Maternidad

Se han despertado en mi las ganas de ser madre, en realidad hace años ya decía que quería ser madre antes de cumplir los 30 años y no ha podido ser, ya he cumplido los 30 y ahora se que nunca va a ser el mejor momento para tener un hijo. En casa llevamos ya cosa de un año hablando de tener hijos, con la ilusión de que sería precioso que pudiéramos compartir algo tan bonito.

Hace un par de meses le dije adiós a mi tratamiento hormonal anticonceptivo y la semana pasada estuve haciendo un repaso sobre como funciona el ciclo menstrual y sus diferentes fases, esas cosas que me explicaron en clase de biología durante la educación secundaria que con el paso del tiempo se van olvidando. No lo repasé para volverme una de esas mujeres obsesionadas con la temperatura, la fase mas fértil y demás factores, simplemente tenía curiosidad por volver a saber como funciona el mecanismo de la mujer.

Quizás ahora no sea el mejor momento, el estrés influye muchísimo en el cuerpo, hace poco volví a tener un pequeño episodio de vómitos y diarrea que la doctora describió como síntomas vegetativos a causa de la situación actual y la cantidad de cosas que se han juntado. Pero mi marido estará pronto bien con el tema de su rodilla y podrá volver a trabajar, dentro de nada estaremos en un piso mas grande y la situación volverá a estabilizarse.

Con lo que si quiero ser consecuente es con mi tipo de alimentación, creo que es la base para todo. Por ejemplo, he dejado de tomar cafeína, ayer por la tarde tomé mi primer café después de casi tres semanas. He empezado a evitar la carne, me he puesto a mi misma la norma de que si he comido carne el día anterior al menos no comer carne al día siguiente. La época del año también es estupenda para eso porque dentro de poco empezaremos a hacer nuestros gazpachos diarios, gran fuente de vitaminas y minerales, y comeremos muchas mas ensaladas y verduras a la plancha que en invierno. También volveremos a poder pasear por el bosque, salir a tomar el aire fresco junto al río para despejar la cabeza y liberar tensiones. La primavera y el verano son las épocas del año mas relajadas para nosotros, no somos muy amigos de los deportes de invierno ni de la nieve así que solemos hacer mas bien vida casera.

No me obsesiono, pero es ver a una mujer embarazada y me invade la envidia, me invaden las ganas de querer estar así muy pronto. Y es que los hijos no se planean, será cuando tenga que ser, pero si procuro estar bien conmigo misma será mas fácil que suceda.

¿Consejos útiles?

Comentarios

  1. Qué bien Verena!! Espero que lo consigáis prontito, y con lo que te estás cuidando ya verás como sí. Nos mantendrás informados ¿no? Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Intento consumir la menor cafeína posible, comer mucha verdura y fruta, descansar cuando el cuerpo me lo pide (que a veces aun que esté cansada soy de las que fuerza la máquina hasta el agotamiento..). Si al final conseguimos quedarnos embarazos seguramente será noticia de primera plana, llevamos hablando del tema desde hace bastante tiempo y es algo tan deseado como lo era la mudanza :-)

      Eliminar

Publicar un comentario

Tus comentarios son parte de la vida de este blog.
¡¡Gracias por pasar por aquí!!