Tradición anual

Ya no me acuerdo de cuando empecé, pero hace un montón de años que siempre envío tarjetas navideñas a la familia mas cercana.
Normalmente las tarjetas las hago yo, con cartulinas, rotuladores, purpurina, recortes de papeles de colores y cosas así. Este año la rigurosa y estricta vida laboral en Suiza no me deja tiempo ni para respirar, así que no tengo tiempo para hacerlas.
Este año editaré el contenido de las tarjetas, he tenido que comprarlas porque a este paso no me daba tiempo a que lleguen cuando tengan que llegar.
Al menos las he comprado "Made in Switzerland".

En realidad ni si quiera he sido yo quien ha ido a la papelería, ha sido mi pobre y sufrido marido, que parece el chico de los recados porque seguramente también será él quien las tenga que llevar a la oficina de correos para enviarlas.
La compra la hizo con asistencia técnica por mi parte, enviándome fotos por mensajería instantánea para elegir entre los dos, mientras yo estaba de camino al trabajo.

Es lo único que hago para estas fechas, en casa no tenemos sitio para montar el árbol, ya ni nos hacemos regalos de Navidad, aun que el año pasado hubo algunos con nota de humor como el carrito de la compra que recibió mi marido (él es quien se dedica a esas cosas en casa, la compra, lavadoras y todo eso, por eso nos hizo gracia como regalo).


Así que a pesar de la falta de tiempo este año también habrá tarjetas navideñas.

Comentarios

  1. Qué costumbre más buena! En estos tiempos en los que es difícil ver algo escrito a mano siempre gustan estos detallitos. Te tengo que copiar, gracias por la idea!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que este año no se ni si quiera si me va a dar tiempo escribirlas a mano, tengo algo preparado impreso. Lo que si me dediqué a buscar una frase, ya el año pasado lo hice, de algún escritor clásico. Algo para reflexionar, algo positivo para el siguiente año ;-)
      Pero si es una tradición que me gusta seguir, recibir algo en el buzón sigue siendo una de las cosas mas románticas.

      Eliminar

Publicar un comentario

Tus comentarios son parte de la vida de este blog.
¡¡Gracias por pasar por aquí!!