Todos los muebles de una vez

La mudanza ya está casi lista. Solo quedan un par de detalles que guardar en cajas y marcharnos de aquí al nuevo hogar.
He "sacrificado" mis dos largas y bonitas semanas de vacaciones para poder quitarme de encima todo lo referente a nuevos muebles cuanto antes y muchos os preguntaréis por qué si todo se pude hacer poco a poco.

Paso a explicar mis razones para hacerlo así.

El año ha comenzado de muy mala manea y quiero poder disfrutar de la segunda mitad del año sin preocuparme de nada absolutamente, bastante he tenido ya como para pasarme lo que queda de año preocupándome por muebles. 
Marido y yo llevamos desde enero mirando catálogos de muebles y sabemos lo que queremos, solo nos queda medir las habitaciones y confirmar que esos muebles que nos gustan tienen espacio en la nueva casa. De la decoración ya nos iremos encargando según vayamos viendo el tipo de luz que hay en el piso y las necesidades que vayamos teniendo durante los primeros meses, pero la idea desde un principio es lo mínimo posible, además yo tengo un montón de trabajos realizados por mi padre que me gustaría elegir algunos y enmarcarlos. 
Trabajo al 100%, y no precisamente con horarios de oficina con los que todos los días pueda entrar y salir a la misma hora. Cada día tengo un horario diferente, hay días que llego a casa casi a las 11 de la noche y sinceramente no me quedará energía para ponerme a elegir muebles, ni tiempo para poder dedicarme una tarde en una tienda. 
El mes de abril es un mes con muchísimo trabajo y muy estresante para mi por este motivo y me gustaría poder vivir entre cajas el menor tiempo posible, para poder tener calma, armonía y estabilidad en el hogar lo antes posible o terminaré con un ataque de nervios (otro, porque ya he sufrido uno y he estado de baja por ello)
Trabajo para una gran empresa de muebles y lo último que me apetece es quedarme después de la jornada a hacer ninguna compra, porque paso suficiente tiempo allí metida como para encima pasar horas de más, que si ya tengo la sensación de vivir en la tienda no quiero que encima definitivamente parezca que vivo allí (si cuando hay clientes que me dicen que todos los días estoy allí dando el callo, yo con mucho humor contesto que tengo mi cama en la sección de dormitorios...).

Y aun que sea un desembolso grande traer a casa todos los muebles en una misma compra, será una tranquilidad saber que ya no habrá que pisar la tienda nada mas que para pequeñas cosas y para el trabajo. Me he pasado cuatro años queriendo salir del pequeño piso, cuatro años obligándome a mi misma de alguna manera para no cogerle demasiado cariño a este sitio porque siempre ha sido algo temporal, cuatro años en un piso en el que nunca me he sentido como si fuera nuestro hogar así que ahora quiero poder empezar a disfrutar de un hogar cuánto antes, disfrutar del que al fin será nuestro piso de casados y no el pisito de solteros.

Puede que a muchos os parezca demasiado extremo, una manera de hacer las cosas demasiado exagerada, pero son muchos años esperando por esta mudanza, son muchos años esperando a poder decir eso de hogar dulce hogar

Comentarios

  1. Hombre tiene su parte positiva, como bien dices te lo quitas todo de en medio en un plis plas. El desembolso sí que será grande, pero bueno, si os lo podéis permitir, pues perfecto. Ánimo con esa mudanza!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Tus comentarios son parte de la vida de este blog.
¡¡Gracias por pasar por aquí!!