremos el embarazo nunca porque no tengo un ritmo de vida normal, no tengo una rutina que me permite descansar como me gustaría, prefiero pensar así. Es mi manera de protegerme, no quiero empezar a hacerme ilusiones y luego tener que darme el batacazo, prefiero pensar que no y que si llega pues alegría.

Veo a las mamás con sus bebés y me invade una envidia, un no se qué, ese deseo de "yo también quiero" "cómo me gustaría estar en su lugar" "ojalá fuera yo", es una sensación que no había tenido nunca, y eso que ya cuando tenía 20 años decía que quería ser mamá y nunca me había pasado eso. No se ni como describirlo, es una enorme sensación de querer para la que no encuentro otras palabras.

Se que soy una pesada, se que cuando quiero algo me vuelvo muy cabezota.
Pero la gran duda es ¿será este mes?

Comentarios

  1. Espero que ya estés bien del todo, y no te agobies, si acabáis de empezar a buscar!! Si no es este mes será el siguiente, pero seguro que cae mujer. La sensación que describes con los bebés la conozco perfectamente, me pasa a mi cada vez que veo un bebé y mira que ya tengo a los dos monstruitos, pero tengo tantas ganas de un tercero que me pasa eso mismo! Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sigo afónica total, pero el médico no me ha dado la baja, a ver que tal me apaño mañana en el trabajo!
      Llevamos cuatro años esperando a que la situación se normalice, para poder tener una base, se que si nos ponemos a esperar nunca es el mejor momento para tener hijos porque nunca se dan las condiciones idóneas, pero después de cuatro años dandole vueltas son muchas las ganas que tenemos.
      Mujeres de mi entorno me han dicho que cuántas mas ganas tenga, mas me empeñe en encontrar en el embarazo mas tiempo tardará, así que casi prefiero desconectar del tema y no "obsesionarme" y dejar que las cosas sucedan. Pero siempre está esa duda.. será este mes o no...
      Un beso Cristina!

      Eliminar

Publicar un comentario

Tus comentarios son parte de la vida de este blog.
¡¡Gracias por pasar por aquí!!