El día que todo cambió


Hoy hace siete años todo cambió en mi vida, el 23 de abril de hace siete años cambiaron nuestras vidas.

Hoy fue el día que nuestras vidas se cruzaron, fue el día que nos encontramos, fue el día que comenzó nuestra loca e increíble historia.
Hace siete años ya del comienzo de nuestra historia, siete años que no cambiaría por nada en el mundo, siete años en los que te has convertido en lo único que tengo en el mundo.

Siempre he dicho que nos tendríamos que haber conocido antes, siempre digo que lo nuestro me parece tan increíble, que te quiero tanto que los años que he estado sin ti me parecen un desperdicio y por eso tengo la sensación de que tu y yo nos conocíamos de siempre, nunca has sido un extraño para mi, desde el primer momento supe que podría confiar plenamente en ti.

Después de siete años eres mi marido, eres mi mejor amigo, mi compañero de viajes y fatigas. Sobre todo y mas que nada, eres parte de mi, eres como una extensión de mi existencia.
Contigo puedo ser como soy, puedo tocar vacas y olvidarme de las entradas que no importa, todo va a seguir siendo maravilloso.

Gracias por haber vuelto a mi vida, por estar ahí, por dejarme ser, por aguantarme, por quererme, por alimentar mis locuras, por compartirlo todo conmigo, por sacar lo mejor de mi, por lo que soy a tu lado, por lo que somos juntos.


Comentarios

  1. Que bonito Verena, enhorabuena por esos siete años. Se os ve muy felices. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Cristina!
      Hemos pasado por muchas juntos, tantas que yo no nos puede nada.. Creo que ese es el gran secreto de nuestra relación.

      Eliminar

Publicar un comentario

Tus comentarios son parte de la vida de este blog.
¡¡Gracias por pasar por aquí!!