Vacaciones


Creo que me está empezando a afectar el hecho de no haber disfrutado de mis vacaciones. He disfrutado, y mucho, de poder tener dos semanas que he dedicado a la mudanza, si. Pero no he tenido tiempo de renovar mis energías, no he tenido tiempo de estar tirada sin hacer absolutamente nada mas que respirar. Y lo estoy empezando a notar en el cansancio diario, me despierto cansada y no me recupero ni en mis días libres, tampoco es que un día libre a la semana ayude mucho a la recuperación.

Así que tengo que dejar de pensar en cuándo serán las siguientes vacaciones y centrarme en el día a día, centrarme en el descanso mínimo cada noche y no hacer demasiadas cosas en mis días libres, poner el modo ahorro de energía siempre que sea posible porque sino terminaré desfalleciendo. 

Ayuda mucho saber que en el piso nuevo está casi todo hecho y que solo queda ultimar detalles.
Tener un balcón en el que da el sol todo el día y pasar los domingos en la tumbona.
El buen tiempo que está haciendo por estas tierras, sorprendente para el mes de abril, y poder hacer el desayuno tardío los domingos.

Tendré que ser paciente y esperar con calma hasta junio. Siempre queda el balcón.

Comentarios