Querido Solsticio de Invierno


Tu llegada ha sido completamente inesperada, ya ni recordaba que hoy era ese especial día.
Gracias por haber llegado, tu presencia nos brinda días con mas horas de luz, tu presencia nos brinda noches mas cortas, lo que es muy bueno y necesario para mi salud física y mental. Deseo desesperada la llegada de la primavera, pero me conformo con lo que tus nos traes: mas horas de luz. 
La sensación de salir del trabajo a las 5 de la tarde y que ya sea completamente noche me devora la energía, después de ocho horas encerrada en el trabajo es un disgusto ponerse de camino a casa y que ya a esas tempranas horas de la tarde sea noche profunda.
También nos traes la posibilidad de nieve, que es algo que odio, pero al menos lo compensas regalándonos cada día un ratito mas de sol, y solo de pensarlo mejoran mis ánimos.

Gracias por la noche mas larga del año y lo que viene después.

Comentarios