Mala pata para la mudanza.

A mes y medio de la mudanza ha ocurrido un estúpido accidente que me deja a mi todo el trabajo.
Mi marido ha tenido un accidente laboral, se ha dañado la rodilla y la tiene inmovilizada. Aun no sabemos al 100% lo que tiene pero que para la fecha de la mudanza no va a estar bien.

¿Qué supone esto para mi?
Que tendré que hacerlo todo yo sola, recoger, empaquetar todo en cajas, limpiar el piso para la entrega y todo ese largo etc que se añade a la lista de cosas que hacer. Además de que él no se puede mover de casa y me toca a mi hacer lavadoras, hacer la compra y todas esas tareas domésticas además de trabajar.
Por suerte y por desgracia teníamos planeadas vacaciones en marzo y teníamos billetes de avión, reservas de alojamiento y todo ya organizado y eso tampoco podrá ser, así que viendo el lado positivo tendré dos semanas para estar en casa poniendo orden.
Ahora estamos a la espera de que las compañías aéreas decidan devolvernos el dinero, entregando justificación médica espero que al menos los billetes que le corresponden a él nos los devuelvan.

Por suerte hay un equipo de mudanza que ofrece un servicio estupendo y que está disponible para la fecha de la mudanza. Aun queda tiempo, pero ese día hay tantas mudanzas que para curarme en salud ya tengo contrato con ellos.

Si hace un par de semanas no sabía por donde empezar, con la nueva situación si que no se ni por donde coger todo esto. En mi cabeza no dejo de visualizar mis dos semanas de vacaciones y el como posiblemente organizarme para todo.

¡Qué mala pata!

Comentarios