La visita larga de Kraken


Ya os conté el curioso nombre que le he puesto a mis episodios de hambre, también os conté que curiosamente, desde que sigo mi ciclo menstrual, coincide con mis días fértiles.
Pues esta vez parece que ha llegado para quedarse o que se yo, su visita suele durar de tres a cuatro días máximo, esta vez desde que llegó no se ha ido. Llevo desde entonces comiendo todo lo incomible, con las combinaciones tan raras como estar comiendo gazpacho y pensar en el sabor de una tableta de chocolate suizo. 
Hace un par de días me subí a la báscula y lo gracioso es que a pesar de comer todo lo que estoy comiendo no he engordado, y no es que haya aumentado mi actividad física como para necesitar mas energía, sigue siendo la misma de siempre.

Si no termino explotando en el intento, seguiré informando.


Comentarios

Publicar un comentario

Tus comentarios son parte de la vida de este blog.
¡¡Gracias por pasar por aquí!!